"No queremos una España de proletarios sino de propietarios"  :   
 "Aspiramos a que la vivienda sea del que la vive y que de la "renta limitada" pasemos al ideal de la "venta limitada" ["]. 
 ABC.    02/05/1959.  Página: 41-42. Páginas: 2. Párrafos: 19. 

ABC. SÁBADO 2 DE MAYO DE 1959. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 41

«NO QUEREMOS UNA ESPAÑA DE PROLETARIOS, SINO DE PROPIETARIOS»

"ASPIRAMOS A QUE LA VIVIENDA SEA DEL QUE LA VIVE Y QUE DE LA "LIMITADA"

PASEMOS AL IDEAL DE LA "VENTALIMITADA"

Palabras do D. José Luis de Arrese, en el homenaje que le tributaron los agentes de la propiedad

inmobiliaria.

Los presidentes cíe los Colegios de Agentes de la Propiedad inmobiliaria y su Junta central han rendido

un homenaje al ministro de la Vivienda, D. José Luis de Aírese, haciéndole entrega del título de agente de

honor, una artística placa de plata con el acuerdo y las correspondientes insignias. A primera hora de Ja

tarde de ayer el señor Arrese recibió a sus visitantes en el salón de actos del Ministerio. Le acompañaban

el subsecretario del Departamento, Sr. Reguera Sevilla; el director general del Instituto de la Vivienda, Sr.

García Lomas, ´y el inspector general de la Vivienda, señor Rodriguez Franco.

Hizo el ofrecimiento D. Ángel B. Sanz, presidente de la Junta de Colegios. Dijo que en nombre de tres

mil agentes de España quería mostrar al ministro de Ja Vivienda su agradecimiento por haberlos sabido

comprender,, su adhesión a la ingenie, área que realiza en la cristiana labor de dotar a cada familia

española de un hogar, y de admiración, no sólo por la tarea a la que actualmente está entregado, sino por

:uantos afanes políticos ha realizado dentro de la más recta línea de respeto a las esencias cristianas en

actos tales como el de vuestras tierras de Corella—dijo—, entregadas voluntaria y cristianamente a

vuestros colonos y, sobre todo, vuestra fecunda vida política, modelo de honradez y austeridad.

Luego señaló los tres períodos por los que ha pasado la propiedad inmobiliaria: antiguos corredores de

fincas, desarrollo de los servicios en la segunda etapa y consolidación del organismo últimamente, ya que

D. José Luis de Arrese, en el Congreso de la pasada primavera, trazó- el contorno de la misión de los

Colegios y estableció el código ético profesional. Agregó que durante estos días ía Asamblea ha estado

dedicada al estudio de los problemas as su actividad y posibilidades de acción. Hemos pensado en la

mejora de nuestro reglamento, el problema de la seguridad social >ie todos nosotros y en breve os

entregaremos, el fruto de nuestra labor como signo de.gratitud por_vuestros desvelos. Aspiramos—

añadió—a ser leales y eficaces colaboradores de cuantos intervienen en el orden jurídico de la Propiedad:

notarios, registradores, Cámaras de la Propiedad Urbana, etc.

Terminó diciendo que porque el señor Arrese había sido definidor exacto y brillante de la profesión,

habían decidido nombrarle Agente de Honor de la Propiedad Inmobiliaria. El Sr. Sanz fue largamente

aplaudido al entregar las insignias y el título de Agente de Honor al ministro dé la Vivienda.

Discurso del ministro de la Vivienda

seguidamente D. José Luis de Arrese se expresó en los siguientes términos:

"Bien sobéis que una de las -características que no sé si adornan o estropean mi manera de ser es la de

sentirme horrorizado ante todo posible homenaje. Y digo que ignoro si adornan o estropean, porque a

veces los homenajes son producto y aliento de vanidades, pero a veces son motivo de compenetración.

Separar Jos unos de los otros, saber cuándo conducen a la farsa de los aplausos o llevan -consigo el

abrazo de la hermandad es cosa íácil que se ve en la mirada, en. el aire y en el paso de los hombres. Nadie

confunde una marcha militar con el desfile alborozado de los cómicos de un circo. Por eso, y a pesar del

horror que me .producen estos -actos, he aceptado el vuestro, y sería insincero si no os empezara diciendo

que me agrada profundamente vuestra visita y vuestra adhesión. Porque si todos los departamentos

ministeriales son en cierto sentido el hogar de los que en ellas trabajan y viven, yo aspiro a que este

Ministerio de la Vivienda sea la verdadera vivienda, e,] verdadero hogar dé los que conmigo laboran; yo

aspiro a que una misma inquietud, una misma ilusión, un mismo esfuerzo, nos llene de mutua adhesión, y

un lazo de afecto nos ligue de tal modo que al final no se pueda saber cuantío surja un homenaje como

éste, quién es el que le ofrece y quién es el que lo recibe, porque todos tengamos nuestra parte en las

alabanzas y en los merecimientos.

