Autor: Salaner, Vicente. 
 Dos miembros de la misma "familia política" opinan sobre la situación española.. 
 Don Antonio Garrigues Walker : "En España existe una verdadera sed de democracia"     
 
 Informaciones.    16/10/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

DOS MIEMBROS DE LA MISMA «FAMILIA POLÍTICA» OPINAN SOBRE LA SITUACIÓN

ESPAÑOLA

MADRID, 16. (INFORMACIONES.)—Dos miembros de una conocida familia española del mundo de

los negocios y las finanzas, hijos del embajador don Antonio Garrigues Díaz-Cañabate, están

protagonizando en los últimos dias ana muy significativa actividad política. Don Antonio y don Joaquín

Garrigues Walker han realizado sendas declaraciones de muy parecido tamiz, a pesar de estar hechas en

pantos geográficamente distintos: Chicago y Palma de Mallorca.

1. DON ANTONIO GARRIGUES WALKER:

En España existe una verdadera sed de democracia»

Por. Vicente SALANER

NUEVA YORK, 16.—El abogado español don Antonio Ga-rrigues Walker describió ayer la situación de

los grupos poli-ticos centristas en España como «un auténtico caos», y añadió que actualmente los grupos

de izquierdas están mucho mejor organizados, «y su influencia crecerá rápidamente cuando gocen de

mayor libertad de acción». En una conferencia pronunciada en Chicago, el señor Garrigues vaticinó una

lenta evolución española hacia una democracia de tipo europeo, en la que "la normalidad no se conseguirá

hasta la próxima década».

«Soy optimista», dijo el señor Garrigues ante los miembros de la Cámara de Comercio hispano -

norteamericana del Medio Oeste. «Sólo me preocupa una cosa. • España siempre ha sido la excepción a la

regla. Puede suceder que cuando España se convierta en un país democrático, la democracia haya

desaparecido de este mundo cansado, que ha destruido todos loe valores dogmáticos y que está

empezando a comportarse de manera fanática.»

El señor Garrigues puntualizó que no cree que España haya entrado aún en la cera del posfranquismo».

Añadió: «Franco es aún un factor decisivo en la vida politica española, y lo que vaya a suceder después

de Franco dependerá en gran medida de lo que vaya a suceder después de su muerte.»

En estos momentos, según el abogado español, «existe una verdadera sed de democracia» en España, pero

el pueblo español «está mal equipado por razones históricas». Por tanto, afirmó que es importante la

entrada en acción de las asociaciones políticas, «que servirán de entrenamiento para la clase política

«aficionada» de ahora, que podrá ver así que una vida política normal es más complicada y difícil de lo

que nosotros los españoles nos creemos».

LAS ASOCIACIONES

Las asociaciones y su aparición en 1» escena política son, según el señor Garrigues, uno de los seis

factores que regirán el futuro político de España, Junto a estos otros: el tiempo que aún le quede al

Generalísimo Franco en la Jefatura del Estado, la Influencia que el temor de una nueva guerra civil pueda

ejercer, los acontecimientos internacionales («la evolución de Portugal y Grecia pueden. a corto plazo,

condicionar claramente la conciencia política española»), el desarrollo de la -situación económica, el

mantenimiento de la unidad dentro de las fuerzas armadas.

Otras consideraciones que hace el señor Garrigues sobre circunstancias actuales que pueden Influir sobre

el proceso político son: que la-actual clase política «visible» de España «calece como grupo, de prestigio

(«Los buenos políticos nacen de la libertad poli-tica Casi ninguno de los hombres que actualmente ocupan

la escena política tendrá un futuro después de Franco.») Que la «derecha económica» española «esta

prácticamente ccnvencida de que, salvo si un régimen autoritario se mantiene, sus posibilidades de

supervivencia son prácticamente nulas»

Sobre la situación de los diferentes prunos políticos que se están definiendo, el señor Garrigues afirmó-

«La extrema derecha y la extrema izquierda se han vuelto recientemente más radicales como resultado de

!a inseguridad Ideológica y de la irresponsabilidad de los políticos de ambas tendencias. Estamos en un

punto en e! que a la derecha le gusta parecer izquierdista, y a la izquierda no le interesa asustar a la

derecha. Por tanto el «centro» es un auténtico caos de gentes que creen estar de acuerdo, pero que no

saben sobre qué puntos lo están Los espectáculos de oportunismo político y de afiliación simultánea son

verdarteramente escandalosos.

A la hora de vaticinar, el señor Garrigues aventura ciertos concentos curiosos, como e] de que «nuestras

tendencias politicas serán similares a las de Francia» Agrega: «Durante la evolución habrá problemas y

desórdenes de cierta seriedad que provocarán pasos atrás en el establecimiento dp la democracia.»

 

< Volver