El Ministro de Planificación del Desarrollo, en Valladolid. 
 Ha llegado el momento de detener el desequilibrio territorial de España  :   
 El Gobierno llevara al país la convicción de que las zonas más prósperas deben asociarse a la tarea de levantar a las más débiles y abandonada. 
 ABC.    11/09/1975.  Página: 37-38. Páginas: 2. Párrafos: 9. 

JUEVES, 11 DE SEPTIEMBRE DE 1975. PAG. 37.

Economico

EL MINISTRO DE PLANIFICACIÓN DEL DESARROLLO, EN VALLADOLID

HA LLEGADO EL MOMENTO DE DETENER EL DESEQUILIBRIO TERRITORIAL DE

ESPAÑA

El Gobierno llevará al país la convicción de que las zonas más prósperas deben asociarse a la tarea de

levantar a las más débiles y abandonadas

Ha llegado el momento de detener el proceso del desequilibrio territorial en España. Es Inaceptable

acercarse a la problemática del desarrollo sólo con un criterio económico; es inaceptable poner en pugna

interés material con interés material, como si sólo de esto se tratara; es inaceptable que quienes están

disfrutando de los bienes de un desarrollo alcanzado con el concurso de todos los españoles no

contribuyan a la elevación del nivel de las zonas menos favorecidas, como si sus cada vez más escasos

habitantes no tuviesen pleno derecho a la íntegra posibilidad de vivir como el resto de los españoles.

«El Gobierno, como portavoz de la comunidad nacional, llevará a todo e] país la convicción de que ha

llegado el momento de que las áreas más prósperas y. beneficiadas por el desarrollo deben asociarse a la

tarea de levantar a las áreas más débiles y abandonadas del país, creando así un conciencia nacional que

acelere en todos los aspectos el desarrollo equilibrado del territorio demandado por la justicia social y el

progreso económico.» Estas palabras corresponden al discurso que pronunció ayer el ministro de

Planificación de! Desarrollo, don Joaquín Gutiérrez Cano, en la inauguración de la III Feria Nacional de

Muestras de Castilla y León, en Valladolid.

El ministro añadió que un desarrollo territorial Justo exige que corrijamos los mecanismos del mercado

mediante el presupuesto público y la aplicación de un sistema tributarlo que asegure una mejor

distribución de la renta nacional entre todas las provincias que, en proporción equitativa, están aportando

su esfuerzo y su garantía económica al desarrollo de] conjunto nacional.

Puntualizó más adelante que la estrategia de desarrollo territorial equilibrado deberá Incidir de modo

especial en las zonas rurales donde hemos de estimular la creación o la continuidad de aquellas

actividades artesanas e Industriales vinculadas a la agricultura, a la ganadería y a los recursos forestales.

Debemos buscar la complementariedad entre el desarrollo de los demás sectores y las posibilidades del

mundo rural, sin descuidar, desde luego, los aspectos del desarrollo Industrial.

ACCIÓN DE LA EMPRESA PUBLICA

El señor Gutiérrez Cano señaló que en el aspecto del desarrollo Industrial se establecerán las adecuadas

medidas de promoción Industrial a escala territorial. Para ello se acudirá, en cuanto sea preciso, a la

acción promotora del Estado, no sólo en lo que a la ordenación y encauzamiento de las acciones se

refiere, sino también haciendo Intervenir en las áreas deprimidas a las Empresas Públicas, para que al

ejecutar los planes y programas previstos, contribuyan decididamente a una más equitativa y justa

distribución de la riqueza nacional entre las diversas tierras de España.

DESEQUILIBRIO MANIFIESTO

Al comienzo de su discurso, el ministro de Planificación del Desarrollo concretó las diferencias

territoriales con datos elocuentes. Durante el último período ínter-censal, y entre las diez provincias con

mayor crecimiento, solamente dos, Álava y Madrid, son Interiores; 19 de las provincias que han

experimentado aumento en su población absoluta son marítimas; con excepción de Madrid y Sevilla, la

totalidad de las provincias que superan la densidad media nacional son también marítimas, y los espacios

comprendidos entre Madrid y la periferia han sufrido una fuerte desertización.

A nivel municlpai. 6.638 de los 8.635

ABC. JUEVES, 11 DE SEPTIEMBRE DE 1975.

Municipios han perdido población durante el periodo Intercensal, es decir, 411.108 kilómetros cuadrados

del total de 504.750 lian sufrido una creciente despoblación

.

Par otra parte, las 54 ciudades españolas que en 1960 albergaban 13,6 millones de habitantes (el 46 por

100 del total nacional) alcanzan en 1970 los 18.3 millones, es decir, algo más del 50 por 100 de la

población española. Estos porcentajes de población urbana se han venido Incrementando a lo largo de

estos últimos años hasta el punto de que hoy, en 1975, podemos estimar que el 60 por 100.

aproximadamente de los españoles, es decir, una cifra superior a los 20 millones de personas, habitan en

estas ciudades.

EFECTOS SOBRE LOS PUESTOS DE TRABAJO

De cara al futuro señaló refiriéndose a los puestos de trabajo la permanencia y acentuación de los

desequilibrios territoriales (así en Álava los puestos de trabajo aumentarán en un 88 por 100 y en

Barcelona en un 69 por 100; en cambio, en Zamora disminuirán en un 43 por 100, en Falencia en un 39

por 100- y en Soria en un 32 por 100). SI ahora contemplan, añadió, la futura estructura provincial del

empleo, pueden anticipar a modo de ejemplo que en Avila se reducirá la actividad industrial y que

desaparecerá toda- actividad en las industrias del cuero, del calzado y de la confección. En León decaerá

fuertemente la actividad industria], Segovia mantendrá un excesivo y elevado porcentaje de empleo

agrícola (el 26,3 por 100 de la población con una estructura Industrial prácticamente nula), Valladolid

podrá sufrir un estancamiento en el sector servicios, Zamora alcanzará niveles preocupantes de empleo en

varios sectores Industriales, así como, en construcción y hostelería.

 

< Volver