Opiniones. 
 Hacia un Gobierno homogéneo de transición     
 
 Informaciones.    03/07/1976.  Página: 6-9. Páginas: 3. Párrafos: 114. 

LA CRISIS DEL GOBIERNO

OPINIONES

Hacia un Gobierno homogéneo de transición

AMPLIOS SECTORES DE LA OPOSICIÓN DEMOCRÁTICA, DíSPUESTOS A TENDER LA MANO A UN GOBIERiNO FAVORABLE AL CAMBIO

TRAS la dimisión del presidente Arias y cuando todavía no se conoce la terna de la que saldrá elegido e! nuevo presidente del Gobierno, hemos preguntado a destacadas personalidades políticas su opinión sobre cómo debería ser el nuevo jefe del Gobierno y su Gabinete. Hemos recogido las opiniones de don Rafael Pérez Escolar (Reforma Democrática], don Raúl Morodo (secretario general del Partido Socialista Popular), don Felipe González (secretario general del P. S. O. E.), don Francisco Fernández Ordóñez (socialdemócrata). don Antonio García tópez (secretarlo general del P. S. D. E.), don Ignacio Camuñas (P. D. P.) y don Iñigo Cavero (I. D. C.). También nos dirigimos a otros políticos del pats que o no pudieron responder o prefirieron aplazar sus declaraciones hasta que se conociera el nuevo presidente.

De las declaraciones de estas personalidades políticas se deduce que la oposición se encuentra en disposición de tender la mano- y no crear problemas para la estabilización de la democracia, siempre que el nuevo Gobierno demuestre su Interés rea! por el cambio político. Coinciden casi todos los políticos en que el nuevo Gobierno no debe ser un Gobierno do concentración nacional, sino uno homogéneo con la Monarquía, do transición, capaz da abrir un nuevo diálogo con la oposición, que conduzca al país hacia la democracia constitucional, a través de elecciones libres y con el reconocimiento de los derechos y libertades políticas. Para el líder del Partido Socialista Obrero Español, Felipe González, el Gobierno

debería estar -no marcado por la etapa anterior y-ser lo más neutro posible» y en cuanto a la colaboración política con el mismo el abogado sevillano afirma que «si el Gobierno está dispuesto a Iniciar la negociación con la oposición, los socialistas aceptaríamos las responsabilidades que nos incumben en los compromisos que se pudieran derivar». Para Fernández Ordóñez, el Gobierno «debe encontrar una salida positiva a la actual situación de desmoralización .y crisis política.

La noticia de la dimisión de don Carlos Arias no sólo ha sido bien acogida por la oposición española, sino que ha sido positivamente comentada en los círculos oficiales del mundo occidental, que han Interpretado la decisión como un acto de firmeza del Rey don Juan Carlos para avanzar hacia la democracia en España.

Para finalizar, nuestro corresponsal en Barcelona, Enrique Sopeña, ha recogido también las opiniones de personas de distintos sectores políticos y económicos, sobre lo qué esperan del nuevo Gobierno y en especial respecto a las repercusiones que pueda tener en Cataluña.

DON JOSÉ MARÍA GIL-ROBLES (F.P.D.): «HACER POSIBLE CUANTO ANTES UNAS CORTES

CONSTITUYENTES »

—¿Cuales cree que han sido tas causas de la dimisión del señor Arias Navarro?

—E] señor Arias Navarro ha sido victima de su política de contradicciones y debilidades, que han desorientado gravemente a la opinión española y han minado su confianza en el Gobierno. Las gravísimas consecuencias de esa política están a la vista de todos y no precisan ser ponderadas.

—¿Cuales son las características que, a su juicio, debe reunir el nuevo jefe de Gobierno?

—Independencia, firmeza, sentido da lo limitado, pero trascendental de su misión y falta da participación en las graves responsabilidades de gestión del régimen autoritario.

—¿Cómo vena el nombramiento de un militar para el puesto de presidente del Consejo de ministros?

—Dependería de la política qué llevase a cabo. En principio, y por el propio bien de las fuerza] armadas, que deben quedar apartada! de responsabilidades políticas, celebrarla que el Rey no 8Q viera en la necesidad de nombrar jefe del Gobierno a un militar.

—¿Que tareas fundamentales, ea su opinión, debe realizar el nuevo Gobierno?

