Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   El periodista señor Huertas Clavería, en libertad     
 
 Informaciones.    13/04/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Ei periodista señor Huertas Cíavería, en libertad

BARCELONA, 13.

SIETE minutos antes de las doce de la noche, la puerta de la Cárcel Modelo de Barcelona se abría. Unas trescientas personas congregadas delante del edificio penitenciario prorrumpieron en fuertes aplausos. Llovieron ramos de flores. ES periodis-ta don José M. Huertas Cíavería, tras casi nueve meses en la cárcel, recuperaba su libertad.

Los primeros indicios de que ayer podría salir el mencionado redactor de «Tele-Ex-prés» comenzaron a circular a mediodía, justo mientras la Comisión de Defendia Profesional, reunida en la Asociación de la Prensa, estaba examinando la marcha de este caso. Fue don Lucio del Álamo, presidente de la Federación de Asociaciones de la Prensa, quien telefónicamente comunicó la decisión del juez de Orden Público al presidente barcelonés, don lorenzo Gomis. Minutos después, el director general de Coordinación Informa tiva, don Carlos Sentís -cuyo interés en favor del señor Huertas Cíavería ha sido especialmente importante—, llamaba al abogado del periodista, don Agustín de Sernir, y corroboraba plenamente la buena nueva.

A partir de esas horas, to das las gestiones se encaminaron ya a cubrir los diversos trámites, tales como depositar la fianza —25.000.pesetas— y otros detalles reglamentarios. El propio presidente, señor Gomis, se encargó de depositar la fianza en el Palacio de Justicia. Esperaban también la esposa del señor Huertas y familiares próximos, así como presidentes y representantes de algunas asociaciones de vecinos. Varios directores de periódicos hicieron acto de presencia y esperaron el momento del retorno del señor Huertas a la libertad.

MOMENTOS O E EMOCIÓN

«Gracias, gracias a todos», repetía el colega de «Tele-Expréss», mientras se intensificaban las ovaciones. Los gritos de «Huertas, Huertas, Huertas» resumían el estado de gran emoción de la mayoría de los allí reunidos. Abrazó a. su esposa y, asimismo, a mu-cnos de los periodistas y amigos. Junto a éstos —ya en grupo más reducido— brindó en un bar próximo con champán, en tanto una representación de «Nuevo Diario» ~-cu-yo libro fue presentado ayer tarde en Barcelona—, se acercaba al señor Huertas Cíavería a quien los antiguos redactores del desaparecido periódico dedicaron un ejemplar.

Don José M. Huertas Cíavería ingresó en prisión el 22 tíe julio del año pasado, sometido a la jurisdicción milítar por un articulo publicado en «Tele-Exprés». Su encarcelamiento desencadenó una huelga casi total de los periódicos barceloneses. En e) mes de agosto, un Consejo de guerra lo declaró culpable y fue condenado a tres años de prisión. Mientras se seguía el sumario, fue acusado de presuntas relaciones con el miembro de E.T.A. «Wilson», por lo que se le abrió un segundo sumario. Indultado de la primera causa, continuó en la cárcel debido a la segunda. Derogado en gran parte el decreto-ley antiterrorismo, el sumario pasó de la jurisdicción militar al T. O. P. En los últimos días trascendió que el fiscal del T.O.P. había informado en sentido de que tal sumarlo fuera retornado a los militares. Finalmente, al embargo, el juez ha decretado la libertad con fianza, tanto

Por Enrique SOPEÑA

para el señor Huertas Clave-ria, como para otros dos encartados: el sacerdote don Juan Soler, párroco de Santa María del Taular, y el estudiante de Medicina don Jordi Roca.

 

< Volver