Declaraciones del lendakari Garaicoechea. 
 "No tenemos resortes para luchar contra la ETA"     
 
 Diario 16.    12/07/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Declaraciones del lendakari Garicoechea

«No tenemos resortes para luchar contra la ETA»

«El Gobierno vasco no tiene resortes para poder luchar contra ETA, pero sí autoridad moral», declaró ayer el lendakari Carlos Garaicoechea en el transcurso de un desayuno de trabajo con mujeres periodistas. Las transferencias al Gobierno vasco y la autodeterminación fueron otros temas tratados, además de la ETA.

Vitoria

La ETA, la autodeterminación, las transferencias al Gobierno vasco, su papel como presidente, la Policía autónoma, el PNV, y las posibles alianzas políticas, fueron algunos de los temas abordados por el lendakari, Carlos Garaicoechea, en el transcurso de un desayuno de trabajo con un grupo de mujeres periodistas, invitadas en esta ocasión a la sede de la presidencia vasca, Ajuria Enea, en esta ciudad.

«La solución al problema de ETA —dijo el presidente del Gobierno vasco— está en que la estrategia que se adopte tenga soporte popular, de que se persuada al propio pueblo vasco de que la solución que propugnamos es la buena, demostrando que las vías políticas son las más adecuadas.»

«üs lógico —añadió— que, sin embargo, se produzca desconfianza. La única realidad objetiva es que desde 1978 no se ha primado a las instituciones autonómicas vascas, con lo cual, de modo indirecto, se ha estado primando a las vías violentas. Si conseguimos desgajar un sector importante de ese 15 por 100 del pueblo que apoya las vías violentas, demostrando que nuestra opción es la buena, habremos conseguido algo muy importante; porque estoy convencido de que por las vías pacíficas conseguiremos avanzar.»

«ETA —continuó— no es una cosa homogénea. Hay en ETA sectores muy amplios que sinceramente piensan que por la vía política no se avanza y optan por un radicalismo nacional; también hay en ETA pescadores de río revuelto que no actúan movidos por un nacionalismo radical, esa magma de marxistas leninistas integrados en ETA.»

Negociación con ETA

Para Carlos Garaicoechea no es legítimo que algunas formaciones políticas que han intentado la negociación con ETA, y han fracasado en el intento, se escandalicen cuando el PNV y el propio presidente se ha manifestado a favor de una negociación.

Esta negociación, que en todo momento fue considerada incondicional por parte del lendakari, se basaría en tres puntos sucesivos: 1. Autentificación de cuál es el alcance verdadero del autogobierno estatutario,

alcance que se desconoce en sectores próximos a ETA. (Esta labor de aclaración correspondería al Gobierno central.) 2. A partir de esa clarificación y presumiendo que pudiera ser satisfactoria y creara en estos grupos radicales próximos a ETA una duda razonable, se exigiría a ETA un compromiso de cese de hostilidades. 3. Por último, un estudio de medidas para aliviar la situación de quienes están en prisión.

«Yo sé que esto tiene un margen escaso de prosperar, pero creo que en circunstancias tan graves hay que tener una perspectiva histórica, no dejarse cegar por los acontecimientos inmediatos, aunque comprendo la difícil situación que para esa comprensión puede haber por quienes han sido salpicados por la violencia de ETA. Es necesario poner de manifiesto, antes de darlo por perdido, que se ha tendido una mano generosa. Antes de declarar la guerra es necesario intentar la paz.»

Responsabilidad

«Nosotros somos radicales en contra de la violencia. Haremos cumplir la ley, porque nadie ha de esperar incoherencia por nuestra parte. Haremos cumplir la ley a todos, sean de izquierda o derecha. Se dice que el Gobierno vasco tiene que resolver el^ problema de ETA. Pero es que el Gobierno vasco sólo tiene autoridad moral. No tenemos ni medios, ni competencias, no tenemos ningún resorte de poder que nos permita luchar contra la violencia.»

Autodeterminación e independencia

Preguntado Garicoechea su posición respecto de la autodeterminación del pueblo vasco, respondió que «como nacionalistas consideramos la autodeterminación en el terreno de los principios, no le volvemos la cara, y si se la volvemos es por un buen sentido político, como nacionalistas nunca consideraríamos la autodeterminación como anatema».

«Otra cuestión es lo que aconseja el buen sentido político y que en aras de un sistema democrático se ha sabido renunciar a ello y esto no debe escandalizar a nadie.»

Respondiendo a la pregunta de que si en la negociación con ETA, ésta pudiera plantear al PNV la promesa de un futuro de independencia, contestó: «No podemos prometerlo, no somos tan incoherentes.»

Conexiones con ETA

Las posibles conexiones de los encargados de la seguridad por el Gobierno vasco con la ETA fue otra de las cuestiones que le fue planteada al presidente del Gobierno vasco. «Por favor, no... —respondió—, eso es una especie de insidia lanzada por no se sabe quién. Es cierto que en nuestra organización tenemos etarras desengañados, pero eso es un buen síntoma. De ahí a que tengan connotaciones de ETA, eso no es absoluto cierto.

Valoración de las transferencias

La valoración del Estado de las transferencias de la Administración Central al Gobierno vasco, es a su juicio, negativa.

Sin embargo, reconoce que «pedir ahora que nos transfieran todas las competencias que se contemplan en el Estatuto sería una insensatez, porque hay áreas que requieren una preparación por su especial dificultad».

Garaicoecha insistió en que estaba convencido de que «si Pérez Llorca hubiera sido vicepresidente todo hubiera ido mejor, con un superministerio que coordinase y resolviese los criterios y discrepancias entre los distintos ministerios».

Ideología socialdemócrata

El lendakari situó su partido, el PNV, entre la UCD y el PSOE. «Somos un partido con una estructura colegiada y una ideología sociaidemócrata. El componente nacionalista nos permite aglutinar a sectores que, en otras circunstancias, estarían en partidos diferentes.»

En torno a la ausencia del Parlamento Español por parte del PNV, dijo que «es una censura permanente, tanto al Gobierno como a los partidos que aprobaron las leyes que supusieron una desconsideración con el Estatuto vasco. Sin embargo, reconoció que últimamente se han producido algunos hechos positivos, que permitirán un regreso inminente del PNV a las Cortes.

Garaicoechea considera muy difícil el entendimiento con el Gobierno, «porque hay temas que nos separan profundamente, como el de Navarra o algunas transferencias». Tampoco hay entendimiento con el PSOE. «Hasta ahora no nos ha dado ninguna respuesta satisfactoria a nuestros problemas específicos. La verdad es que no sentimos ningún cosquilleo especial ante el hecho de que el PSOE se encarame al Gobierno.»

La visita del Rey

La esperada visita del Rey, Don Juan Carlos al País Vasco fue otra de las preguntas dirigidas a Garaicoechea. «Sería —dijo— una petulancia inadmisible, por mi parte, señalar la fecha adecuada, sin embargo la visita del Rey debe ser con ocasión de un acontecimiento regio, crucial para la vida del País Vasco, que le diera el aire de un día festivo.»

 

< Volver