Autor: T. F. M.. 
 Encuestas de Ya. 
 Un estatuto de partidos debería sustituir a la ley de Asociación     
 
 Ya.    09/10/1976.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Un estatuto de partidos debería sustituir a la ley de Asociación

Según don Joaquín Satrústegui, permitiría la libre constitución de partidos dentro de un marco objetivo

"Difícilmente el Partido Carlista podrá concurrir a unas elecciones que carezcan de validez democrática" (don José María de Zavala)

Continuamos hoy la encuesta en torno a los partidos que no han solicitado su legalización e inscripción en el registro de asociaciones politices. Responden don Joaquín Satrustegui, por los liberales de Unión Española, y don José Haría de Zavala, secretario federal del Partido Carlista. Las preguntas, como se recordará, son:

1 ¿ Por qué su partido no ha pasado aún por ventanilla o por qué rechaza la ley de Asociación?

2 Si para participar en el referéndum y elecciones fuera imprescindible estar legalizado según la normativa vigente, ¿cuál sería la actitud de su partido?

J. SATRÚSTEGUI: GARANTÍAS

1 La ley de Asociación, por sus condicionamientos, es antidemocrática. Con arreglo a ella, el Gobierno es quien admite o rechaza la existencia legal de un partido y quien, además, está facultado para suspender temporalmente las actividades del mismo. Eea ley deberia ser sustituida por un estatuto de partidos políticos que permita la libre constitución de éstos dentro d« un marco legal objetivo y que di ponga, como en otras naciones occidentales, una financiación equitativa de sus actividades con cargo a] erarlo público. Así ee «vitara, en lo posible cualquier dependencia de loa diferentes grupos de presión.

2 Para decidirse a participar en una consulta popular, c u á 1-quler partido que »e respete a ei mismo debe, antes de nada, asegurarse de que el Gobierno que preeíde la consulta haya sido negociado entre el Régimen y la oposición democrática para que ofrezca a amibos confianza y ga-

rantías de imparcialidad. Además, ese Gobierno deberá disolver la tupida red territorial de las organizaciones del Movimiento (verdadero partido que par au carácter estatal es Incompatible con toda democracia), las del sindicalismo vertical, así como las instituciones oficiales que se opongan de hecho a que la voluntad popular se exprese con 1 previo y pleno conocimiento d« todas 1as opciones políticasl que le ofrezcan los diferentes partidos mediante sus respectivos .programáis. Para que esta libre expresión de la voluntad popular sea posible será necesario:

— LA efectiva vigencia, desde varios meses antes de cualquier consulta popular, de los derechos políticos y libertades fundamentales, tal > no M entienden y garantizan en las democracias occidentales.

— E1 libre acceso de todos los partidos políticos, en igualdad de condiciones que «1 Gobierno, a los medios estatales de comunicación de masas, muy especialmente ia televisión y la radio.

Si todas esas garantías fueran ciertas, quizá pudiera transigirse con la vigente ley de Asociaciones, el e1 Gobierno prometiera formalmente no aplicar sus disposiciones sancionadoras.

DON JOSÉ MARÍA DE ZAVALA: "REGLAMENTO DE CONTROL"

1 No es problema de ventanilla o de ley concreta, aino de todo proyecto de .reforme que no ee aceptable por BU carácter de democracia otorgada. Pasar por la ventanilla implica el reconocimiento de una normativa de ca-ráctex excluyente y gestación antidemocrática. La llamada ley de Asociación, em realidad, es un simple reglamento para controlar, dirigir y limitar a loe grupos políticos que acepten lae condiciones impuestas.

2 Difícilmente el Partido Carlista podrá concurrir a unas elecciones que carezcan de validez democrática. Mientras no desaparezcan los obstáculos que impiden el ejercicio de la libertad, no pueden darse unas elecciones con garantías democratices. Estos obstáculos son todo e1 conjunto de leyes represivas que Impiden la constitución legal y e1 funcionamienito d« loe partidos políticos sin exclusiones, "

T. P. M.

 

< Volver