—«acer posible cuanto antes la convocatoria de unas Cortes constituyentes, previa la celebración de un referéndum de arbitraje democrático, que permita apartar, durante un tiempo limitado y para fines bien determinados. Incluso mediante decretos-leyes, lo» obstáculos que a ello Be opongan, y adoptar las medidas que urgentemente exlen la dtuaclón económica y financiera det país.

—¿Qué fuerzas políticas Beberían participar en el Gabinete que se forme?

—Cuando todavía no hay un reconocimiento de la legalidad de los partidos político», me parece prematuro hablar de participaciones de tendencias políticas en el nuevo Gobierno.

—¿Cuál es la disposición personal de usted en cuanto a la colaboración en «I nuevo Gobierno?

—No me gusta especular sobre

LA CRISIS DEL GOBIERNO

hipótesis que por hoy juzgo carentes de verosimilitud.

__¿Con qué problemas graves habrá de enfrentarse este nuevo Gobierno?

—La pacificación espiritual -del país, el restablecimiento de una confianza que « ha perdido, 1» superación de la. crisis económica 7, por supuesto. la preparación, rápida de «na consulta a la voluntad de los españoles con las máximas garantias de libertad y sinceridad.

DON FELIPE GONZÁLEZ (P.S.O.E.): «GOBIERNO DE TRANSICIÓN"

—¿Que características políticas debe tener el presidente y el nuevo Gobierno dentro de una perspectiva realista?

—Como aclaración previa, conviene decir que, al no existir un sistema democrático, )& oposición política queda excluida d« cualquier participación y, por consiguiente, responsabilidad en la conformación del Gobierno.

Enmarcando la pregunta y la respuesta «dentro di una perspectiva realistas, es decir según las actuales relaciones de fuerzas que pueden observarse en el pats, pienso que el presidenta que designen debería ser un hombre flexible, de carácter antiautoritario no marcado por la etapa anterior, y lo mas neutro posible, ya que. no puede asurar n ser representativo por falta de contriste con la voluntad popular. Su Gobierno debe asumir el carácter de transición entre la etapa de autoritarismo sociopolíticamente liquidada, y la necesaria alternativa democrática. Toda intención o Imagen continuista constituirán elementos retardatarios en el proceso.

—¿Cuales deben ser los objetlvos Inmediatos de ese Gobierno?

—Teniendo cu cuenta el carácter objetivamente transitorio y no representativo del Gobierno, los objetivos Inmediatos tanto en materia política como en materia económica v social deben establecerse sobre la base de una negociación con las fuerzas políticas reales del país, tendentes al pleno reconocimiento de las libertades democráticas, sin exclusiones ni arbitrariedades, a la elaboración de un calendario de transformaciones que conduzcan en plazo fijo a la plena devolución de la soberanía popular, y durante el periodo de transición, a 1a discusión profunda y abierta sobre los rnétodof. de superación de la crisis económica.

—¿Qué espacio político debe abarcar y que amplitud de tendencia?

—En las circunstancias actuales no comparto la hipotesis de un posible Gobierno provisional tal como se ha concebido tradicionalmente. NI siquiera pienso que tea realista la conformación de un Gobierno de concentración nacional que abarcara fuerza representativas de la oposición democrática. Por consliíulente, creo que la hipótesis mas favorables, no la mas deseable, seria, la de un Gobierno homogéneo de la Monarquía, que eliminara a las fuerzas representativas del "bunker", que constituyen el principal obstáculo para abrir la negociación de la que he hablado anteriormente. Su espacio político situarla en las fuerzas de centrodereche que desean o necesitan uno alternativa democrática.

—¿Que colabroraciones externas y no externas estaríais dispuestos a aprovechar sí el Gobierno resulta aceptable?

—De lo dicho anteriormente puede excluir cualquier tipo de colaboración interna, y a la vez puede deducirse que si el Gobierno que salsa de la crisis está dispuesto a iniciar la negociación que reclaman todas las fuerzas políticas de la oposición, los socialistas aceptaríamos las responsabilidades que nos incumben er. los compromisos que se pudieran derivar. Bien entendido que ningún tipo de negociación que no se encamine limpia y honestamente a la devolución de la soberanía de nuestro pueblo, sería rechazada por los socialistas.

En la coyuntura histórica actual, creo que ninguna fuerza politica y democrática va a rechaiar la responsabilidad historica de participar responsablemente en la elaboración de una alternativa democrática pacifica,

—¿Cómo podría incidir un nuevo Gobierno de signo favorable al cambio sobre la alternativa reformaruptura?

