"La monarquía de los republicanos"  :   
 Conferencia de don José María García Escudero en el Siglo XXI. 
 ABC.    10/02/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

«LA MONARQUÍA DE LOS REPUBLICANOS»

Conferencia de don José María García Escudero en el Siglo XXI

Partiendo de una frase de Cánovas del Castillo —«En Francia la República se ha hecho con monárquicos; en España yo he hecho la Monarquía con republicanos»— desarrolló ayer en el Club Siglo XXI la tesis de su conferencia —«La Monarquía de los republicanos»— el escritor don José María García Escudero.

ARBITRO.—«Es. la clase de Monarquía —dijo— que corresponde a una época, la nuestra, en la que se ha apagado la fe casi religiosa de otros tiempos en las formas de gobierno, republicana o monárquica, y cuando se acepta ésta es en el sentido en .que Santiago Alba se declaraba, «como casi todos mis contemporá-neor, monárquico de razón».

«La razón que inclina a aceptarla es la misma que hace aceptar la división ideológica de las sociedades modernas como un hecho irreversible; pues entonces necesitaremos un eje para que alrededor de él giren las diferencias, un arbitro para que resuelva sus conflictos, un moderador para que lime sus aristas y un Integrador para que las reduzca a unidad.>

ESPERANZADO.—>Es además —dijo después— la clase de Monarquía que corresponde tanto a lo que es nuestra sociedad como a su regulación constitucional, que encaja a la Monarquía española entre las Monarquías modernas, aunque con más poderes que las demás: pero Incluso su fondo de poder actual, sí las cosas van bien, irá en la práctica a menos en vez de ir a más. Es la consecuencia de la función arbitral de la Corona: un arbitro. Si arbitra no puede ju-gar.

Más. adelante analizó las tres funciones que atribuye a la Monarquía: arbitrar, moderar e Integrar, resaltando especialmente el valor de esta- última.

«A un Intoxicado de Historia puede perdonársele que se Incline más bien hacia un escepticismo esperanzado, aunque quizá me pase como al médico que sale de su consulta y ve por todas partes casos clínicos», anadió.

 

< Volver