Vida oficial. Consejo Nacional del Movimiento. 
 La forma monárquica del Estado no es revisable  :   
 Sugerencia al proyecto de Ley de Reforma Política aprobada ayer. 
 ABC.    02/10/1976.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

CONSEJO NACIONAL DEL MOVIMIENTO

LA FORMA MONÁRQUICA DEL ESTADO NO ES REVISARLE

Sugerencia al proyecto de Ley de Reforma Política aprobada ayer

Madrid. (Resumen de agencias.) La forma monárquica del Estado no es revisable, según abordó la sesión primera del Consejo Nacional sugerir al Gobierno en el Informe que viene elaborando acerca del proyecto de reforma política presentado por el Gabinete Suárez al informe no vinculante del Consejo Nacional.

Esta sugerencia fue hecha a propuesta del consejero nacional permanente, señor López Rodó, quien se apoyó en los precedentes de las constituciones italiana y francesa .que Invocan como no revisable su propia forma republicana de Estado. La Ponencia aceptó la propuesta ampliándola en el sentido de recomendar al Gobierno que en el proyecto de ley se limiten las reformas constitucionales, excluyéndose de las mismas la forma monárquica del Estado o aquellas otras Que se refieran a la unidad de España y en general a los valores supremos de la democracia.

ABSENTISMO.—A las once y siete minutos de la mañana se reanudaron las deliberaciones de la Sección Primera en torno al proyecto de Informe sobre la reforma política del Gobierno. A esa hora estaban presentes sólo diez consejeros nacionales. Una hora después eran unos dieciocho.

La sesión comenzó con unas palabras del presidente de la Sección, señor Fueyo Alvarez, para recordar el XL aniversario de la exaltación a la Jefatura del Estado de Francisco Franco. El señor Fueyo se refirió a la fecundidad de la etapa protagonizada por el desaparecido Jefe del Estado. Los consejeros acogieron con aplausos el breve parlamento del señor Pueyo.

Hasta las doce de la manaría, momento en que fue suspendida la sesión unos minutos para que la Ponencia fijara la redacción del párrafo dos del capítulo quinto sobre «Dinámica de la reforma constitucional», fueron aprobados siete párrafos, sin apenas debate ni correcciones. El párrafo doce, sobre el sistema bicameral, establece que, respecto al Senado, la limitación de la representación al ámbito de las entidades terrltorialeis plantea dos problemas trascendentales: la conveniencia de una mayor precisión legal en torno al concepto de entidad territorial y porque la fórmula empleada parece excluir cualquier otro campo de intereses. Sólo fue suprimida la palabra «bienes», que iba unida a «intereses que merecen ser considerados».

MANDATO DE DIPUTADOS.—El párrafo 13 de este mismo capítulo fue aprobado íntegramente. Se refiere a la necesidad de que en el proceso legislativo se asegure la representación de los Intereses económicos, sociales, culturales y profesionales. El informe pide que la duración del mandato de los diputados y senadores no debe ser la misma. Este párrafo se aprobó con la supresión de línea y media, de carácter accidental, y el añadido de que la duración del mandato de los miembros del Congreso no habrá de ser necesariamente coincidente con la de cada legislatura.

Se estima que la presidencia de las C9r-tes y del Consejo del Reino deben designarse por el procedimiento actual. Este párrafo fue aprobado también sin ninguna modificación, al igual que los 16 y 17 del mismo capítulo 4.° sobre el sistema bicameral. Dichos párrafos señalan que los candidatos propuestos en terna para cubrir tal presidencia deberán ser miembros de las Cortes y que la composición del Consejo del Reino deberá ser especificada.

MAYORÍA DE DOS TERCIOS.—El párrafo 1 del capítulo 5.°. srbre la reforma constitucional, fue aprobado sin ninguna modificación. Fija que dicha reforma no ha de quedar sustraída a la iniciativa y conocimiento de ninguna Cámara.

El párrafo 2 registró un debate más nutrido, al. ser el de mayor extensión de los hasta ahora examinados. Fue aprobado con un añadido en torno a que la aprobación de todo proyecto de ley fundamental por referéndum nacional, «previa aprobación por las Cortes con el quorum cualificado previsto de las Leyes Fundamentales», y que son los dos tercios.

En este párrafo el señor Fernández Sordo intervino para decir que cuando se sitúa la soberanía en el pueblo no se hace como imposición inevitable. «Este pueblo, que es más papista que el Papa —afirmó—, va a ser ahora más demócrata que Rou-seau y otros.» Se mostró partidario de Que la mayoría legal para que los diputados se pronunciaran por la reforma fuera un quorum de dos tercios, lo cual fue aceptado por la Ponencia al añadir el citado texto al informe de la Ponencia.

A las doce y treinta y dos minutos de la mañana se reanudó de nuevo la sesión, tras la aprobación del párrafo 2, sobre la reforma constitucional.

 

< Volver