La unidad sanitaria, problema nacional     
 
 Ya.    04/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

LA UNIDAD SANITARIA, PROBLEMA NACIONAL

Se puede conseguir—dice también el doctor Martínez Bordíu— con lo creación de un Ministerio de

Sanidad y Asistencia Social • "Si alguna vez me decido a entrar en política, una de mis metas será

conseguir ta unidad sanitaria" • "Tiene que existir una participación más amplia de las masas en la

política" • "Fraga Iribarne es un hombre positivo y el país no puede nunca olvidarlo"

BARCELONA, 3. (Cifra.)—"Creo que uno de los problemas que tiene planteados el país es el de la

unidad sanitaria", ha declarado el doctor Cristóbal Martínez Bordíu, marqués de Villaverde, en unas

declaraciones que publica el semanario "Mundo", y añade "que una sanidad dependa de 18 organismos

diferentes representa nn insoportable peso gravatorio sobre el país. To tengo el convencimiento absoluto,

y he luchado en la medida de mis fuerzas por ello, de que se Hoyará a esa sonada unificación. SI alguna

vez me decido a entrar en política, una de mis metas será conseguir la unidad sanitaria, que es una

absoluta, Imprescindible, necesidad para el país, y que esta unidad sanitaria se puede conseguir con la

creación de un Ministerio de Sanidad y Asistencia Social".

Añade el doctor Martínez Bordiu que algunas personas prevalentes en el Gobierno, cuantas reces han

comentado este problema, le han manifestado su conformidad con esa necesidad.

A una pregunta del periodista, el marqués de Villaverde indica que es lógico que se socialice la medicina,

puesto que la salud es el mayor bien del mundo. "Lo más rentable para un país—prosigue— es la salud de

sus individuos. Luego no debe extrañarnos que los médicos paguemos las consecuencias de una necesidad

perentoria.

" POLÍTICA ACTIVA Y SENTIDO POLÍTICO

Del, tema médico pasa al político, para afirmar que "lo Importante para todo ciudadano es estar al tanto

de lo que pasa y poder colaborar en la medida de sus fuerzas. Unos están en la política activa y otros se

limitan a tener un sentido político. Creo que todo hombre con intereses por las cosas que suceden a su

airededor, en el fondo es un político". "En cuanto a mí—afirma—he de reconocer que soy un hombre al

que le divierte la política. No puedo decir que no me interese; tengo curiosidad por ella como por todo.

Nunc« había considerado el momento te participar en la política activa, sobre todo por mis dos

condiciones especiales: la familiar y la profesional."

Al hacerle observar el periodista que -je. frase no excluye que su participación no haya legado aun,

responde el doctor Martines Bordíu: "Es que las circunstancias han mudado. Estamos en un momento de

evolución política del país. Aun manteniendo un sistema constitucional igual al de hace algunos años—

sistema perfectayes Fundamentales—, cambiaron las cosas. La política no es estática; ha de ser dinámica,

se va acoplando al paso del mundo, de las nuevas circunstancins."

EL APEBTUBISMO

Después de aclarar que "no hay que confundir el aperturismo con esa propensión de loa españoles a vivir

su vida independientemente de los demás ciudadanos", el marqués de Villaverde dice: "Es evidente que

tiene que existir una participación más amplia de las masas del país en la política. La participación no ha

de reducirse a grupos minoritarios. No nos dejemos deslumhrar por los nombres que ocultan su verdadera

intencionalidad bajo nominaciones diferentes. No vaya a ser que nos encontremos, de nuevo, con los

partidos políticos que—está perfectamente demostrado—condujeron al país a situaciones caóticas. Si

hemos construido un sistema distinto, basado en diversas estructuras, resultaría absurdo derribar, de

pronto, todo lo edificado; si parece ser que con la actual dinámica todo funciona bien, ¿para qué exponer

al país a otras fórmulas que pueden llevarle al fracaso?"

"La, izquierda y la derecha—dice más adelante—eran antes unos conceptos que, para hablar en plata, se

traducían por capitalismo y marxismo. Eate país superó estos coniaptoa porque, lo queramos o no, aquí

hay una socialización, una especie de socialismo nacional que está más avanzado que en ningún otro país,

y dentro de él se pueden incluir las estructuras. La mayoría de los españoles no quiere ninguno de los dos

extremismos apuntados, que están llamados a desaparecer "

FRAGA IRIBARNE

Finalmente se refiere al actual embajador de España en Londres, y afirma: "Fraga es an hombre

enormemente inteligente. No sé si el país mira hacia él. Yo creo que sí, porque el país, el es inteligente,

mira, hacia todos sus valores positivos. Y lo que es cierto es que Fraga Iribarne es un hombre positivo. No

sé quien tiene que decídtr su momento. Pero el país no puede nunca olvidarlo..."

 

< Volver