Autor: Baró Quesada, José. 
   "El fuero sacerdotal es uno de los privilegios que debe decaer dejando al estado las manos libres"  :   
 Conferencia del embajador don Antonio Garrigues en el Club Siglo XXI. 
 ABC.    03/04/1974.  Página: 38. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

«El FUERO SACERDOTAL ES UNO DE LOS PRIVILEGIOS QUE DEBE DECAER, DEJANDO AL

ESTADO LAS MANOS LIBRES»

Conferencia del embajador don Antonio Garrígues en el. Club Siglo XXI

Madrid (De nuestro redactor político.) El embajador don Antonio Garriges y Diaz-Ctñaf-ate, que fue

durante más de ocho años representante diplomático de España ante la Santa Sede, lia pronunciado

en el Club Siglo XXI una conferencia de viva actualidad acerca de las relaciones entre el Estado y Ja

Iglesia. La disertación, según estaba anunciado, iba a abarcar también tos temas Estado-Movimiento y

Estado-sociedad. Pero por falta de tiempo quedó reducida en su propósito original, aunque el señor

Garrigues prometió el cumplimiento de su total compromiso vara otra ocasión.

Asistieron el nuncio de Su Santidad el Papa: el presidente del Consejo de Estado y ex ministro de Justicia,

señor Oriol: los también ex ministros teniente general González Gallarza. almirante Nieto Antúnes, y

señores Fernández-Cuevta, Silva. Fernández de la Mora, Salís Ruiz v Sánchez Bella; Pilar Primo de

Rivera, militares, políticos de distintas tendencias v varios sacerdotes. Presidió don Antonio Guerrero

Burgos.

El ilustre conferenciante, después de pasar documentada revista a las relaciones Estado-Religión a través

de la historia universal, centró su exposición en España y en el momento ore-$ente.

He aquí, en apretada síntesis, algunos de tos pasajes más destacados:

>E1 hombre de Iglesia, por muy eclesial que sea, lleva toda la carga de temporalidad de los demás

mortales y esto le mueve a usar, cuando la tensión espiritual no es muy alta, los medios típicamente

temporales en la acción religiosa vara, conseguir fines sedicentes de los puramente religiosos, haciendo

suya la falos sentencia de que el fin justifica los medios*

«El concordato del 53 está superado, porque los concordatos solemnes, rígidos, con pretensiones de

perennidad en tiempos tan acelerados y cambiantes como foí presantes, han hecho probablemente su

tiempo historico.>

Los dos temas más conflictivos en el concordato del 53 son el del nombramiento de los obispos v tí del

fuero. SI Vaticano redama ahora, por mandato del Concilio la exclusiva responsabilidad en el

nombramiento de los obispos, sin perjuicio de reconocer al Estado un derecho de prenotíftcación para las

objeciones de carácter pitremente político, es decir, na eclesiales, Vite -pueda tener el Estado sobre tí

candidato propuesto. Por otra parte, el fuero sacerdotal que en su origen estaba tan justificado al menos

como cualquier otro de los fueros vigentes, por el cambio de tea tiempos, la confusión reinante y los

abusos en su ejercicio, es uno de los prívilegios que debe decaer, dejando al Estado te* manos libres para

atajar la» actividades políticas clericales que pudieran llegar e ser punibles, en un pie de igualdad con las

de tos gestares. La eliminación del fuero no solamente beneficia al Estado, sino a la propia Iglesia y,

especialmente, a to» obispos, que son quienes lo administran, y, en cierto modo, lo padecen porque es

muy duro -para un obispo el autorizar «I procesamiento de uno de sus sacerdotes, por muy justificado que

esté, mientras que si eso to hace el Estado por cuenta propia, al obispo no se le plantea ningún problema

de conciencia, como seria -para un -padre dar autorización para el procesamiento de un hijo por muy

flagrante que fuese el delito.

tResumiendo: 1° El problema concordatario vigente es ten problema primariamente político, no jurídico.

2." Si d acuerdo * ove te llegue K te da el nombre de Concordato, tal acuerdo tendrá no obstante tas

características contraríos a los concordato* típico»; no confesionalídad. Independencia de la Iglesia v el

Estado, desapártelo» de fe» privilegios de una y otra part*. 3. La recíproca independencia «t conceptual y

de principio porque en la esfera operativa, tu las matearía» mixtas y en el terreno de nadie, tendrá que

haber «na colaboración y cooperation, es decir. una interdependencia. 4.´ Y en todo caso, par encima y

por debajo di tolo condicionamiento, de toda tccnicalldad. entre un país medularmente católico como

España y la Iglesia, tiene que haber un profundo espíritu de concordia, de amistad, de buena relación, de

generosidad y de mutua ayuda. Sin ese espíritu todo lo que se haga será poco menas Que escribir en el

actúa. La letra mata. Es el espíritu lo que vivifica. Los tiempos son matos, pero.los cristianos tenemos un

signo con el cual se venoe al mundo.>

La importante disertación fue premiada con muy nutridos aplausos y cordiales felicitaciones. El

presidente del Club, señor Guerrero Burgos, dijo que el coloquio quedaba pendiente para la próxima

conferencia del embajador Garrigues. — José Baro QUESADA.

 

< Volver