Vuestro merecimiento, agentes de la Propiedad Inmobiliaria, radica de un modo esencial en el ritmo que

estáis imprimiendo a la obra que os corresponde. Estáis sabiendo llegar, gracias al buen pilotaje de .Ángel

B. Sanz, vuestro presidente, a una mayoría de edad que va siendo sorpresa de todos por lo rápida que se

ofrece; pero, sobre todo, por la madurez que demuestra en el ejercicio déla tarea trascendental que lleváis

entre manos. Un día os dije, y ´Ángel B. Sanz acaba de recordar, cuál era el código de honor de vuestra

profesión; hoy sólo os quiero señalar, porque también a nuestro paso se va ensanchando Castilla, cuál es

la .próxima meta del Ministerio y cómo os vamos a

ABC, SÁBADO 2 DE MAYO DE 1959. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 42

necesitar a vosotros para que otra vez hagáis de adelantados en la conquista.

La misión que de una manera concreta está encomendada a vuestro quehacer diario, es la de intervenir en

la transacción de la propiedad inmobiliaria; pero para Silo, para que haya transacción, es preciso que

primero haya propiedad;. y mirad por dónde, repito, os vamos a necesitar cada vez más, porque cada vez

más claramente y sin terceduras vamos a fomentar la propiedad privada.

El Ministerio tiene en sus manos el más eficaz de los resortes: la legislación protectora, y la ha de emplear

para que todas las casas que se construyan con ayuda estatal se levanten orientadas hacia el más rápido y

eficaz sistema de acceso a la propiedad.

No queremos, y lo consideramos un mal, aunque a veces sea un mal necesario, que la construcción derive

de un modo colectivo hacia el arrendamiento, ni siquiera hacia el acceso a la propiedad, cuando los plazos

son tan lejanos que destruyan el aliciente. El arrendamiento urbano o el acceso a muy largo plazo puede

ser una fórmula obligada a determinadas situaciones de tránsito o de indigencia; y, como tal, una fórmula

que ha de seguir practicando el Ministerio; pero la fórmula ideal, la cristiana, la revolucionaria desde el

punto de vista de nuestra propia revolución, es la fórmula estable y armoniosa de la propiedad, donde se

hace posible esa meta tan lógica y humana, pero hasta ahora reservada cas} de un modo exclusivo al

privilegio del dinero de alcanzar, que la vivienda sea del que la vive.

HOGAR FIJO Y ESTABLE

Nuestro esfuerzo, el esfuerzo total del Ministerio, irá encaminado en adelante, y digámoslo en voz alta y

con la mirada firme, porque creemos que en ello está el servicio a la causa común de lograr la armonía de

todos en la paz de un hogar fijo y estable, irá encaminado, repito, a .considerar superado el sistema de

"Renta Limitada" para alcanzar la etapa ideal de la "Venta Limitada" Venta para que, a través de ella, se

facilite el rápido acceso del hombre a la propiedad de lo que está más íntimamente ligado a su propia

personalidad y a la existencia de su propia familia. Limitada, para evitar que el apetito desordenado de

alguno malogre este encuentro del hombre con su contorno.

Sólo así habremos dado un paso gigante en el camino difícil de la revolución social, porque las

revoluciones—y.esto lo digo para muchos que confunden lo que tienen de doctrina con lo que tienen de

violencia—no son la parte negativa y triste de la guerra, sino la parte positiva del pensamiento nuevo que

aporten a la vida, y nuestra revolución, señores, o mejor dicho, la parcela del común pensamiento nuevo

que está encomendada a nuestro Ministerio consiste en derogar el sentido melancólico y transeúnte del

hombre que camina por la vida sin derecho a alcanzar con su ruano la posesión de las cosas que le ´rodean

e implantar, como un himno de gloria, el arraigo de la familia en el ambiente cálido y amable del hogar.