—A mi juicio se debería abandonar la táctica hasta ahora seguida, de modo falaz, da identincnr el concepto ruptura democrática can formación violenta, i reforma con formación pnclncu. 81 por democracia se entiende líber-tndes bíslcas de asocisclón. expresión, unión, sindicación, huelga, etcétera, para todos, sin exclusiones al atribuciones arbitrarias al Poder ejecutivo, y como fln»l í«l proceso «e entiende que «I pueblo pueda decidir mediante elecciones jeneralts libres las instituciones que han de conformar el Juego político, la confrontación retorma-ruptür» habrá, desaparecido. Quedara sustituida por la de "alternativo" democrática» o mantenimiento mas o menos larvado de un régimen autoritario.

DON IGNACIO CAMUÑAS (P.D.P.): «SUPERAR LOS TÉRMINOS REFORMA-RUPTURA

—¿Cuáles son las causas que, a su juicio, podrían haber desencadenado esta crísis?

—Sintéticamente podría resumirlas de la siguiente manera.

1. Desgaste total de la imagen política del presidente Arias.

2. Creciente desacierto en la política económica,

3. Rumbo equivocado de la operación de reforma política.

4. Confusión generalizada en el país e insatisfacción en todos los medios políticos de la derecha y de la Izquierda.

—¿Qué características políticas debería tener el, nuevo presidente del Gobierno?

—El nuevo presidente podria tener una dobe fisonomía: o bien primero, ser una persona de probada autoridad moral o política para presidir un Gobierno neutral cuya labor acabe en las elecciones generales.

O. segundo, ser una persona de respeto y equilibrio político capaz de encabezar un Gobierno de amplia representación nacional.

—¿Que fuerzas políticas debería abarcar el nuevo Gobierno?

—Lógicamente esta pregunta queda contestada de alguna manera .en la respuesta interior, en u medida en que estoy esbozando dos posibles hipótesis de Gobierno favorables a la democracia».

—¿Qué tareas se presentan como fundamentales para el nuevo presidente del Gobierno?

—Los objetivos del nuevo Gobierno —ya lo he dicho en otras ocasiones— deben ser:

1. Asegurar la normal convivencia ciudadana.

2. Mantener en correcto funcionamiento la maquinarla de la Administración del Batido; la especial preocupación de no agravar con medidas Imprudentes la difícil coyuntura económica. tratando, antes bien, de emprender algunas medidas que alivien la tensión actual existente.

3. Convocar al país a elecciones generales, libres y sin exclusiones

—¿Cómo Incidiría la formación de unen Gobierna sobre la alternativa reforma-roptura?

—La tensión entre loe términos reformafsuptura deberla su perarse para que no se pueda, hablar de vencedora vencidos, piws el único vencedor en estt, disputa debe «er el pueblo español. No conviene antagonizar la vida nacional ni encrespar innecesariamente los espíritus.

—¿Qué disposición personal tendria usted para colaborar en «e DOCTO Gobierno?

—Siempre he pensado que estária dispuesta a. colaborar en cualquier hipótesis oon el Gobierno de mi país, siempre que se cumplieran cualquiera de estas dos condiciones: o bien que sea el Gobierno que organice esas elecciones generales. libres y sin exclusiones de que hablábamos untes. O bien que sea «1 Gobierno representativo de una mayoría democrática contrastada electoralmente

DON ANTONIO GARCIA LÓPEZ (P.S.D.E.):

«PACTO POLÍTICO»

—¿Cuáles son las causas que, a su Juicio, podrían haber desencadenado en la crisis?

—El 20 de noviembre termina una etapa historica se inicia otra. El segundo Gobierno Arias debía adaptarse a esta nueva situación. Iniciando la reforma constitucional i haciendo viable el que todos los españoles pudieran participar en el nuevo procesa democrático, sin confrontaciones ni violencias. Desgraciadamente la intención se quedó a medio camino. Su afirmación de

(Pasa a la pág. siguiente)

