Señor Solís:. 
 "Es necesario contar con el socialismo"     
 
 Informaciones.    08/03/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

SEÑOR SOLIS:

«ES NECESARIO CONTAR CON EL SOCIALISMO»

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS.)—"No tengo ningún miedo a la palabra socialismo. Mi posible

pleito con el socialismo no es de cautela o temor, sino de competencia transformadora desde otros

presupuestos. Pero todo ha cambiado en este tiempo, y el socialismo (tanto el histórico como el más

reciente) está, y estamos también nosotros, en unas coordenadas posibles de aproximación y

entendimiento. Y tengo que decirle que para entender hoy en día el mundo laboral, contar con el

socialismo es absolutamente necesario", afirma el ministro de Trabajo, don José Solís Ruiz, en unas

declaraciones a Mari Mérida, que publica hoy "Hoja del Lunes".

El ministro señala en la entrevista que la empresa ha de ser revisada en un sentido social, de participación

y Justicia, y en un sentido de eficacia en cuanto a la creación de riqueza, armonía y entendimiento.

«Lo primero que tiene que dejar de asustarnos es la palabra "huelga" —dice seguidamente, al referirse a

los conflictos—. La huelga es una realidad. Lo que hay que regular es la huelga, negociando las

condiciones en que ésta se produce... Los conflictos laborales, las huelgas, han de ser elementos de

clarificación y no perjuicios para la producción. La huelga laboral, regulada, conforme; la política es

contraria a toda libertad laboral.»

«El Gobierno —dice más adelante el señor Solís— puede estar más o menos preocupado por la forma y el

modo de tales o cuales manifestaciones, pero no le perturba nada la presencia de los obreros. Por el

contrario, ha de contar con ellos para edificar una política coherente. Tenga la seguridad de que el

Gobierno seguirá el camino que el presidente ha trazado, aunque algunos grupos recurran a toda clase de

actuaciones para entorpecerlo.»

Para el ministro de Trabajo, el «quid» de la problemática laboral está en la dificultad para definir los

campos de negociación. «Sencillamente, el paternalismo se ha acabado. Y eso es muy importante. Ahora

comienza una etapa que, a mi entender, lejos de ser dramática, es de lo más Imprescindible.» Resume el

ministro diciendo: «Hemos de hacer un sindicalismo más representativo y un Ministerio de Trabajo nada

paternalista.»

Expresa más adelante el criterio de que lo fundamental es Ilusionar a la gran masa de la población

española con una idea de democracia participada, con un horizonte de libertades posibles y alcanzables,

sin merma de la justicia. Para el señor Solís, el ritmo seguido es el posible para quienes desean alcanzar el

cambio sin ruptura. «Como es lógico, los que quieren que nada cambie, por egoísmo o por miedo, se

asustan; y los que desean que todo se rompa por locura histérica, se impacientan. Entre unos y otros

estamos los que creemos sinceramente que servimos a nuestro pueblo.»

 

< Volver