Declaración pública de la Cámara de Comercio de Barcelona. 
 El pacto social entre los obreros y empresarios puede ser la clave para la reactivación     
 
 Informaciones.    27/03/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

DECLARACIÓN PUBLICA DE LA CÁMARA DE COMERCIO DE BARCELONA

El pacto social entre obreros y empresarios puede ser la clave para la reactivación

BARCELONA, 27. (EUROPA PRESS.)

EL fin de la actual ola de conflictividad y el conseguir un pacto social entre obreros y empresarios puede ser la clave para una previsible reactivación economica, según ha puesto de relieve don Andrés Ribera Rovira al presentar ayer una declaración público de la entidad barcelonesa que preside —la Cámara de Comercio, Industria y Navegación—, dirigida, ha dicho, a la opinión pública, pero sobre todo a los líderes del sector obrero, a los dirigentes de la economía nacional y a la Administración.

El presidente de la Cámara ha dicho que el problema más importante del país en estos momentos es no desperdiciar capacidad de trabajo humano y luchar contra el paro y la conflictividad laboral. A ello se añade el conseguir la reactivación del mercado de inversión y una mayor presencia en los mercados internacionales. El señor Ribera Ro-vira ha destacado la importancia de asegurar la regularidad y puntualidad de la entrega de exportaciones, por cuanto los conflictos laborales Inciden sobre esta cuestión, lo que podría traer un descenso en la exportación que acentuaría a su vez el desempleo y deterioraría aún más la situación económica.

A la hora de distribuir culpas, por la crisis que viene afectando a la economía española en los dos últimos años, el señor Ribera Rovira daría el 10 por 100 a los trabajadores, otro tanto a los empresarios y un 20 por 100 de la culpa a la Administración. Por otra parte, ha destacado que entramos ahora en un ciclo de reactivación muy lento, pero positivo, a menos de que —por lo ya mencionado— estropeemos el comercio exterior.

CONSECUENCIAS DE LA CRISIS

La declaración pública elaborada por la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Barcelona, señala, entre otras cosas, que la fuerte crisis de los dos últimos años ha afectado duramente a la economía española. Recesión, aumento del paro, deterioro del poder adquisitivo de los ingresos de la población, pérdida de competividad de los productos españoles, descenso de la inversión, y descapitalización de las empresas, etc., han sido las consecuencias tangibles y concretas de esta fase recesiva. Cuando empezaban a apuntarse posibilidades de mejora, tanto por el comportamiento de la economía mundial como de la española, circunstancias especiales han roto este inicio de recuperación y han agravado la situación. A las dificultades e incertidumbres que comporta el proceso de cambio político se han añadido,fuertes tensiones en todos los niveles de la soriedad, que no sólo retardan el previsible proceso de reactivación, sino que están ocasionando graves quebrantos a toda la economía, cuyo enderezamiento será muy problemático.

Ante todo ello, la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Barcelona considera que la existencia de una economía sana y dinámica es base imprescindible para asegurar, cualesquiera que sean las formulaciones del marco político, el bienestar de toda la población; en consecuencia, el respeto a la iniciativa privada, que ha dado pruebas de ser el principal motor del progreso económico y social, el fortalecimiento de la empresa como básica organización para el desarrollo, la urgente reac tivación económica, el control de la inflación, la Integración en Europa, el apoyo a la exportación y el correcto funcionamiento de los canales de comercialización, son condiciones necesarias para reorientar y vigorizar la economía española y para que puedan crearse los necesarios nuevos puestos de trabajo.

CONDICIONES

La Cámara considera necesario:

a) La existencia de organizaciones patronales y obreras representativas y por ello capaces para entrar en diálogo, llegar a acuerdos razonables y hacer cumplir los pactos. ,

b) La existencia de un sistema impositivo que potencie la inversión en la empresa y apoye su

autofinandación. A este respecto se hace constar la preocupación por la fuerte Incidencia sobre las

empresas de la aplicación de la nueva ley de Régimen Local en su aspecto fiscal.

c) La asunción por el Estado de cargas sociales, cuya financiación, a través de la Seguridad Social, se ha atribuido inadecuadamente a las empresas y a los trabajadores. La mejora de las prestaciones de la Seguridad Social, sin que comporte una elevación de los costes de producción, sólo es posible con un control estricto de los gastos y la mejor gestión de los servicios. En tal sentido se estiman necesarias la descentralización de la gestión y la atribución de responsabilidades en la misma al sector privado.

d) La situación económica de Cataluña y su futuro requieren que no se continúen aplazando actuaciones, urgentes y reiteradamente solicitadas, en materia de Infraestructura viaria, tanto por carretera como por ferrocarril, e hidráulica", abastecimiento de agua y saneamiento, producción de energía eléctrica, equipamiento sanitario y en servicios básicos y viviendas.

Concluye el informe señalando la prioridad de apoyo a la exportación, su postura de integración en la C.E.E., el reconocimiento de la personalidad de Cataluña y aboga por la atribución de responsabilidades políticas, económicas y administrativas a las regiones, que verán asi potenciada su capacidad de aportar progreso económico y social a la colectividad.

 

< Volver