INFORMACIONES POLITICAS 7

3 de julio de 1976

LA CRISIS DEL GOBIERNO

(Viene de la pág. anterior)

que el cauce natural de representación política era el Movimiento y su defensa de la mayoría de las Instituciones y personas de la etapa de antiterrorismo. hicieron inviable ente diálogo entre las fuerzas democraticas y las antiguas fuerzas franquistas, que hubiera sido indispensable para que este proceso democratizador tuviera éxito. Fundamentalmente la causa principal es la incapacidad del presidente Arias de dialogar con la oposición democrática y de ser consciente de los deseos de cambio democrático que la mayoría do la población pedia. Resultado ello es que el sy tuvo que abrir este dialogo, convirtiéndose en su propio primer ministro. La. Insatisfacción creó tensiones que permitía ts agresividad progresiva de una derecha, mientra» que Impedía a1 Gobierno incluir a la oposición en su campo de dialoga. La presencia del presidente Arlas rn el próximo referéndum hubiera sido una hipoteca grave. El referéndum debe ser el momento de la concordia, y con el presidente Arias. humbre del pasado, esta concordia no era posible

—¿Que fuerzas políticas debería abarcar el nuevo Gobierno?

-Es Indudable que en este dialogo que debe abrirse ampliara en gran medida el abanico de fuerzas que influyen en la gobernación del Estado. El que las fuerzas de la Izquierda, el socialismo democrático y el socialismo tradicional, las fuerzas reales de las nacionalidades dialoguen y contribuyan al consenso de las decisiones políticas Que er país debe tomar durante este vera-no (decisiones graves que deben preparar las condiciones del referéndum del próximo otoño); el que estas fuerzas, digo, colaboren en el diálogo no quiere decir que deban Incluirse en el Gobierno. Conviene esperar a la confirmación electoral para ver la autenticidad de la representación de las diversas corrientes de opinión del país, ante» cíe que la Izquierda entre en las responsabilidades del Gobierno. —¿Que tareas se presentan como

fundamentales para el nuevo presidente del Gobierno?

—Llegar lo antes posible al pacto político que haga viable que todas las fuerzas políticas del pais colaboren de manera generosa en el referendum

Que este pacto político haga viable el pacto social en el cual participen los Sindicatos de Estado y los sindicatos de la oposición.

Que a la mayor brevedad posible se establezcan las lineas maestras del futuro de los derechos y obligaciones de las autonomías y de las nacionalidades.

De estas tres condiciones políticos depende que se restablezca la confianza económica, quo se relnl-cle el proceso de Inversión, que se haga una llamada urgente a la Inversión Internacional, de tal forma que se corrija la Inflación creciente y se acelere la recuperación económica.

En obvio que estas cuatro tarcas exljen la colaboración explícita del Ejercito. No se podran tomar las decisiones graves en lo que concierne a sindicatos Ubres, derechos de la» nacionalidades, legalidad futura del Partido comunista, etc., sin que el Consejo Superior del Ejército delegue, j de manera explícita, apruebe estas medidas. Por ello, consideramos Indispensable que un teniente general presida el próximo Gobierno. Repetimos que no hay civil que tenga suficiente autoridad ni fuerza como para negociar materías tan graves

—¿Cómo Incidiría la formación del nuevo Gobierno sobre la alternativa reforma-ruptura?

—Yo creo que la ditomia es facll. Entra la reforma del franquismo y la ruptura revolucionarla existe una tercera ría. que es el cambio democrático que se inicie con la reforma constitucional, en el cual converja y colaboren todas las luerzas políticas del viejo franquismo y de la nueva democracia.

—¿Qué disposición tendría usted para colaborar en ese nuevo Gobierno"

—Personalmente, como secretarlo general del Partido Socialista Democrático Español, seguiré las Instrucciones que decida la Comisión Nacional de nuestro partido. No obstante, serla prematuro una colaboración directa en las tareas del Gobierno, en tanto en cuanto no haya una confirmación democrática de nuestra representación política. Lo que si pediremos son las máximas garantías de. Igualdad ante el Estado, para comunicar con la población, y laa máximas ayudas de eee mismo Estado, que nos ha perseguido durante cuarenta años, al cual sólo exigimos trate, de ciudadanía.

Queremos cotaborai en la reforma para que tinga, éxito, de tal forma que podamos proseguir las fuerzas democráticas esa reforma con un cambio radical democrático de la estructura del Estado j de las relaciones humanas de la sociedad española.

DON RAFAEL PÉREZ

ESCOLAR (REFORMA DEMOCRÁTICA): «HOMOGENEIDAD DEL NUEVO GABINETE»

—¿Que características politicas debe tener el presidente y el nuevo Gobierno, dentro de una perspectiva lo mas realista posible?

