Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Garrigues Walker, en Barcelona. 
 "El tiempo de evolución ha terminado ya"     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 13. 

«El tiempo de evolución ha terminado ya»

Por Enrique SOPEÑA BARCELONA, 14.

Entre los comensales estaban todos o casi a nivel car talán. Y también habían llegado desde Madrid,

Andalucía y Canarias, especialmente gentes más o menos vinculadas a la sociedad Libra, embrión

político del que es líder el señor Garrigues Walker. No faltaron los señores Solé Barbera y Solé Tura (de

ideología homologable a Ber-linguer o Marcháis), Miserachs (del grupo de Gil-Robles en Cataluña),

Jiménez de Parga, Sit ja y Mila Sagnier (juanistas), Jaume Casanovas (republicano catalán), Armando

Carabén (ex gerente del «Barga», de pensamiento socialdemócrata), rániker, Linati y Maragall (de! Club

Catalonia), Beulloch (Tácito) y los empresarios don Arturo Suqué, don Carlos Ferrer Salat, don Carlos

Güell de Setmenat y otros en una línea política que encarna el abogado don Jorge Trías Sagnier. A la hora

del café llegaron don Ramón Trías Pargas (de la derecha democrática catalana) y don Antonio Fontán (ex

director del sancionado diario «Madrid», muy ligado políticamente al señor Garrigues Walker). De entre

las personas del sistema destacaba la presencia del ex presidente de la Diputación, don José María de

Muller y de Abadal y del representante de la U.N.E., don Claudio Colomer Marqués, ex gobernador civil

de Álava, Toledo y Santander.

EL CAMBIO, SUPERADO

Después de sostener ,flue las palabras evolución, transformación y reforma hablan quedado superadas —

«lo mismo ya que el vocablo cambio»-^, el conferenciante hizo hincapié en que, a su juicio, el sistema

político carecía de posibilidades para evolucionar por sí mismo. Contrapuso esta aseveración a la real

transformación de la sociedad española, muy distinta en todos los órdenes de la que existía en 1939.

La disyuntiva que sé ofrece —máxime en estos momentos históricos— fue narrada sucintamente por el

señor Garrigues Walker: o se abre un proceso constituyente desde el propio poder o, sin que tarde

excesivamente, llegará la ruptura democrática desde abajo.

«Y, por ahora, como lo demuestra la andadura de las asociaciones políticas, no parece que desde el Poder

se es~ té muy dispuesto a este tipo de operaciones.»

«En cualquier caso —se arribo a! objetivo democrático por una u otra vía—, el señor Garrigues Walker

consideró que han de afrontarse tres grandes problemas: el político, el económico y el de los distintos

pueblos- que componen el Estado español.» «Es necesario resolverlos mediante tres pactos globales»,

remarcó el líder de Libra

ABARCAR A TODOS

El pacto político tiene que abarrar —según el señor Garrigues Walker— a todas las fuerzas de la derecha

y de la izquierda sin exclusiones. «Hay que dar entrada - -dijo— a todas las fuerzas polí-ticas del país.

Una guerra civil —proclamó entre aplausos— no acaba verdaderamente hasta que todos los que la

perdieron no quedan de nuevo integrados en el juego político. Para ello es preciso el reconocimiento de

todos los partidos.

Es más, se debería favorecer más la entrada de la izquierda que de la derecha, ya que, en definitiva, ésta,

de una u otra forma, ha estado suficientemente presente en estos años.»

El pacto social fue dibujado por el ponente a través de una «organización sindical libre e independiente

del Estado, que integre representativamente a todos los trabajadores».

En cuanto al tercer pacto —«el más difícil por la incomprensión de tantos años»—, el señor Garrigues

Walker se refirié a las «autonomías que han de producirse en un clima de libertad».

COLOQUIO

El coloquio ofreció un saldo abrumador de coincidencias. El señor Pániker —que se mostró totalmente de

acuerdo con el disertante— objetó, sin embargo, que todavía los reductos del «bunker» podrían intentar

esfuerzos retardatarios y que habría que colmarse de paciencia. «¿No está agotada la paciencia?», replicó

el señor Garrigues.

El señor Sol>5 Barbera recordó datos de 1958, acreditativos del liberalismo del ponente, con el que

coincidía en sus planteamientos básicamente. Le preguntó entonces por la amnistía, por el papel ´del

movimiento obrero y por su opinión acerca de las «terceras vías» o «pacto catalán». El señor Garrigues

Walker dijo: «Agradezco las palabras de Josep Solé Barbera. Aunque no comparto su ideología, acepto

que la misma esté presente en el juego de una democracia formal. La amnistía es una cuestión

fundamental, pero no es la única. En cuanto a las "terceras vías", tuve personalmente el honor de asistir a

la sesión final conjunta y aplaudí sus conclusiones, contra las que no tengo reparo alguno a formular. El

acto final de las "terceras "vías" fue un acontecimiento político trascendental, sólo equiparable al reciente

recital del cantante Raimon. Pienso que Cataluña está viviendo ya Huí estadio predemocrático.»

Después de alguna otra intervención puso colofón al coloquio el catedrático don Manuel Jiménez de

Parga. «Me alegro —puntualizó— de que hoy estemos reunidos los que aquí estamos. Si al salir de este

hotel no estamos contentos, es que pedimos demasiada a la Providencia. Porque importante es que se

sienten a comer juntos unos que han prestado servicios importantes al Régimen y otros que los han

prestado a la democracia, incluso desde la cárcel. Pasado mañana —y lo digo en sentida literal—,

podemos comenzar el futuro. Espero que el Rey sea el Rey de todos los españoles.»

Ose inicia un proceso constituyente desde la próxima e inminente nueva situación de poder, o entraremos

en la ruptura democrática. El tiempo de la evolución ha terminado ya,» Así se expresó don Joaquín

Garrigues Walker en su disertación ayer, al mediodía, con motivo del almuerzo-cologuio organizado por

la L.E.C.E. (Liga Europea de Cooperación Económica). Alrededor de doscientas personas —«jamás se

había alcanzado esta cifran, precisó el secretario general de la Institución a este corresponsal—, en su

mayoría empresarios y ejecutivos, convirtieron el acto en una nueva sesión predemocrátiea, de las muchas

y significativas que últimamente se vienen celebrando en Barcelona..

 

< Volver