NO se fía.... 
 La izquierda continúa siendo clandestina     
 
 Diario 16.    27/12/1976.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

La izquierda continúa siendo clandestina

MADRID, 27 (D16).—Diligentes y estructuras de gran parte de los partidos de Izquierda siguen manteniéndose en la clandestinidad, pese a recientes y masivas "salidas a la luz". La izquierda declara "no fiarse" de la "variable tolerancia" gubernamental. El temor a acciones de "grupos incontrolados" es otro motivo para mantener a clandestinidad.

Pocos militantes del Partido Socialista Obrero Español conocen el domicilio de su primer secretario, Felipe González, cuya dirección y teléfono privados están en la agenda de muy contadas personas. Aunque el PSOE no es un partido clandestino en sentido estricto, sí mantiene ocultas algunas de sus estructuras, como el aparato editor de su portavoz, "El Socialista".

EI Partido Comunista, a pesar del aluvión de nombres de dirigentes y militantes hecho público durante la "semana del PCE", guarda, un mayor grado de clandestinidad a nivel de militantes y dirigentes. Los domicilios de gran parte de los miembros de su comité ejecutivo —y, por supuesto, el paradero de su secretario general en Madrid, ahora parece que conocido tras la detención fie Carrillo— se mantienen ocultos. Lo mismo sucede con el aparato de propaganda y el sistema de impresión y difusión de "Mundo Obrero".

Las partidos a la izquierda del PCE siguen siendo realmente clandestinos. Incluso organizaciones miembros de Coordinación Democrática y de la Plataforma de Organismos Democráticos se mantienen totalmente clandestinas, excepto en los nombres de algunos, pocos, "hombres públicos". La Organización Revolucionaria áe Trabajadores (ORT), mar-xista-leninista, es el único partido de CD y la POD cuyo secretario general es aún desconocido, ocultándose bajo el seudónimo de "Inchausti". Excepto Manuel Guedán, Amánelo Cabrero y pocos más —cuyos domicilios son, ademas, ignorados—, los dirigentes de la ORT se mantienen en la sombra, 10 mismo que sus estructuras directivas.

Domicilios, tema prioritario

El Partido del Trabajo reveló hace pocos meses el nombre de su secretario general, Eladio García Castro, antes oculto tras el seudónimo de "Ramón Lobato". Pero García Castro sigue, por lo demás, de incógnito, y sus apariciones públicas son escasas. Los nombres conocidos del Buró Político del PTE, "Joaquín Badia" y "Luis Sánchez", corresponden a seudónimos. Lo mismo ocurre con el secretario del Comité Nacional de Cataluña, "Josep Vidal"; de Euz-kadi, "Joseba Urrutia", o de Andalucía, "José Ríos". Se

desconocen los componentes del Comité Central

Algo similar ocurre con otro partido miembro de CD y de la POD, el Movimiento Comunista, cuyo Comité Central es poco conocido —se dan los nombres de Javier Dorronsoro y Javier Ortiz—, Este último, al ser detenido hace unos meses, sufrió algunas violencias en la comisarla al intentar averiguarse su domicilio real, tema, al parecer, prioritario para sus interrogadores. El secretario general del MC, Eugenio del Río, no aparece en actos públicos, y tan sólo sale al extranjero en ocasiones en que la oposición española está representada. Como el PTE y la ORT, el MC no da cifras de militantes.

Las organizaciones consideradas a la izquierda de las citadas se mantienen prácticamente en una total incógnita. Pero, en los últimos meses, y al amparo de una tolerancia ciertamente mayor, han presentado a la Prensa algunos de sus miembros grupos como Liga Comunista, Liga Comunista Revolucionaria, Partido Obrero Revolucionario de España, Organización de Izquierda Comunista o Bandera Roja. De otros grupos, duramente perseguidos —PC (m-1), el propio PC (reconstituido), etcétera—, el desconocimiento a todos los niveles, es total.

 

< Volver