Garaicoechea insiste en la anexión de Navarra al País Vasco     
 
 Diario 16.    31/03/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

Garaicoechea insiste en la anexión de Navarra al País Vasco

Pamplona

Carlos Garaicoechea, navarro de nacimiento y virtual presidente del primer Gobierno vasco, reivindicó ayer en Pamplona la «euskaldunidad de Navarra», y reafirmó su absoluta convicción de que esa región unirá su destino político al resto de la nación vasca.

El lendakari hizo estas manifestaciones en el transcurso de una asamblea nacional del PNV, que acorde fijaren Vitoria la capital administrativa provisional del Pais Vasco, a la espera del día en que pueda serlo Iruña (Pamplona).

La capital alvasea, Vitoria, será la sede del Gobierno y el Parlamento vascos, según decidió la asamblea del PNV reunida el sábado en Pamplona.

Esta capitalidad tendrá carácter provisional hasta la incorporación de Navarra a la comunidad autónoma vasca, fecha en que se reafirmará a Pamplona como capital natural de Euskadi.

Este tema, el más debatido de los primeros tratados por la asamblea del PNV, fue aprobado sin embargo por unanimidad, según afirmó Garaicoechea en una rueda de prensa.

«Vitoria tiene las ventajas de contar con una amplia, infraestructura, una tradición administrativa, disponibilidad de edificios y una Policía autónoma en marcha», dijo el lendakari. Defendió la decisión, incluso, diciendo que «está más cerca, cronométricamente hablando, que cualquier otro punto».

Aunque algunos comen tarios llegaron a apuntar que esta decisión se debía a que «así están más cerca de Madrid», las razones políticas que hayan inducido al PNV a apoyar Vitoria, pueden tener un claro matiz electoralista, a largo plazo. Álava es la provincia vasca con un menor sentimiento nacionalista y, como sa ha visto repetidas veces, más proclive al voto centrista.

«Con Jos órganos de autogobierno en Vitoria los alaveses podrían reverdecer su orgullo de vascos, olvidando tos cantos de sirena de Madrid», comentó a DIARIO 16 un asistente a ¡a asamblea.

Policía propia

El cuarto argumento esgrimido por Garaicoechea, la existencia de una Policía autónoma en marcha, ios miñones, había sido comentado también como decisivo entre los observadores políticos vascos. Sin embargo, Garaicoechea afirmó en que «sólo se trata de un argumento muy accidental y circunstancial. Nuestro punto de vista es de más largo alcance y tiene relación con el equilibrio de las concentraciones en el pais».

En todo caso, el lendakari reafirmó la provisionalidad de la capitalidad de Vitoria «que no está en contradicción con que otras instituciones se ubiquen en diferentes lugares».

En este sentido afirmó que Bilbao podría ser la sede del Tribunal Superior de Justicia, y San Sebastián, la capital cultural. Por otro lado, Guernica, «capital espiritual de Euskadi», sería lugar para las reuniones de solemnidad del Parlamento.

Pero esta mínima dispersión no disminuye los múltiples problemas que la ubicación de la sede en ia capital alavesa va a acarrear en un sinfín de campos. En los estictamente políticos y sindicales, porque la mayoría de las secretarías generales, a excepción de la de UCP, sr encuentran en Bilbao; otro tanto ocurre con los órganos de decisión económica, con los consulados generales y con las propias delegaciones y corresponsalías informativas. Para todo ello, Garaicoechea argumentó que «desde Bilbao a Vitoria, por la autopista, sólo se tardan treinta minutos».

Una vez que la asamblea del PNV decidió que Ja candidatura a la presidencia del Parlamento vasco recayese en Juan Pujana, hasta ahora consejero de Urbanismo del GGV, se trató .el caso de Carlos Garaicoechea, presumible presidente del Gobierno vasco.

En este sentido se acordó «liberar con carácter provisional, de la disciplina del partido a Garaicoechea, desde el momento en que se produzca su nombramiento como presidente del Gobierno». Se pretende de esta manera proporcionarle una mayor libertad de actuación y «un sentido más universa] del cargo».

En consecuencia, Carlos Garaicoechea dejará de ser también presidente del Euskadi Buru Batear, máximo

organismo ejecutivo del PNV.

Sustituir a Garaicoechea

A la pregunta de quién seria su sustituto, el lendakari se remitió al reglamento del partido. La pregunta, sin embargo, iba más dirigida hacia Xabier Arzallus, único presidente regional que se sentó junto a Garaicoechea en el acto informativo. Todo hace pensar que Arzallus será el nuevo presidente.

La reivindicación de Navarra, el desarrollo del Estatuto, la solución a la crisis económica y la pacificación de Euskadi; el reto del PNV para gobernar y las divergencias existentes entre el poder central y el autonómico fueron los puntos cardinales del discurso de apertura de Carlos Garaicoechea, ante unos doscientos asistentes.

Inició su alocución haciendo una clara alusión a la euskaidunidad de Navarra, reafirmando «la absoluta convicción de que Navarra unirá su destino político al resto de la nación vasca».

Prosiguió esbozando «los tres grandes problemas a resolver en estos próximos años», el desarrollo real del Estatuto, para lo que «el pulso con el poder central va a continuar»; resolver la grave y específica crisis económica que padece Euskadi, y la pacificación «empleándonosos los recursos que el diálogo y la comunicación racional permitan».

Aunque siguió hermético respecto a Ja constitución del Gobierno y afirmó que los nombres que han sonado son sólo especulaciones, sí adelantó que uno de los consultados era el profesor Echenique, actualmente en la Universidad de Barcelona, y que era posible que formase parte del Gabinete

Por último, Garaicoechea se refirió al tema de las leyes orgánicas que «pueden desnaturalizar o rebajar lo previsto en el Estatuto, así como nuestra disconformidad con la lentidud en las transferencias de competencias a las instituciones vascas».

Negociar con el Gobierno

Tuvo palabras de optimismo en cuanto a la posibilidad de corregir este estado de cosas y afirmó que «testamos dispuestos a sentarnos a una mesa el tiempo que sea preciso para arreglar éste y otros entuertos con el Gobierno».

Se lamentó, en la rueda de prensa, de que la reunión de portavoces del Gobierno y del PNV, concertada en una entrevista telefónica entre Suárez y Garaicoechea, se estuviese demorando inconvenientemente.

«Nuestra presencia en el Parlamento español está condicionada a que se tomen medidas sobre estos temas», concluyó.

 

< Volver