"Es necesario un reajuste de la Ley de arrendamientos urbanos"  :   
 La reforma debe permitir la incorporación del capital privado a la vivienda. Declaraciones en Barcelona del señor Martínez-Sánchez-Arjona. 
 ABC.    22/05/1960.  Página: 87. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC. DOMINGO 22 DE MAYO DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 87

«ES NECESARIO UN REAJUSTE DE LA LEY DE ARRENDAMIENTOS URBANOS»

LA REFORMA DEBE PERMITIR LA INCORPORACIÓN DEL CAPITAL PRIVADO A LA

VIVIENDA Declaraciones en Barcelona del señor Martínez Sánchez-Arjona

Barcelona 21. El ministro de la Vivienda. D. José María Martínez Sánchez-Arjona, celebró una

conferencia de Prensa a primera hora de la tarde. Acompañaban al ministro el secretario general técnico

del Departamento, D. Enrique Serrano, y el comisario general para la ordenación urbana de Madrid, D.

Carlos Trías.

La conferencia se desarrolló en los siguientes términos:

—¿Puede el señor ministro ofrecernos alguna información sobre los proyectos inmediatos del

Departamento?

—En la actual etapa de la- ordenación económica del país, la política de inversiones en vivienda ha de

constituir uno de los supuestos básicos del proceso de reactivación de nuestra economía. Ello es así, como

ustedes conocen, porque las inversiones en vivienda facilitan inmediatamente una extensa utilización de

mano de obra, una, influencia positiva en el desarrollo y normalización de las actividades de otros

sectores económicos v en que constituye un principio inderogable de nuestro Movimiento Nacional: el de

facilitar vivienda capaz y decorosa a todos los españoles. En este sentido, y desde ahora, se continuará

con el desarrollo de los planes en curso.

—¿ Qué planes desarrollará el Ministerio de la Vivienda en el futuro próximo para contribuir de modo

decisivo al proceso de reactivación económica del país?

—Les he señalado a ustedes las rosones que ^justifican la, importancia de la política de la vivienda en los

momentos actuales y precisamente por considerarlo de su influencia tenemos el propósito de formular

programas que comprendan un amplio período de tiempo y cuya ejecución. se realizará mediante planes

anuales, que responderán a las necesidades de vivienda y su localización geográfica, disponibilidades de

recursos para inversión publica y privada, desarrollo de la política de ordenación urbana en orden a la

utilización del suelo y capacidad de mano de obra, conjugando todo ello con la revisión conveniente del

régimen de la propiedad urbana y de la mejor distribución de ´la carga nacional de vivienda.

—¿En qué número cifra, el señor ministro la construcción de viviendas para resolver el problema que

existé actualmente?

—Es necesario llegar anualmente á la cifra de doscientas mil para que puedan satisfacerse las necesidades

derivadas del crecimiento de la población, reposición de viviendas insalubres y ruinosas y absorción del

déficit existente.en la actualidad.

•.—¿Cuáles .son las notas características de los planes anuales proyectados?

—En síntesis puedo decirles que aspiramos a un sistema de financiación ágil, que permita satisfacer

adecuadamente el objetivo de disponer de los tipos y del número de viviendas que el país necesita, con la

utilización al máximo de la colaboración de la iniciativa privada, estimulándola con los medios

económicos, fiscales y jurídicos que la experiencia lia demostrado más eficaces e idóneos para promover

la construcción de viviendas. En definitiva. se darán los pasos necesarios para cumplir el mandato

formulado por el Caudillo en el discurso que pronunció el. martes último en Gerona al manifestar él

propósito decidido de darsatisfacción a todas las provincias con las grandes obras que esperan, entre las

que destacan los riegos y la vivienda.

—La revisión del régimen de arrendamientos urbanos ¿cree el señor ministro que podría contribuir a la

resolución del problema de la vivienda?

—Es indudable la necesidad de un reajuste de la legislación de arrendamientos urbanos, reajuste que

deberá tener como nota predominante la prudencia, para que, sin crear dificultades, permita incorporar

decididamente el capital privado a las inversiones en vivienda, con la misma decisión •y esperanza que

preside sus inversiones en la industria y el comercio. En iodo caso tengan ustedes la seguridad de que se

agotarán las medidas precisas para- que el fantasma del paro no gravite sobre la industria de la

construcción española.—Cifra.

 

< Volver