—El presidente del Gobierno ha de reunir cualidades excepcionales: ante todo, lia de ser un estadista da cuerpo entero; pero temblón se requiere que posea una gran capacidad de trabajo, profunda experiencia política, Indudable coraje y decidido propósito de concluir el proceso democmtlzador sobre bases reales, tal como lo ha expuesto el Bey en ni reciente discurso al Congreso y al Senado de los Estados Unidos.

Claramente a Infiere de lo dicho que un presidente que reúna tales características ha de (orinar un Gobierno coherente, capaz de cubrir con paso firme un difícil camino que concluirá con la composición democrática de las nuevas Cortes.

—¿Cuáles deben ser los objetivos Inmediatos de ese Gobierno?

Los objetivos inmediatos son unos de tipo político y otros de carácter económico, éstos y aquéllos vinculados entre si. En el marco político, el nuevo Gobierno, «ln; merma de una gran firmeza en su actuación pública, ha de escuchar con atención y respeto luí opiniones de los diversos sectores políticos del pais, y ha de culminar airosamente el proceso de reformas definiendo las condiciones necesarias para una auténtica convivencia nacional. En el marco económico, di vital Importancia para lograr aquellos objetivos políticos, el nuevo Gobierno ha de merecer, la confianza del pais e inspirarla, a su vea, a cuantos están implicados en el juego de la economía; trabajadores, empresarios, todo el pueblo, en suma, han de tener eon-clenclft- clara de las posibilidades reales de nuestra economía; ha de potenciarse la libre Iniciativa y restablecer el respeto a la empresa; hay que manejar con prudencia y decisión, en aras de una reactivación económica que, » su vez, no Implique una acentuación de las tendencias inflacionistas, los mecanismos financieros públicos y privados, notoriamente Infrautilizados «n este momento. En una palabra, hay que trabajar con decisión desde ahora y no dejar para mañana, ti decir, para después de la* elección!", lo que puede hacerse hoy,

—(Que espacio político debe abarcar y qué amplitud de tendencias?

—No me. parece oportuno que el Gobierno se presente como un Gobierno de coalición. Antes al contrario; la homogeneidad en la composición del nuevo Gabinete ha de ser piedra fundamental para basar en ella «u posible éxito político. SI la preocupación esencial en materia política, según decíamos, Consiste en la culminación del proceso de reforma, es claro que hombres de esta tendencia habrían de

ser loe que se Integraran en un Gobierno reformista.

—tQué colaboración externa y no externa esUrla dispuesto » prestar si el Goblernr le resulta aceptable?

--La pregunta, por lo que a mi respecta, es de ciencia-ficción. De todas suertes, si el nuevo Gobierno cumple las condiciones anteriormente Indicadas, seguiré en la misma linea de propiciar una honda reforma política que evite las violencias rupturlstas o los escollos del inmovlllsmo.

—¿Cómo podría incidir un nuevo Gobierno, de signo favorable al cambio, sobre 1a alternativa ruptura-reforma?

—Un nuevo Gobierno, compuesto según la somera descripción que antecede, podría limar muchas de las aristas que ofrece en este momento la pugna reforma-ruptura. Un sincero propósito de diálogo, concillaba con una autoridad Indiscutibi podría obviar en gran manera determinad» dificultades surgidas hasta el momento, más propias de una reciproca Incomprensión que de fundamentos verdaderamente reales.

DON RAÚL MORODO (P.S.P.): «ESTABlLIZAR UNA DEMOCRACIA PLURALISTA»

—iCuales cree que han sido las causas de la dimisión del. presidente del Gobierno?

—El cese del señor Arias es el! resultado de una política inviable y contradictoria., lo que podíamos llamar reformismo paternalista desde el Poder, sin participación popular alguna. Ninguna dictadura se hereda a si misma, y este puede ser el primer paso destotalitarización real con recpecto al pasado histórico.

—¿Qué características políticas deba tener el nuevo presidente del Gobierno y cuál es la tarea fundamental que debe acometer el nuevo presidente del Gobierno;

—El nuevo presidente y el nuevo Gobierno, a mi juicio, deben Iniciar lo que todo el pueblo español pide

y exige unánimemente, a saber: ser un Gobierno que articule el paso del autoritarismo a la democracia. En concreto, anular el referéndum anunciado por Arias, pactar inmediatamente con la oposición democrática, restablecer todas las libertades públicas convocar elecciones genérales pura el mes de septiembre. Rey y Gobierno cumplirían asi con el deber moral y político de instaurar y estabilizar la democracía y organizar un sistema pacifico d« convivencia entre todos los es-

—iQué fuerzas políticas deberían contener el nuevo Gobierno?

