Carlos Ollero, en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas     
 
 ABC.     Páginas: 1. Párrafos: 2. 

CARLOS OLLERO, EN LA REAL ACADEMIA DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

En la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, el profesor Carlos Ollero disertó sobre el tema

«Desarrollo político y Constitución española». Comenzó manifestando que el desarrollo político español

había de entenderse como desarrollo democrático ¿entro del cuadro existencial europeo, lo cual entraña la

aspiración de que —con las singularidades nacionales adecuadas y al ñtmo que factores hoy

imponderables reclamen— el sistema social y la organización política de España en un futuro no lejano se

homologuen básicamente con las´vigentes en Europa occidental. La dialéctica del desarrollo político

democrático supone la preterición de la idea de «cambio», entendido como transmutación global y

repentina del orden político; pero la consumación del desarrollo político habrá de significar, en definitiva,

un cambio; la idea de cambio» puede prescindir de la de «desarrollo», pero no al contrario.

Se refirió después, el conferenciante, a los aspectos constitucionales del desarrollo: todo desarrollo

político en cuanto planificación, se relaciona con la racionalizacióri normativa fundamental en que la

Constitución consiste; en algunos países no plenamente desarrollados que poseen Constitución

democrática, el problema es el de aproximar la realidad político-social a la Constitución, mientras que en

otros el problema ha de centrarse en ajustar la Constitución a la realidad político-social. Una política

desarrollista que contemple sólo la vía de la interpretación de los textos vigentes y el perfeccionamiento

de la legislación complementaria no permitirá un ritmo adecuado del desarrollo político, ni resultará

suficiente para llegar a identificarlo realmente como democrático. En tiempo y forma no predecibles, el

desarrollo político español requerirá reformas constitucionales, y éstas pueden realizarse a tenor de´lo

previsto en el ordenamiento constitucional vigente. La vía del desarrollo por la reforma constitucional no

deprecia la utilización de políticas ni de procedimientos menos decisivos y definitorios; si en forma clara

y explícita se enderezan hacia un verdadero desarrollo político podrán facilitar y preparar en su día las

aconsejables revisiones constitucionales.

 

< Volver