Beneficios fiscales a los incrementos no justificados de capital que se deriven de la construcción de viviendas  :   
 También estarán excluidos de la contribucción sobre la renta los incrementos declarados de modo voluntario por la primera adquisición de una edificación. 
 ABC.    13/08/1960.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ABC. SÁBADO 13 DE AGOSTO DE 1960.

BENEFICIOS FISCALES A LOS INCREMENTOS NO JUSTIFICADOS DE CAPITAL QUE SE

DERIVEN DE LA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS

También estarán excluidos de la contribución sobre la renta los incrementos declarados de modo -

voluntario por la primera adquisición de una edificación

El "Boletín Oficial del Estado" publicó -ayer un decreto-ley sobre régimen de los jncrementos de

patrimonio puestos de manifiesto por obras en viviendas a los efectos de la contribución general sobre la´

renta, que por su interés reproducimos a continuación :

"El1 compromiso del Estado de resolver el problema de la vivienda de todos los españoles, con el empeño

constante de tutela y asistencia a la familia, por exigencia y cumplimiento de cuanto se declara

solemnemente en los Principio; del Movimiento Nacional, han determinado una generosa actividad de

ayuda, estimulo y garantía de la construcción de viviendas, con la ejecución de ambiciosos planes de

inversiones y de concesión de beneficios fiscales ´cada vez más amplios.

Ello no obstante, y por consecuencia de una serie de circunstancias como el desarrollo demográfico del

país y las migraciones interiores derivadas de la industrialización y denlas grandes obras de

transformación agraria, subsiste hoy un importante déficit de \uviendas que es preciso resolver con

urgencia, canalizando hacia inversiones adecuadas para lograrlo la mayor cantidad posible de recursos

financieros.

_A tales efectos, el Ministerio de la Vivienda ha realizado los estudios oportunos de los que se deduce la

conveniencia de una actuación urgente que, con las expresadas finalidades antes indicadas y en,la

confianza de que la sociedad corresponda a esta nueva invitación del Estado, aflore los capitales que

pudieran, por razones estrictamente de índole fiscal, permanecer inactivos, incorporándolos a la solución

del acuciante problema de la vivienda.

Por lo expuesto, en uso de la autorización contenida en el artículo 13 de ¡a Ley de, Cortes y oida la

Comisión a que se refiere el artículo 10 de la Ley de Régimen Jurídico de la Administración del Estado, a

propuesta del Consejo de Ministros en su reunión del día 14 de julio de 1960,

DISPONGO:

Artículo primero.—Se declaran no sujetos a gravamen por Contribución general sobre la Renta,,a partir

de la fecha de publicación de,este Decreto-ley, y en las condiciones que reglamentariamente se señalen,

los incrementos no justificados de patrimonio que se pongan de manifiesto mediante la construcción de

nuevas viviendas urbanas o para obreros agrícolas de las comprendidas en las Leyes ´de 20 de julio de mil

novecientos cincuenta y cinco y doce de rnayo de mil novecientos cincuenta y seis; obras de

consolidación y conservación de viviendas urbanas que .tengan carácter extraordinario, en la parte a cargo

de la propiedad y con Ja repercusión legal correspondiente sobre los inquilinos; -las de mejora en las

insalubres, en iguales condiciones, y las de ampliación del número de viviendas mediante la edificación

de nuevas plantas de inmuebles urbanos. Se considerarán como viviendas urbanas, a los efectos antes

expresados, las edificaciones, servicios y obras de urbanización a que se refiere el artículo segundo de la

Ley de quince de julio de mil novecientos cincuenta y cuatro, y la adquisición directa de terrenos para

dichos fines.

En todo caso, las viviendas de que se trate no podrán tener superficie construida superior1 a la que se

señale reglamentariamente; habrán de estar acogidas a los beneficios de la legislación reguladora de las

viviendas de renta limitada, o la que la sustituya en lo sucesivo, y las obras correspondientes deberán

terminarse en un plazo improrrogable de dos años, contados desde, la fecha que se señale para su

comienzo

.

Por excepción, fes inversiones en viviendas no acogidas a los beneficios de la legislación reguladora de

las de renta limitada, podrán disfrutar de los beneficios señalados en este artículo, cuando así se disponga,

y, en todo caso, si se inician antes de uno de enero de mil novecientos sesenta y uno y se concluyen en el

plazo señalado en el párrafo anterior.

Para disfrutar de los beneficios de este Decreto-ley, el importe de los incrementos citados habrá de

declararse voluntariamente ante la Administración de Hacienda dentro del plazo señalado para la

presentación de las declaraciones de la Contribución´general sobre la Renta.

Artículo segundo.—Tampoco se someterán a gravamen por la Contribución general sobre la Renta los

incrementos de patrimonio declarados de modo voluntario que,´reuniendo las condiciones señaladas

reglamentariamente, se pongan de manifiesto a partir de la fecha de publicación de este Decreto-ley, antes

de treinta de abril de mil novecientos sesenta y uno, por la primera adquisición directa al promtor de una

edificación urbana o parte de ella destinada a domicilio habitual y permanente del contribuyente y su

familia o para arrendarla a terceros, si aquéllas* están acogidas a los beneficios de los regímenes de

viviendas bonificables o de renta limitada.

Artículo tercero.—A las inversiones, realizadas de conformidad con los artículos anteriores se aplicarán,

en lo pertinente, los preceptos del artículo tercero de la Iey de veintiséis de diciembre de mil novecientos

cincuenta y ocho sobre modificación de preceptos reguladores de determinados impuestos.

Sin embargo, cuando se trate de la enajenación de locales de negocio, no se considerará interrumpido .el

plazo de tres años a que se refiere el apartado c) del articulo antes citado, si el vendedor, con posteriores

reinversiones de los productos en construcciones u obras de las comprendidas en esta Ley, completa el

citado plazo.

Articulo cuarto. — Se autoriza a los ministros de Hacienda y Vivienda para dictar, en el ámbito de su

respectiva competencia, las disposiciones adecuadas al cumplimiento de este Decreto-ley, del que se dará

cuenta inmediata a las Cortes

Así lo dispongo por- el presente Decreto-ley, dado en San Sebastián a diez de agosto de mil novecientos

sesenta.— FRANCISCO FRANCO.

 

< Volver