Lección del profesor Ollero en la apertura del curso del Colegio Mayor Covarrubias. 
 Sobre los regímenes autocráticos gravita la servidumbre del entusiasmo  :   
 El triunfo de los líderes demócratas nunca es abrumador. 
   21/10/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Sobre los regímenes automáticos gravita la servidumbre del entusiasmo

EL TRIUNFO DE LOS LÍDERES DEMÓCRATAS NUNCA ES ABRUMADOR

"En las democracias occidentales, los líderes y partidos triunfales en sus momentos estelares obtuvieron

un número de votos suficiente para el éxito, pero no abrumador, mientras que en los regímenes

autocráticos no occidentales (Rusia, Checoslovaquia, Rumania etc.), los resultados de las confrontaciones

electorales y plebiscitarias lindan con la unanimidad "i dijo el profesor don Carlos Ollero en la lección

inaugural de curso del Colegio Mayor Covarrubias, que versó sobre el tema "Participación política,

democracia y crisis de las ideologías".

La crisis de las ideologías

Aludió el profesor Ollero a la necesidad de encontrar un equilibrio entre los factores de conflicto y los

factores de integración que se producen en toda sociedad. Apuntó la posibilidad de que el optimismo

originado por la situación de prosperidad, que ha sido producida en gran parte por el Occidente

coincidiendo con, el gobierno de equipos conservadores, haya lanzado a éstos, al margen de sus

características históricas, a elaborar apresuradas utopías. Consideró los ingredientes de esta actitud,

mencionando entre ellos la tesis del final de las ideologías. Hizo una sucinta exposición de las

características generales de las Ideologías, y señaló una serie de consideraciones críticas sobre la tesis que

mantiene su crisis. El disertante examinó después los dos fenómenos que aparecen como especialmente

expresivos de la crisis de las ideologías: la despolitización y el abstencionismo.

Despolitización humillante

Los progresos tecnológicos tienen un Indudable valor, pero no pueden convertirse en la única meta de la

existencia humana, El aumento del nivel de vida es exigible desde el punto de vista da la Justicia social,

pero junto e. los bienes materiales que proporciona se hace preciso facilitar el de otro tipo de bienes

espirituales y culturales. Estimular la despolitización provocando en los pueblos la indiferencia en cuanto

no sea el disfrute de bienes materiales que la tecnología ofrece cada día es una actitud materialista,

anticristiana y, en definitiva, menospreciadora e incluso humillante para los pueblos así despolitizados.

Política, sociológica e incluso moralmente, lo deseable es un pueblo reflexivamente politizado que acepte

el juego de la convivencia pacífica mediante el uso de los instrumentos institucionales adecuados para la

resolución negociada de las situaciones de conflicto; en definitiva, un pueblo con conciencia, con

responsabilidad y con instituciones democráticas.

Servidumbre del entusiasmo

La no participación es un fenómeno de actitud politica y de opinión pública que sólo puede ser abordado

con rigor y exactitud en los países democráticos occidentales. Examinó las distintas Interpretaciones que

incluso en el campo democrático occidental se producen para enjuiciar y valorar la no participación y al

abstencionismo en las operaciones electorales, y enfocó las características de tales operaciones en los

regímenes democráticos pluralistas y en los que no lo son. Sobre estos últimos gravita la servidumbre de

necesitar, obtener más que raciónales existencias, entusiasmos emocionales casi unánimes, lo que

comporta consecuencias que en gran medida desenfocan el problema de la no participación y el

abstencionismo.

Exhortación a la coherencia

Concluyó exhortando a los Jóvenes universitarios a mantener honestamente cus Ideas cuando sean fruto

de la reflexión y el convencimiento, pero cuidando de no esquematizarlas haciéndolas Impracticables.

Todas las

realidades político-sociales, por impermeables que aparezcan, ofrecen más posibilidades de las que en

principio pudiera creerse. Os prevengo respecto a los maximalismos infecundos y los radicalismos

utópicos, pues de los primeros provienen amargas desilusiones, y de los segundos, con harta frecuencia,

contradicciones penosas.

Deseos compartidos

El acto estuvo presidido por el Príncipe don Juan Carlos, a quien acompañaban el director del Colegio,

don Fernando Suárez González, procurador familiar por León; el presidente del Consejo Nacional de

Educación, don Enrique Gutiérrez Ríos, y el catedrático don Ciríaco Pérez Busta-mante.

El director del centro agradeció la presencia del Príncipe, y el profesor Ollero aludió al Iniciar su lección

a su ya vieja defensa de la Monarquía al servicio de un entendimiento generoso e Integrador de España,

cuando no eran excesivamente abundantes quienes así pensaban.

Cerró el acto el Principe, quien en una, .corta intervención aseguró "admirar y compartir los deseos de la

Juventud para buscar un mundo más auténtico y mejor". Finalmente declaró Inaugurado el curso 1969-70.

 

< Volver