Segunda lectura del borrador constitucional. 
 Sigue manteniéndose la Monarquía parlamentaria como forma de Estado     
 
 Ya.    30/11/1977.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Pág. 17 YA

SECUNDA LECTURA DEL BORRADOR CONSTITUCIONAL

SIGUE MANTENIÉNDOSE la Monarquía parlamentaria como forma de Estado

PSOE y PCE mantienen también su voto particular y reserva, respectivamente,

sobre dicha cuestión - Se insiste en la no confesionalidad del Estado - No hay

fijado límite de habitantes para que las regiones puedan acceder a la autonomía

La ponencia constitucional inició ayer la segunda lectura del

borrador y decidió por unanimidad seguir con el calendario y método fijado, con

lo que, según Jordi Solé Tura, presidente y portavoz ayer de la ponencia, el

anteproyecto de Constitución podría es tar listo para finales de la semana que

viene.

El diputado comunista, aclaró que la primera lectura del borrador consistió en

ver los posibles puntos de acuerdo así como las diferencias de criterio. No se

intentó ordenar ni redactar a fondo, que es lo que se comenzó a hacer a lo largo

de las doce horas que duró la reunión de ayer. En esta segunda lectura se verá

hasta qué punto se mantienen los votos particulares presentados o si se añade

alguno nuevo. Habrá una tercera lectura en la que se hará la redacción

definitiva y propiamente dicha de la Constitución.

Insistió Solé Tura en que el texto filtrado contiene imprecisiones fruto del

método y carácter provisional de alguno de los textos, y concretamente el

referido al límite de un millón y medio de habitantes para poder acceder a la

autonomía. Al parecer, en la primera lectura no hubo acuerdo sobre este extremo,

aunque fuese acordada la necesidad de fijar un límite que aún no ha sido fijado.

Acordar el limite de millón y medio sería, según la ponencia, privar del derecho

de autonomía a zonas que pueden tenerlo por razones históricas fundamentalmente.

La ponencia avanzó ayer hasta el artículo 28 en el examen del artículado

provisional del borrador constitucional. Hubo refundiciones, separaciones,

nuevos votos particulares y retirada de alguno de los presentados. En lo que se

refiere a la forma de Estado el1 Partido Socialista Obrero Español sigue

manteniendo su voto particular y el Partido Comunista de España su reserva.

Sigue manteniéndose en el texto la Monarquía Parlamentaria Constitucional como

forma política del Estado Españoll.

Los primeros artículos siguen tal y como aparecieron en el borrador que salió a

la luz pública, sin modificaciones sustanciales. En principio se mantiene la no

confesionalidad del Estado, aunque no hay acuerdo definitivo sobre el término en

que tiene que quedar expresada tal cuestión. El Título II, Derechos y

Libertades; irá ordenado en forma de capítulos.

El portavoz de la ponencia aclaró que el documento episcopal no tiene por qué

incidir en los trabajos de redacción del anteproyecto, y afirmó desconocer las

razones por las cuales el texto del primer borrador obraba en poder de los

obispos, incluso antes de su publicación por la revista "Cuadernos paras el

Diálogo".

Finalmente, Solé Turá insistió en señalar que la ponencia es una parte de la

comisión constitucional y su misión consiste en elaborar un anteproyecto, sin

sujesiones a mandatos imperativos o presiones exteriores. Finalizado el trabajo

técnico, éste será sometido a la comisión, que será, quien abra el debate

público. Distinguen los ponentes entre la importancia política de la

Constitución y la del anteproyecto que hay que entregar a la comisión para que

ésta se encargue de darle publicidad y abrir, como decíamos, el debate público.

CD

 

< Volver