Don Raimundo Fernández Cuesta, en el homenaje a Maeztu y Victor Pradera. 
 "El ambiente aperturista en que vivimos ha desbordado los límites señalados por el Gobierno"     
 
 Informaciones.    11/06/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

DON RAIMUNDO FERNANDEZ-CUESTA, EN EL HOMENAJE A MAEZTU Y VÍCTOR PRADERA:

«EL AMBIENTE APERTURISTA EN QUE VIVIMOS HA DESBORDADO LOS LIMITES SEÑALADOS POR EL GOBIERNO»

MADRID, 11. (INFORMACIONES y resumen de agen-cías.)—«El ambiente apertu-rista en que vivimos ha desbordado los limites señalados por el propio Gobierno en el discurso del 12 de febrero», ha dicho don Raimundo Fernández-Cuesta ante unas 1.500 personas que asistieron en un restaurante de Madrid a un-homenaje a Víctor Pradera y Ramiro de Maeztu en el primer centenario de su nacimiento.

Presidieron el homenaje don José María de Oriol y los ex ministros don Raimundo Fernández-Cuesta y don Gonzalo Fernández de la Mora. Asimismo, ocuparon puestos en la mesa presidencial el presidente del Consejo de Estado, don Antonio Marta de Oriol y Urquijo; la delegada nacional de la Sección Femenina, señorita Primo de Rivera; el ex ministro señor Sánchez Bella; la alcaldesa de Bilbao, señora Careaga de Lequerica, y los hijos de Pradera y Maeztu.

Entre los asistentes figuraron los ex ministros señores Solís, García - Ramal, Vigón, Sanz Orrio y Salvador Díaz-Benjumea, junto con consejeros del Reino, varias decenas de consejeros nacionales y procuradores en Cortes, Jerarquías sindicales y otras autoridades militares y civiles.

DON JOSÉ MARÍA ORIOL: •«LIBERTAD DENTRO DE UN ORDEN»

Don José María Oriol tomó la palabra en primer lugar y se refirió a la necesidad de reforzar las estructuras políticas, lo que no equivale a su reforma y, menos, a su sustitución o mutación, de modo que no haya lugar a la subversión, aunque tampoco a exclusivismos. Aludió concretamente a la imposibilidad de unas asociaciones que puedan convertirse en partidos y quebrar la representación orgánica, lo que, a su entender, enraiza con el carlismo, «cuyo Caudillo y Jefe Nacional no está en el destierro, sino en El Pardo», añadió. Dijo que el carlismo cuenta hoy con unos Principios y Le-yes Fundamentales, síntesis del pensamiento unificador de Maeztu, Pradera y José Antonio, y con el Príncipe y futuro Rey de España, en quien confluyen las dos ramas reales españolas.

Concluyó el señor Oriol que los tradicionalistas quieren en este momento libertad dentro del orden nacido de la doctrina católica; participación a través de la representación orgánica; desarrollo de sus ideales; defensa de los principios, ideas y modo de ser de los españoles, y confianza en unas nuevas generaciones capaces y dignas.

DON GONZALO FERNANDEZ DE LA MORA: «FORMACIÓN DE UNA UND3AD INSTITUCIONAL»

A continuación, el ex ministro de Obras Públicas don Gonzalo Fernández de la Mora, pronunció un discurso que tituló «Bandera que se mantiene», en el cual exhortó a la formación de una unión institucional en torno al Estado del 18 de julio.

El señor Fernández de la Mora presentó a Ramiro de Maeztu, Víctor Pradera y José Antonio Primo de Rivera como superadores del dilema político entre demoliberalismo y marxismo, a través de lo que llamó una «síntesis dialéctica»

El señor Fernández de la Mora concluyó: «No defendemos la intransigencia, pero sin confundir la transigencia con el abandono o la abdicación. No defendemos modelos monolíticos ni impedir el contraste de pareceres, la apertura, ni la partió nación democrática, si no simplemente que todo ello se lleve a cabo «cómo» y «has ta>> donde nuestra Leyes Fu" damentales lo permitan. El problema consiste en la Ínter pretación de ese «cómo» y de ese «hasta», interpretación que corresponde al Consejo Nacional del Movimiento, a las Cortes Españolas y, en definitiva, al Consejo del Reino en el recurso de contrafuero. Salve que con el desarrolla lo que se pretenda es desembocar en un régimen distinto, lo que ya es otro tema.»

DON RAIMUNDO FERNANDEZ-CUESTA: «EL RÉGIMEN NO HA DE TERMINAR CO.i LA MUERTE DE SU FUNDADOR,,

Por último, don Raimundo Fernández-Cuesta, ex ministro secretario general del Movimiento, pronunció un discurso en el que comentó las posibilidades y los condicionamiento? del «desarrollo políticos en España.

*Defendemos----dijo el señor Fernández - Cuesta— la continuidad del sistema poli-tico existente.» Agregó que «el régimen creado por Franco no ha de terminar con la muerte de su fundador». «No es un paréntesis abierto en la vida pública de España para resolver una situación transitoria y que una vez resuelta se cerraría, para reanudar el pasado.»

Don Raimundo Fernández-Cuesta abordó a continuación el tema de la actual apertura política, respecto a la cual afirmó:

«No se me oculta que el ambiente aperturista en que vivimos ha desbordado los limites señalados por el propio Gobierno en el discurso del 12 de febrero, más por obra de cierta propaganda que por espontánea exigencia de la opinión.»

«F.n definitiva —concluyó el ex ministro—, el desarrollo político es necesario, pero es una cuestión a resolver con arreglo a nuestra normativa doctrinal y constitucional que lo delimita de una manera obligatoria y no fuera de ella. En nuestro sistema, las instituciones obedecen a unos principios doctrinales y a una coordinada relación funcional de unas con otras; obedecen a una lógica interna, íntima, por lo que alterar o modificar alguna puede Ser el hilo tras el etial ?e de shas a el ovillo.

A no ser que, como algunos piden, se quiera modificar el sistema de nuestras Leyes Fundamentales. Pero entonces esa modificación habrá de hacerse mediante el procedimiento constitucional que el mismo sistema establece, es decir, por leyes aprobadas en Las Cortes, y en referéndum nacional, pero nunca por el camino de las leyes ordinarias, las cuales han de acomodarse a las fundamentales mientras éstas se hallen vigentes. Pero, claro también, que no fortalece mucho al régimen plantear el tema de su revisión, incluso la de los Principios¡ Fundamentales del Movimiento.»

11 de junio de 1974

 

< Volver