No queremos que se salga con la suya una doctrina que llamó proletaria a -la masa, porque sostuvo que el

hombre en la sociedad cristiana sólo una cosa es capaz de tener sin dinero: la prole; no queremos que la

propiedad de las cosas más íntimamente ligadas al hombre queden al margen de su propia existencia; no,

queremos •una España de proletarios, sino una España de propietarios. Y entre todos los esfuerzos que

puede y debe realizar una doctrine, social como la nuestra, nacida para levantar al hombre hasta la

dignidad física y metafísica para la cual ,ha sido creado, ninguna más exigente ni más hermosa como ésta

de hacer que todos los españoles se sientan propietarios del hogar que ocupan; de ese hogar que no es sólo

las cuatro paredes que lo forman, sino hasta la pequeña historia que se esconde en cada rincón y hasta el

aire que lo llena de recuerdos.

Sólo así podremos decir que hemos dado una- versión distinta a la vida, y, en definitiva, sólo así

podremos decir,, con voz de bandera que se alce a los vientos, que hemos venido a torcer el rumbo que

nos empujaba al abismo comunista,

IMPORTANCIA DE LA PROFESIÓN DE AGENTE

Con esta forma de perfilar el futuro de la legislación protectora del hogar comprenderéis la importancia

que está llamada a cobrar vuestra profesión. Vais a ser, ya os lo dije un día, los encargados de poner orden

y rigor en las transacciones; pero, además, por tratarse de hogares, vais a ser los encargados directos de

llevar a la vida de los hombres una ilusión nueva y un nuevo modo de ser; a los hombres y al espíritu de

las l«yes. Porque vuestra experiencia ha de servir de mucho a la hora de estudiar el problema jurídico que

encierra esta nueva orientación; ya que de ella se deriva de un modo directo la nueva fórmula de la

propiedad horizontal de,los edificios y, en consecuencia, la necesidad de buscar un estatuto de

colaboración y de entendimiento entre los vecinas de una misma vertical.

Esta es la consigna de la hora presenté: tenemos un puesto en el combate y tenemos en el Caudillo un

Capitán que nos guía. Caminad sin desmayo, sin titubeo, para que un día, cuando el amanecer de una vida

más grata se haya iniciado, podamos decir con orgullo que una parte de las nuevas alegrías las heñios

venido sembrando nosotros. La anti-España es vieja maestra en el arte de calumniar y en el arte de

sustituir la Historia real por ´la negra leyenda de la mentira. No importa; la verdad es una cualidad

trascendente del ser y tiene la fuerza arrolladura, de su propia evidencia. Y ahí está la verdad, a la vista de

todo el mundo y, sobre todo, a la vista de vosotros, agentes de la Propiedad Inmobiliaria, fedatarios de lo

relativo a la construcción.

Que os vengan á decir a vosotros si jamás en la historia de España, bajo ningún régimen, bajo ninguna

prosperidad económica, se ha hecho nada que se acerque de lejos a lo que estamos haciendo nosotros "en

medio de todas las restricciones presupuestarias; porque a esta verdad española de la eficacia de Franco,

que aquí nadie se atreve a negar, porgue está a la vista de, todos y está abriéndose paso también a través

de las fronteras.

Hace muy pocos días me lo decía el ministro de la Construcción de Francia, y hace pocos meses os lo

decían a vosotros los agentes de la Propiedad Inmobiliaria del mundo reunidos en el IX Congreso

Internacional que se celebró en Madrid; y dentro de pocos meses vosotros mismos tendréis ocasión de

repetirlo a todos vuestros colegas que se reunirán en el X Congreso Internacional ds Roma. En España no

hay ningún "telón de acero" ni ninguna "cortina de bambú". Las puertas,de España están abiertas de par

en par a todos los que quieren ver nuestras realidades. Decid, pues, a vuestros colegas .de todo el mundo

cuál es la realidad española de los miles y miles de hogares que nuestro Régimen está levantando. Y

decidles también cómo esta política del hogar no ss desenvuelve. en España dentro de la fría burocracia

de un Ministerio puramente técnico, sino dentro de la cordialidad en la que vosotros, los colaboradores

del ministro, os reunís en torno a él para alentarle en la tarea.

Señores presidentes de los Colegios de Agentes de la Propiedad, por este sentido de colaboración que

habéis sabido dar a vuestra presencia; por este sentido de adhesión y de ayuda a la gran empresa que se

nos ha encomendado, acepto vuestro homenaje, porque só´a así, como os he dicho al principio, este

homenaje queda convertido e:» una hermandad mayor entre todos los que_ tenemos la ocasión bendecida

de trabajar por una España mejor. ¡Arriba España! ¡Viva Franco!

Durante lar^o rato fue aplaudido el ministro al terminar su discurso, que había sido interrumpido con

frecuentes ovaciones en distintos pasajes por los allí presentes.

 

< Volver