Autor: Saiz, José Ramón. 
 Mañana: Se cree que el Gobierno estudiará la legalización de varios partidos. 
 El Partido Popular podría ser aglutinante de diversos sectores demócrata-cristianos     
 
 Pueblo.    30/09/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

MAÑANA: Se cree que el Gobierno estudiará la legalización de varios partidos

El PARTIDO POPULAR PODRÍA SER AGLUTINANTE DE DIVERSOS SECTORES DEMÓCRATA-CRISTIANOS

Cinco ex ministros parecen buscar una alianza de grupos conservadores

MADRID. {PUEBLO, por José Ramón SAlZ.)~-En la reunión del Consejo de Ministros de mañana, el Gobierno podría reconocer de manera oficial diversos partidos políticos que, en su día, presentaron la solicitud de legalización. Concretamente el Partido Popular Demócrata Cristiano, que en fecha breve aglutinará a diversos grupos democristianos, puede ser "uno de los partidos a legalizar. Según informaciones recogidas ayer en círculos políticos, se espera que el Consejo de Ministros apruebe una declaración sobre legalización de los partidos políticos, insistiéndose, por otra parte, que el Gobierno podría fijar un plazo para que los distintos partidos que hoy actúan con casi plena libertad se legalizen, teniendo de esta forma acceso a los medios de comunicación, presentación de candidatos a las elecciones y, en general, absoluta libertad de actuación dentro de la legislación vigente.

En cuanto a la alianza conservadora que se está fraguando a la derecha del Gobierno, y en la que intervienen los ex ministros Fraga, López Rodó, Esteruelas, Fernández de la Mora y Silva, se puede decir casi de manera oficial que Unión Democrática Española no formará parte de la alianza

y que algunas disensiones, que PUEBLO anunciaba, en e1 seno de Reforma Democrática Española podrían haber comenzado a producirse. En efecto, el conocido abogado Jiménez Torres, de la comisión gestora de R. D. ha abandonado el partido tras el giro a la derecha de su principal dirigente.

VARIOS GRUPOS. EN BUSCA DE LA UNIDAD

La legalización en el Consejo de Ministros de mañana del Partido Popular de la D. C. es posible que acelere los contactos que actualmente existen entre diversos grupos. Esto es lo que en círculos democristianos se opina al conocerse la celebración de un nuevo encuentro entre Tácito, FEDISA y Unión Democrática Española. La última reunión celebrada el martes fue muy breve debido a que, hasta este momento, U. D. E. no ha hecho una declaración pública por la que manifieste que no está implicada en los proyectos de la alianza conservadora, como pudiera desprenderse de los contactos realizados por el señor Silva, si bien U. D. E. aclaró que eran exclusivamente «o nivel personal y que en nada comprometían al grupo democristiano».

Al parecer,- la idea que mantienen los señores Al-varez de Miranda y ´ Díaz Ambrona, destacados dirigentes del. Partido Popular, es la fusión de estos grupos citados, tendente a crear un partido demócrata cristiano con posibilidad de entablar conversaciones, cara al periodo electoral, con el equipo democristiano.

No obstante—se insiste—, la ehcrucijada en la que se halla la D. C. española es difícil: por una parte, tenemos un sector democristiano en el Gobierno; otro sector, que representa Alvarez de Miranda, en la oposición moderada, y un tercero, en el que militan Gil-Robles, y Ruiz-Giménez, en oposición más radical. Esto hace que las dificultades para la unificación de la D. C. sean numerosas, si bien puede llegar a conseguirse la creación de una confederación de partidos de la D. C. (con autonomía plena de cada uno de ellos) y comenzar la preparación de las cercanas elecciones.

LA QUINTUPLE ALIANZA, EN MARCHA

En un día de esta semana se reunirán por quinta vez los ex ministros que preparan una especie de macropartido de derecha conservadora.

Tras la contrarréplica de los ex ministros al diario «ABC», todo viene a indicar que la alianza conservadora va en serio. Fue la primera reunión a la que asistió López Rodó, presidente del grupo Regionalista, en el que militan unos sesenta procuradores en Cortes. En general, se tiene la creencia de que los ex ministros prosiguen las negociaciones en busca de un parto, que no tendría, por ahora, otro fin que el de conseguir un amplio alcance operativo y acudir juntos a las elecciones generales. La fuerza electoral de la alianza es difícil de pronosticar —los ex ministros hablan del setenta por ciento—, pero parece que esta cifra seria exagerada, por cuanto es de prever, como ya hemos señalado en otras ocasiones, un desplazamiento del Poder hacia el centro moderado, por el cual ha luchado Manuel Fraga.

Sin embargo, no habrá que descartar su capacidad electoral, ya que estos ex ministros dirigen varias

asociaciones que se acogieron al Estatuto del Movimiento-Organización y que cuentan con sus mayores efectivos en las esferas oficiales, especialmente U. D. P. E., grupo que ha reclu-tado sus militantes de los Consejos Locales del Movimiento.

En el grupo en el que están representadas todas las fuerzas sociológicas del sistema, menos la Falange,, busca en estos momentos ciertos apoyos financieros, asi como! algún periódico como plataforma propagandística. En círculos bien informados se afirma que los ex .ministros ya tienen un borrador del manifiesto que, en breve, piensa dirigir al país. El acuerdo general es el de actuar conjuntamente en las próximas elecciones, sin renunciar a sus respectivos grupos.

Dado que las próximas elecciones tienen carácter semiconstituyente, obliga a los ex ministros a redoblar sus esfuerzos y aprovechar los primeros comicios para estar presentes en las nuevas Cortes y organizar las cosas de manera que no se les pueda desplazar de las pcesencias que hasta ahora han disfrutado

RENUNCIA DE JIMÉNEZ TORRES

En la reunión de Reforma Democrática, celebrada el pasado martes, en la que se concedió un voto de confianza a don Manuel Fraga para la alianza con otras personalidades, se mostró disconforme don Francisco Jiménez Torres.

Con anterioridad, el señor Jiménez Torres había presentado su renuncia como miembro de la comisión gestora de Reforma Democrática Según fuentes allegadas al conocido abogado y hombre público, su pensamiento político se inscribe en una línea claramente democrática.

 

< Volver