—El Rey tiene dos opciones. La primera, constituir un Gobierno de concentración nacional con la oposición, con los sectores aperturistas del régimen, con aquéllos que quieran participar en una etapa de transición hacia la democracia. La segunda opción, constituir un Gobierno Independiente, homogéneo, que tenga concienola clara de ser un simple Gobierno de transición. En todo caso, las fuerzas políticas reaccionarias deberán estar excluidas en esta nueva etapa.

—¿Cómo incide la formación de un nuevo Gobierno sobre 1a alternativa reí orma-ruptura?

—Si alguno de los dos supuestos anteriores ae produce del enfrentamiento reforma-ruptura tenderían a disolverse. Nosotros, en cuanto P.S.P., hemos hablado siempre de la necesidad de la ruptura negociada. Un Gobierno configurado —incluso en el caso de gobierno independiente—, seria para nosotros un interlocutor válido.

—¿Cuáles son los problemas más graves que están vendientes?

—La normalización institucional del país. En España, nada está atado y por el contrario todo está por atar. Estabilizar una democracia pluralista es un objetivo prioritario del Gobierno.

—¿Qué disposición personal tendría usted para colaborar en este Gobierno?

—Personalmente, como miembro de la oposición democrática, como socialista, en cuanto secretario general del P.S.P. colaboraré todo lo posible en ayudar a hacer viable la ruptura pactada, que establezca la democracia en nuestro país.

IÑIGO CAVERO (I.D.C.): «ELECCIONES LIBRES Y COMPETITIVAS»

—-¿Qué características políticas debe tener el presidente y el nuevo Gobierno?

—Un político de convicciones y talante democrático capaz de formar un Gobierno realmente homogéneo, que se percatara de Que su misión histórica de facilitar el cambio constitucional en diálogo y negociación con las fuerzas políticas y sociales.

—¿Cuáles deben ser los objetivos Inmediatos de ese Gobierno?

—En un tiempo limitado, concretado en su primera declaración, promover el cambio constitucional buscando el «consensus» más amplio posible, libremente expresado, para concluir con la convocatoria de unas elecciones libres y competitivas en las que debería guardar neutralidad. Entre tanto, abordar soluciones co-yunturales para los problemas económicos y sociales del país.

—¿Qué espacio político debe abarcar y qué amplitud de tendencias? —El mas amplio que le resulte viable al Rey, siempre que se trate de persona que le sea leal y entienda lo transitorio de la función del nuevo presidente.

—¿Qué colaboración externa y no externa estaría dispuesto a prestar si el Gobierno te resulta aceptable?

—Dependerá del alcance del cambio constitucional, de su capacidad de diálogo y actitud negociadora respecto a los grupos sociales y jjarti-dos políticos más significativos del pluralismo del país.

—¿Cómo podría incidir un nuevo Gobierno, de signo favorable al cambio, sobre la alternativa retor-ma-ruptura?

—Si se aborda un nuevo planteamiento del cambio constitucional, dialogante y pactista, decidido a s iperar la imagen continuista y a .nstaurar y consolidar un modelo de régimen parlamentario que permita el pluralismo político, la opción electoral de alternativa de Gobierno y el control público y eficaz del ejecutivo, se conseguirá, no obstante las dificultades que surgieran, superar la bipolarización actual y consolidar una Monarquía parlamentaria.

DON FRANCISCO FERNANDEZ ORDOÑEZ (SOCIALDEMOCRATA INDEPENDIENTE):

«NUEVAS REGLAS DE JUEGO»

—¿Cuál será la misión del nuevo Gobierno?

—La misión del nuevo Gobierno es obviamente encontrar una salida positiva a la actual situación de desmoralización y crisis política, económica y social en que se encuentra el país. Su configuración debería ser tal que le permita cubrir unos objetivos mínimos y esenciales:

1.» Encontrar una solución negociada con todas las fuerzas políticas sobre los términos y circunstancias de un proceso electoral libre y conduzca a un ejecutivo y legislativo representativo de la voluntad popular.

2.» Restablecer un clima de confianza, de responsabilidad colectiva y de disciplina social que permita situar en vía de solución los graves problemas económicos.

En una palabra, las funciones transitorias pero importantísimas de este Gobierno consiste en sustituir la antítesis «Régimen - oposición» por unas nuevas reglas de juego, claras, negociadas y definidas, que normalicen la actividad política del país.

 

< Volver