Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   Barcelona hierve en conferencias y coloquios     
 
 Informaciones.    15/04/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Barcelona hierve en conferencias y coloquios

* SEÑOR RU1Z-GIMENEZ: «No hay posibilidad de participar.»

* SEÑOR SOLÉ BARBERA: «Llamar a la unidad para restaurar un sistema democrático no

es un grito subversivo.»

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 15.

LA Barcelona cultural y •política hierve estos días de con-ferencias y coloquios Ayer hablo aquí el profesor Ruiz-Giménez sobre la participación política. Esta tarde lo tiace el abogado señor Solé Baribe.ra dentro del ciclo «La tercera vía europea», organizado por el Instituto Católico de Estudios Sociales, y que está, reuniendo a diversas figuras vinculadas a la «oposición democrática catalana». Ayer también el rector don Fabián Estapé inauguró oficialmente la I Semana de Cultura Catalana, que patrocina la propía Universidad Central. Asimismo esta tarde algunos expertos —don Sebastián Auger, don Manuel Jiménez de Porga, don Ramón Masía y don Francisco González, entre otros— analizarán, promovido por el Club de la Publicidad, «EI futuro de la publicidad política en España». Por otrá parte, se anuncia para el día 25 la presentación del libro «Las leyes-», escrito por el embajador señor Fraga, el cual permanecerá dos días más en la Ciudad Condal.

El señor Ruiz-Giménez pronunció su conferencia ante un auditorio rebosante, que se congregó en el Colegio de Economistas. Aprovechando su estancia en la capital catalana, el periodista don Salvador Alsius lo entrevista esta mañana en «Diario de Barcelona».

Tras manifestar, como es sabido, que no le sastisface el actual Estatuto de asociaciones, distingue tres niveles en el plano asociativo actual: uno, el del actual Estatuto de Asociación Política. Sobre él afirmó, aún con dolor, que desde mi punto de vista no hay posibilidad de participar» En segundo lugar, estaría e nivel de la ley de Asociación» del año 64. Es el que intenta utilizar el profesor don Jose María Gil-Robles.

«Nosotros respetamos y comprendemos las razones que él ha tenido pero no entramos tampoco por ese camino, entre otras cosa; porque estimamos que tambien esa ley es de alguna manera discriminatoria, aunque sea mas flexible. Yo vote con tra ella en las Cortes cuando se aprobó porque no la esti maba suficiente. Queda un tercer nivel que es el de asociarse no en contra de la legalidad, pero si más allá c fuera de la legalidad. De esta forma están asociados de hecho más españoles con vocación política. ´Que ciertas asociaciones no puedan aparecer a la luz pública no quiere decir que sean ilegítimas.»

una finalidad común, sin renunciar a sus posiciones, en la solución de problemas por vía democrática. La burguesía catalana tienen hoy unos intereses que fundantentalmente no son contrapuestos a los de cualquier otro demócrata: una apertura política, una apertura económica que permita superar la situación de crisis, una posibilidad de conectar can las grandes corrientes políticas y sociales de Europa...»

SEMANA CATALANA

Digamos, por fin. que el acto de apertura de la I Semana Catalana en la Universidad fue presidido por el rector señor Estapé, Quien afirmó que ello representaba reanudar la tradición cultural catalanista de esta Universidad Seguidamente, se celebró una mesa redonda en torno a Cataluña 1931. Participaron los señores Bonamusa, Andréu Abelló y Ventallo. Los ponentes analizaron el valor histórico de la Generalidad y del Estatuto de la Autonomía. El señor Andréu Abelló sostuvo que, durante aquella época, Cataluña no puede ser considerada como separatista. Banderas republicanas fueron colócalas en la sala, junto a carteles de matiz ilegal. La fuerza pública retiró tales símbolos. Asimismo, con motivo de la conmemoración del 14 de abril se registraron algunos incidentes.

SOLE BARRERA

Por su parte, el señor Sole Barbera responde en el mismo periódico a preguntas referidas a la conferencia de ayer tarde. El planteamiento del abogado laborista es el siguiente: «No se trata de llamar a la gente a las barrica das. sino de entrar en una ría de solución política. Claro que encontrar un punto de diálogo con los ultra resulta difícil . Pero entiendo que existe la posibilidad de diálogo con todas las otras fuerzas que no son ultras y que tienen uno? intereses en parte coincidentes, con los que estamos desde hace mucho tiempo dentro de un sentido oposicional a) Régimen. Y entiendo que lia mar a una unidad por la restauración de un sistema democrático en nuestro país no es un grito subversivo, sino una simple apelación al buen sentido de los noUtieos españoles »

Después de propugnar un pacto «que nos lleve a la reconquista´ de las libertades democráticas», el conocido abogado defiende «que gente cor intereses contrapuestos a nivel personal o de la clase QUE representa puede encontrar

 

< Volver