Un guardia civil continúa muy grave. 
 EE condena el atentado de Zarauz y pide a los vascos "una respuesta firme"     
 
 ABC.    06/11/1980.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Un guardia civil continúa muy grave

EE condena el atentado de Zarauz y pide a los vascos «una respuesta firme»

SAN SEBASTIAN. Euskadiko Ezkerra ha hecho público un comunicado en el que expresa su más «firme condena» por el atentado registrado el lunes último en Zarauz (Guipúzcoa), en el que perdieron la vida cinco personas —cuatro de ellas guardias civiles— y resultaron heridas otras cinco.

La citada coalición señala que dicho atentado es «una acción que va en contra de la seguridad de los propios zarauztarras y contra el propio pueblo de Zarauz, muy lejos de cualquier objetivo político en favor de las libertades democráticas. Este tipo de estrategia puede conducir al pueblo vasco a un callejón sin salida, haciendo cada vez más difícil la vía al socialismo y a la libertad».

El comunicado de la coalición «abertzale» finaliza con una llamada al pueblo para que, con la serenidad precisa, dé una respuesta firme y decisiva a estos hechos.

En cuanto al estado de los heridos, uno de ellos, el guardia civil Nicolás Martín continúa muy grave, mientras tos otros tres han experimentado una ligera mejoría.

El parte médico facilitado ayer en la Residencia Nuestra Señora de Aránzazu, dice lo siguiente:

«Los pacientes Izaskun Garmendía Aguirre e Ismael Aguirre Unanue continúan en observación y su estado es de mejoría.

El paciente Basilio Elola Mondolu ha experimentado una mejoría y continúa en reanimación. El pronóstico es grave.

Nicolás Martín Maestro, guardia civil, continúa en estado estacionario, permaneciendo en reanimación. Su estado es muy grave.»

En el mismo centro hospitalario se ha informado sobre el estado de Enrique Aguirre Pozos, víctima de un atentado registrado el viernes último en Rentería "(Guipúzcoa). Este herido se mantiene en estado estacionario y continúa ingresado en reanimación. Su estado es muy grave.

ENTIERRO DE LAS VICTIMAS

Los restos mortales de los guardias civiles asesinados en el atentado de Zarauz fueron enterrados ayer en las localidades de origen, O donde residen sus familias.

El sepelio del cabo primero Arturo López Hernández se celebró ayer en el cementerio madrileño de la Almudena. Previamente se había oficiado un funeral por su alma en el Hospital Militar Gómez Hulla. Asistió al acto el teniente general Gabeiras.

EL guardia Julián Castillejo Pérez fue enterrado a primeras horas" de la mañana en el cementerio de Alcalá de Henares (Madrid). El acto —al que precedió un funeral— estuvo presidido por el subsecretario del Ministerio del Interior y el director general de la Guardia Civil.

Otra de las víctimas, el guardia Modesto García Lorenzo, fue enterrado a mediodía en la localidad zamorana de Puebla de Sanabria.

También fue enterrado en Zarauz Miguel Lasa, peluquero de profesión, que fue la quinta víctima del atentado. Anteriormente se celebró un funeral en una iglesia de la localidad, que estuvo abarrotada de personas.

 

< Volver