Manifiesto "de los 32". 
 "Es necesaria la negociación del poder con las fuerzas democráticas"     
 
 Informaciones.    26/07/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

MANIFIESTO «DE LOS 32»

"Es necesaria la negociación del poder con las fuerzas democráticas"

LA ORGANIZACIÓN DEL PROCESO ELECTORAL HA DE HACERSE CON LA PARTICIPACIÓN DE TODAS LAS FUERZAS POLÍTICAS

MADRlD, 26 (INFORMACIONES y agencias);.

ES evidente que el proceso de cambio a la democracia no puede dirigirlo unilateralmente el Gobierna, que carece para ello de la necesaria legitimidad, sino que debe desarrollarse en todos sus aspectos mediante una negociación del Poder con lasf/uerzas democráticas del país», dice el manifiesto «de los 32», hecho público ayer. Este documento, que ha sido calificado en medios políticos como significativo. es la base de un acuerdo a! que se llegó el •pasado sábado, y expone la postura del llamado "grupo de ios 32» ante la declaración programática del Gobierno. Su tono es de moderación

Al crecer, participación importante en la redacción de esté documento ha tenido el catedrático de Derecho Constitucional y monárquico liberal don Carlos Ollero. Junto con él firman el documento 31 personas, algunos de ellos pertenecientes a Coordinación Democrática: figuran entre los firmantes", según parece: don Joaquín Garrigues Walker, líder de la Federación de Partidos Demócratas; don Enrique Larroque. don Ignacio Camuñas y don Joaquín Satrústcgul, por sus respectivos grupos de tendencia liberal; los dirigentes democrlsttanos don Fernando Alvarez de Miranda (Izquierda Demócrata Cristiana), don José María Gll-Robles (Federación Popular Democrática), y don Joaquín Rutz-Gtménei (Izquierda Democrática). Los representantes de grupos so-claldcmócratas. don Francls-co Fernandez Ordófiez, don Luis González Seara, don Fernando Chueca y don Rafael" Arlas Salgado; líderes del Partido Socialista Popular, como Raúl Morodo, y del Partido Socialista Obrero Español, asi como destacados miembros del Partido Comunista Español, los señores Tamames y Azcárate. También firman el documento otras personalidades eolíticas Independientes.

Textualmente, el manifiesto dice lo siguiente:

"El pasado día 2 de Julio. 32 españoles pertenecientes a diversos partidos políticos de la oposición democrática y personas independientes de la misma significación sus cribieron un documento dirigido a la opinión publica en el que denunciaban la llamada ´re-forma constitucíonal y el anunciado referéndum, tal como ambas-operaciones hablan sido planteadas por el Gobierno entonces cesante del señor Arias. Al propio tiempo, se expresaba la creencia de que no serla posible, ni viable, un futuro democrático español sin que se produjesen los tres hechos siguientes:

Reincorporación a un vida ciudadana, con plenitud de derechos civiles y políticos, de cuantos españoles se encuentran aún en el extranjero o en prisión, procesados o sancionados, por razones política»

Vigencia efectiva de lot derechos y libertades democrático» y Ubre constitución y actuación de los partidos políticos.

Formación de un Gobierno ampliamente representativo de la comunidad nacional que inicie y culmine sin dilaciones innecesarias el tránsito pacifico hacia una verdadera democracia.

La designación del nuevo Gobierno, por procedimientos oo democráticos, J la publica-

ción de su "declaración programática" nos obliga a manifestar nuevamente nuestra actitud ante la concreta j difícil situación política, social y económica del país.

LA SOBERANÍA RESIDE EN EL PUEBLO

De Ja declaración del Gobierno valoramos el, empleo de un lenguaje distinto al utilizado en análogas circunstancias por anteriores Gobiernos, ya que Invoca principios democráticos, y porque por primera vez no sólo no se desicalifica a la oposición, sino que se reconoce ´públicamente la conveniencia de un diálogo con ella.

Por otra parte, plenamente conscientes de la extraordinaria gravedad de los problemas económicos- que el país tiene planteados y de la insuficiencia de los propósitos anunciados por el Gobierno en esta materia, reiteramos nuestra convicción de que la solución de tales problemas resulta línposlble desvincularla del establecimiento de un sisteme de convivencia democrátlca y, en consecuencia, que la crisis económica en manera alguna puede aducirse como pretexto para posponer e) adecuado planteamiento de los problemas políticos. Las decisiones que hoy es preciso adoptar en España para superar esta crisis y evitar situaciones dramáticas exigen una concordia politica que contribuya á crear las condiciones Imprescindibles para la recuperación económica.

En cuanto al trascendente reconocimiento hecho por el propio Gobierno de que «la soberanía reside en el pueblo», señalamos que ello supone la urgente necesidad de afrontar el cambio democratico, contando con la participación de todos los españoles cu un proceso de carácter constituyente.

NEGOCIACIÓN GOBIERNO-OPOSICION

Es evidente que el proceso de cambio a la democracia no pueda dirigirlo unilteralmente el Gobierno —que carece para ello de la necesaria legitimidad—, tino que debe de» arrollaras en todos sus aspectos mediante una negociación del poder con las fuerzas democráticas del país, como Insistentemente Jo hemos venido preconizando. Ello significa que, manteniendo loe tres puntea antea reproducido» de nuestra declaración del 3 de Julio, el proceso del diálogo

entre el Poder y la oposición se verla facilitado por:

1La desaparición del tratamiento arbitrarlo j discriminado en el reconocimiento T garantía de los derechos y libertades democráticos.

2 El reconocimiento de una absoluta Igualdad de oportunidades para todas las fuerzas políticos en e> acceso « loa medio» de comunicación de masas, y en especial a 1» televisión, boy monopolizada por el Gobierno

3 La inmediata y electiva posibilidad de uue las fuerzas del mundo del trabajo puedan organizar su «Indicalbmo libremente, iln Injerencias de ninguna clase.

4 El reconocimiento de la personalidad de los pueblos 7 reglones que Integran el Estado español y del efectivo ejercicio de sus derechos.

5 £3 compromiso de que la organización del proceso electoral ha de hacera» con la participación de todas las fuerzas poli ticas,´a fin de garantizar unas elecciones generales libres y competitivas, que permitan el tránsito pacifico a la democracia a través de un proceso constituyente.

En suma, ios ürmantes de este escrito contemplan con atención los propósitos enunciados por el Gobierno, pero manifiestan su convicción de que sólo a través de actos concretos concertados entre el Poder v ´a oposición será viable la transformación de la vida política española hacia una convivencia pacifica basada en la «ofieranía popular.»

 

< Volver