Un proyecto con puntos oscuros     
 
 Diario 16.    16/11/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Miércoles 16noviembre 77/DIARIO 16

Un proyecto con puntos oscuros

MADRID, 16 (D16). -No sólo el lema de las nacionalidades constituye un punto

oscuro de nuestra futura Constitución: también cualquier referencia a la

Monarquía española y las funciones del Rey han quedado bastante veladas, hasta

ahora, por los miembros de la ponencia constitucional.

Unos ciento cincuenta artículos, con cierto desorden y confesadas deficiencias

técnicas, han sido redactados basta ahora por los constitucionalistas de AP,

UCD, CDC, PSOE y PCE que forman parte de la ponencia. Tras los iniciales

desacuerdos de agosto, en que se debatió fuertemente si el título preliminar del

borrador debía llevar incorporada la palabra "Monarquía" (como parece que así ha

resultado finalmente), los miembros de la ponencia entraron en una vía más

amistosa.

Hasta el momento, sólo el voto particular del PSOE, defendiendo la alternativa

republicana (el borrador incluye la palabra "Monarquía"), parece plantear un

serio enfrentamiento de fondo, de entre los cerca de cincuenta votos

particulares que los diversos grupos han ido presentando al articulado de la

Constitución. La mayor parte de estos votos corresponden. al parecer, al PSOE y

el PCE, que han visto derrotadas algunas de sus tesis, especialniente en lo

referente al título del poder judicial y atribuciones legislativas del Gobierno.

Derechos

El título referente a los derecho* fundamentales de la persona recoge, en

esencia, los postulados fundamentales de la Declaración de Derechos Humanos: los

derechos a la objeción de conciencia, defensa del medio ambiente, divorcio,

prohibición de la tortura, inviolabilidad de la correspondencia y conversaciones

telefónicas, igualdad política de todos tos ciudadanos, derecho al control de

calidad, etc.. serán contemplados en la Constitución, que también podría

consagrar el fin de la pena de muerte. Se introduce la figura del "ombudsman", o

defensor del pueblo, que dependerá del Parlamento.

Aunque hubo consenso sobre la necesidad de establecer la mayoría de edad a loe

dieciocho años, este extremo no será Incluido en el texto constitucional.

Tampoco se incluirá, al parecer, por oposición expresa de UCD, un artículo cuya,

propuesta rezaba que "España renuncia a la guerra como medio de acción

política". De acuerdo con ciertos rumores, la declaración de aconfesionalidad

del Estado queda matizada, merced a ciertas presiones, con la declaración de que

"el Estado promoverá ayudas a la enseñanza no estatal". Tampoco se contemplará

el derecho al aborto.

Los tres poderes

Por lo demás, las grandes declaraciones programáticas se abren con un primer

artículo: "España se constituye en un Estado democrático y social de derecho,

que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la

Justi

cia, la igualdad y el respeto del pluralismo político."

Los poderes legislativo, ejecutivo y Judicial, así como sus instituciones

correspondientes y las relaciones entre ellas (Cortes, Gobierno, Rey,

Tribunales) son tratados pon cierta extensión en el borrador constitucional;

Dentro del apartado Cortes, se conserva, sin que se haya explicado muy bien por

qué, la estructura bicameral, con un Congreso al que corresponde la iniciativa

legislativa y un Senado que será Cámara de las regiones, aunque no se

especifique el modo de elección de senadores. Los diputados serán elegidos de

forma estrictamente proporcional, uno por cada setenta mil electores. Habría un

presidente en cada Cámara, pero no presidente de las Cortes.

Los poderes legislativos del Parlamento quedan recortados por la llamada

"técnica de reserva negativa de ley", que enumera las facultades legislativas

del Parlamento -muy amplias-, dejando las restantes al Gobierno, que podrá

dictar decretosleyes, posteriormente controlados por las Cortea, que podrán o no

aprobarlos a posteriori.

Es el Congreso de Diputados quien elige al presidente del Gobierno. Si al cabo

de cuatro votaciones no se ha producido la mayoría requerida, el Bey podrá

convocar nuevas elecciones. disolviendo el Parlamento. Por lo demás, el título

referente a las atribuciones del Rey no quedó suficientemente explicado por la

ponencia, que se limitó a señalar que los poderes reales serán "tasados,

reglados y refrendados", y a Informar de que el PSOE ha interpuesto un voto

particular sobre todo el título, y el PCE una reserva.

En lo referente al poder judicial, se instituye un Consejo General del Poder

Judicial, con miembros designados por el Parlamento, el Gobierno y los propios

magistrados. Este Consejo supone ya una cierta independencia de tos jueces con

respecto al poder ejecutivo. La unidad de jurisdicciones es otro principio

Importante en este titulo, así como la prohibición a jueces y magistrados de

actuar en partidos políticos -prohibición contestada por socialistas y

comunistas.

La regulación de las mociones de censura -que implican, caso de prosperar, la

dimisión del Gobierno, si bien quien presente la moción debe proponer una

alternativa de primer ministro- se incluyen en el bocado a regular las

relacionado a regular las relaciones Gobierno-Parlamento.

Economía de mercado

Sendos títulos dedicados a Economía y Hacienda, consagrando la economía de

mercado y, tímidamente, la posibilidad de empresas autogestionarias y

nacionalizaciones de sectores clave, así como otro consagrando la posibilidad de

revisar la Constitución (mediante un sistema de rigidez variable) y el

establecimiento de un Tribunal de Garantías Constitucionales, completan el

borrador. Sólo falta, pues, el título sobre autonomías.

 

< Volver