Autor: Zubiete Sobrado, Angel Pedro. 
   El secretario del Partido Comunista de Euskadi, llamado a la comisaría     
 
 Informaciones.    10/08/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

E! secretario del Partido Comunista de Euzkadi, llamado a la Comisaría

BILBAO, 10 (INFORMACIONES, por A. P. Zubiete).

LA Jefatura Superior de Policía de Bilbao ha llamado a declarar en sus dependencias al secretario general del Partido Comunista de Euzkadi, don Ramón Ormazábal, según parece en relación con la celebración del pleno de! Comité Central del P. C. de Euzkadi (ver INFORMACIONES de ayer), en Bilbao, con la presencia de varios periodistas invitados.

Hacia las diez de la mañana, de ayer, una persona, que no te Identificó, se presentó en tí domicilio de don Ramón Ormazábal, a quien inquirió cobre la veracidad de la rueda de la rueda de Prensa mantenida tras la reunión del Comité Central. Cuatro horas más tarde, un funcionario del cuerpo General de Policía se presentó en la casa del secretarlo del P. C. de Euzkadi, y le conminó a que le acompañase a la Jefatura, pues «su Jefe quería hablar con él». También le dijo el policía que llevase una manta, pues posiblemente tendría que dormir en la Comisaría, donde permanecería, por lo menos, hasta las once de la mañana de hoy. En el momento de redactar estas líneas, se desconoce la iuerte que haya podido correr el señor Ormazábal.

También ha sido detenido, en otro lugar de Bilbao, don José Unanue, militante del P. C, de Euzkadi, que fue amnistiado hace cinco días, saliendo de la cárcel de Carabanchel. Fue puesto en libertad después de declarar.

El pasaporte le habia sido confiscado en abril de 1975 cuando la policía efectuó un registro en el domicilio del señor Herrero con motivo ie su detención.

La U.G.T. manifiesta que tai denegación impide a don Isaías Herrero acudir a diversas reuniones previstas para este verano, a las que había sido invitado por centrales sindicales europeas. Según esta central que trabajadores, la denegación del pasaporte a uno de sus afiliados supone una flagrante violación de la carta de Helsinki, firmada por el Gobierno español, en la que se reconoce el derecho de todos los ciudadanos a la libre circulación a través de las fronte-

 

< Volver