Don Juan Manuel Fanjul:. 
 La solución es el cambio evolutivo     
 
 Informaciones.    22/04/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

LA SOLUCIÓN ES EL CAMBIO EVOLUTIVO

MADRID, 22. (INFORMACIONES.}

DON Juan Manuel Fanjul, en una conferencia pronunciada anoche en el Club Siglo XXI sobre «La

Monarquía, la España actual, su futuro y su proyección en el mundo» hizo un llamamiento a sesos

sectores intermedios, algunos que participaron activamente en el 18 de julio y que después se han

separado; otros que han nacido posteriormente a la vida publica; algunos también que han disfrutado de la

«belle époque» del franquismo, pero que han evolucionado como consecuencia de la transformación

ideológica del mundo. Todos ellos flotando en un estado politico legamente gaseoso, pero socialmente

activo entre las estructuras asociativas del Régimen y las organizaciones maximallstas y subversivas-»´,

para que «se desplacen definitivamente hacia una ^alianza de transition* eon los que patrióticamente y sin

el menor desdoro de nuestra historia política caminamos hacia fines análogos dentro del sistemas.

«Esta situación —dijo el señor Fanjul— no es buena para nadie que tenga la cabeza sobre los hombros.

Conocida la ductilidad que acredita a ios enemigos declarados del Régimen, la falta de escrúpulos de

muchos de sus componentes y la Importancia que para ellos tendría la conquista de estos sectores

Intermedios —católicos unos, burgueses los mas, pacifistas y politicamente racionales todos—, ¿no

representa un grave riesgo politico mantener frente a´ su posible Incorporación una rígida Intransigencia

de condicionamientos legalistas y procedlmentales? Entiendo llegado el momento de unos y otros de

flexibilizar actitudes con compromisos de perfeccionamiento evolutivo e inteligente.» Esta prudente

evolución ha sido* el cañamazo de la conferencia del señor Fanjul en el borde de la transición.

LA SITUACIÓN

El señor Fanjul pintó así el panorama: «No sólo no se ensancha la base política del Eégimen, sino que,

según pasa el tiempo, corre el riesgo de estrecharse. De ahí la necesidad del ingenio político y de la

fantasía. Analicemos el momento: la ruptura hay que rechazarla. Los que tienen o pueden tener la

responsabilidad del poder, los grupos que, aunque con reservas, se hallan en una posición evolutiva, los

poderes activos del país y las fuerzas armadas la impedirían rigurosamente. Renunciar a la salida y

permanecer en el Inmoviíismo y en el "Ir tirando", va contra los rumbos del mundo y aun contra la

presión demográfico - política de nuestra propia sociedad. Encerrarse en el "bunker´1 sólo conduce a las

ruinas de la cancillería. Queda como única deseable y exigible solución el cambio evolutivo

necesariamente generoso y suficientemente digno para todos.»

Después aludió a lo cerca que estaban ciertas posiciones aparentemente muy distanciadas. Y para eso

trajo a colación dos citas recientes del ministro de la Presidencia, señor Carro, y del antiguo jefe de la

C.F.D.A.. señor Gil-Robles.

DELICADO MOMENTO

Subrayó el conferenciante lo delicado del actual momento español. «En la problematica actual —

Indicó— se acumulan las dificultades del mundo, las de España y las del Régimen. Que éste habla de

plantear dificultades al llegar el momento de transformación, no fue nunca on secreto. Lo que no cabla

pensar era que esos momentos se vieran rodeados de tantas dificultades ajenas, nacidas dentro y fuera de

nuestras fronteras.» Menciono, entre otros problemas, el aumento del precio de los crudos, la

Inflación mundial, el paro, la aparición de una internacional terrorista, la expansión de las organizaciones

marxistas, los sucesos de Portugal, etcétera. Aludió a que en 1945 las dificultades eran mayores, epero

Franco tenía cincuenta y dos años, y hoy tiene ochenta y dos; los tnunfadores de la guerra civil tenían

treinta y hoy tienen sesenta. El porcentaje de los victoriosos o de los subidos a su carro era del 80 por 100,

y hoy ese 80 por 100 no ha visto el Frente Popular ni la guerra; ni la siente, ni le importa, ni la

comprende». «Somos un país —resumió más adelante— con los mismos problemas que noy tienen todos

los países occidentales, pero con una sola diferencia ´la necesidad de buscar salida a un régimen en

.periodo crepuscular y desvinculado de los sistemas de gobierno de las naciones que le rodean.»

El señor Fanjul ha insistido en que es obligado incorporar a la tarea política al amplio grupo «formado por

gentes dialogantes y razonadoras, situado extramuros, intramuros o sobremuros del Régimen». A su

Juicio, su Incorporación es «la baza más interesante para facilitar la transición sin traumas». El

conferenciante califica a este grupo de «tercer mundo», del que afirma que está «activamente incorporado

a las lides políticas, adverso a la exigencia de ningún condicionante jerárquico o ideológico, o tan sólo

renuente por su edad y su formación a entrar en un esquema crepuscular, ha rechazado las asociaciones v

quiere lugar por libre».

PARTICIPACIÓN SINDICAL

Y sobre la participación sindical o laboral subrayó que «la realidad viva dé la participación laboral dista

de gozar de las garantías necesarias para ser uno de los cauces de participación que requiere tan numerosa

y esencial agrupación ciudadana». Y lamentó que en su día no se aceptara en las Cortes «la tesis del

pluralismo asociativo sindical».

 

< Volver