Girón: trabajar por España     
 
 Gaceta Ilustrada.     Página: 38. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

GIRÓN:

TRABAJAR POR ESPAÑA

L OS aproximadamente cuatrocientos ex combatientes que en el 1. N. P. de Madrid aclamaron

a José Antonio Girón de Velasco como primer presidente de su Confederación, aplaudieron con

particular entusiasmo la frase Aquí han pasado muchas cosas y van a pasar muchas más,

pronunciada por el ex ministro en el acto de formación de una junta nacional que representa —

según dijo el señor Valero Bermejo, secretario— a 532.000 militantes agrupados en nueve

hermandades. En la reunión se nombraron, además, dos vicepresidentes, un secretario y un

tesorero (Benítez de Lugo, Guinea, Valero Bermejo y Martínez Emperador). Antes de que el

señor Girón pronunciase el breve discurso y leyera la declaración de Principios de la

Confederación, el general García Re-bull habló a los asistentes y con voz a veces quebrada

dijo que fa misión habría de ser proteger y guardar de sus enemigos a la España eterna que

soñamos en las velas y en las trincheras, para hacer más tarde referencia al discurso de) señor

Labadíe Otermín ante el Consejo Nacional y repetir la frase que aludía a defender la victoria

con uñas y dientes.

AL MONTE. — Con emoción y escueto sentido de la responsabilidad, acepto la honra que me

dispensáis... —comenzó diciendo el señor Girón con su conocido tono oratorio—. Nos incumbe

un grave compromiso en esta hora —continuó—; os diré más: nos incumbe la misma

responsabilidad que por razones de honor nos echó a\ monte en 1936. Afirmó que es hora de

trabajar por España, y en otro momento indicó: Estamos aguí por nuestra propia inquietud,

porque nos aguijonea la injusticia y nos impulsa el deber de cerrar el paso a quienes quieren

arrebatarnos la victoria.

Con gran deleite tipográfico, «Pueblo» y «El Alcázar», de ´Madrid, titulan la información del acto

con la contundente ´frase: Girón, Presidente, indicando en tipografía menor «de qué». Toda la

prensa del país ofreció amplia referencia de la reunión señalando diversos matices de signo

diverso. En «Mundo Diario», de Barcelona, José Manuel Girones escribía, al referirse a los

asistentes: ...todos ellos ya en edad más de tener nietos que de tener hijos y terminaba su

crónica señalando que si de algo estuvo ausente este acto es de gente ¡oven. Casi como una

respuesta a esta apreciación, Europa Press distribuyó una noticia en el sentido de que sesenta

y una personas —de edades comprendidas entre dieciocho y treinta y nueve años— habían

hecho público un comunicado de adhesión a la declaración formulada por el señor Girón de

Velasco. «Witiza», en «El Alcázar», hablaba de un centenar, y «Arriba» publicaba la

comunicación completa, incluida la «nota» final en la que se decía: ...Rogamos disculpas at

gran número de jóvenes que desearían adherirse y que, por razón de esta urgencia, no han

tenido cabida sus nombres en este escrito.

¿QUIENES SON? — Aún estaban calientes las declaraciones de Ricardo de la Cierva a

«Posible», de Madrid (Añora va a ser todo muy difícil porque se están dando cuenta de que

nosotros no éramos el enemigo. El enemigo es e/ vacío), cuando «Ya» publicaba un editorial

titulado precisamente Evitar el vacio en el que se refería a la Confederación Nacional de Ex

Combatientes y a otros grupos: El peligro seria que alguna de esas asociaciones se creyera

monopolizadora de esos principios o se invistiese con una pretensión de especial lealtad a ¡os

mismos. En este mismo periódico de la Editorial Católica, su corresponsal en Barcelona, Vigil,

recogía una carta dirigida a don José Antonio Girón por e! señor Casassas Miralles, de treinta y

nueve años, candidato con casi setenta mil votos en las pasadas elecciones a procurador en

Cortes, tercio familiar. Me sorprende —dice el señor Casassas— que e¡ nuevo presidente haya

dicho que hay que evitar que se desvanezca la esperanza de la nueva España, después de

haberse ´echado 01 monte» hace ya más de treinta y ocho años y de haber ganado la victoria

hace más de treinta y cinco... ¿Qué ha hecho usted entretanto? Pregunta también el señor

Casassas —siempre según la información de Vigil— quiénes son Jos que quieren arrebatar la

victoria: A todos nos gustaría saberlo, pero con nombres propios y apellidos. Se refiere a la

frase del ex ministro es hora de trabajar por España y el remitente dice que no entiende y

pregunta para quién y por qué trabaja el señor Girón, especialmente en Fuengirola. Sigue

diciendo el corresponsal de «Ya»: El señor Casassas concluye recordando que José Antonio

dijo que *en política hay obligación de llegar, y de llegar a ¡a hora ¡usía*. Han pasado treinta y

ocho años...´.

AUSENCIA. — El momento culminante de la reunión de ex combatientes se produjo cuando el

señor Girón se alzó de su asiento y gritó: Ex combatientes, ¡en pie! ¡Viva Franco! ¡Arriba

España! ¡Viva España! Algunos comentaristas han señalado la ausencia en las voces de ritual

de la referida al Príncipe de España. «Argos» señala en «ABC» que los que impusieron en la

Asamblea... que no se gritara ´¡Viva el Príncipe! fueron veinticinco compromisarios

tradicionalistas frente a doscientos. Otros observadores relacionan como curiosidad esta

ausencia con el párrafo del «Oriamendi» (que fue cantado, igual que el «Cara al Sol», el Himno

de ´Infantería y el de la Legión) que dice: «Cueste lo que cueste, se ha de conseguir que entre

ef Rey de España en la Corte de Madrid»,

Aunque el señor Girón habló de compromiso revolucionario, generalmente la Confederación es

calificada como de «derechas», afín con ideas como la señalada por Miguel Primo de Rivera y

Urquijo en un artículo publicado en «Arriba» en el aniversario de José Antonio: Nuestro Estado

debe ser un Estado autoritario que permita una libertad política ordenada contra el libertinaje

que proclama el Estado liberal. Precisamente las derechas han sido punzantemente criticadas

en estos días, por ejemplo por el ya citado y dimisionario Ricardo de la Cierva, quien, en un

acto público, leyó este,párrafo de su libro «Historia básica de la España actual >: La extrema

derecha es ya una cascara muerta. Su derrumbamiento final está cantado para esta misma

generación: aunque sus últimos coletazos producirán, sin duda, víctimas propiciatorias; señaló

que la página era la 516 y agregó: ...La extrema derecha ha sido una constante hisótrica en la

España contemporánea, pero en el futuro tiene muy pocas, posibilidades. Su influencia ha sido

decisiva porque aquí !a derecha siempre ha actuado como si fuera extrema derecha.

38 GACETA ILUSTRADA

 

< Volver