Señor Gil-Robles. 
 "La violencia transforma la justicia en injusticia"     
 
 Informaciones.    09/11/1976.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

SEÑOR GIL-ROBLES

"La violencia transforma la justicia en injusticia"

CÁDIZ, 9 (LOGOS).—Don José Mana Gil-Robles dijo ayer aquí: «Creo que, sobre todo, los hombres que hemos sufrido, tenemos que procurar liberarnos del peso de nuestras propias amarguras, porque únicamente con un espíritu de sacrificio y deseos de superación del pasado, tendremos derecho a presentarnos a vosotros para encarar el porvenir.»

Confirmó el señor Gil-Robles, en un mitin demócrata-cristiano celebrado en Cádiz: «Una ruptura no necesita ser violenta para nacer un corte en el pasado. No creo que haya nada tan recusable en la vida de un país como hacer apelaciones a la viole n c i a, aunque sea para defender la causa más justa. La violencia transforma la justicia en injusticia, arranca a los hombres su carác t e r ciudadano para combatirse mutuamente, como si fueran fieras.»

Refiriéndose luego a la reforma del Gobierno, dijo que «un Gobierno que no tiene base en la voluntad popular, que ha nacido de una designación del Jefe del Estado, a través de la propuesta formulada por un organismo oligárquico co mo es el Consejo del Reino, que constituye la encarnación todavía de un régimen auto-orático, se proclama de la no-ehe a la mañana impulsador de una reforma democrática.

¿Hay algo más contrario a la esencia de los orígenes de ese Gobierno que el propósito de transformar en democrática una sociedad que no lo es? ¿Qué quiere decir esto: o que es sincero o aue no lo es? Si lo es, todo nuestro apoyo. Sf no lo es, llamarle la atención sobre las fatales consecuencias que sobre su error puede derivarse. Quienes han estado toí->- este tiempo preconizando como un Régimen ideal, no solamente para España, sino para el mundo, que nos tenían que imitar; que el Régimen del partido único, catalizador de todas las corrientes de ciudadanía, quiera ahora mismo convertirse en partido político, no solamente en partido político, sino que ya han surgido de su seno tres partidos políticos, es decir, que la corriente ha sido de tal manera poderosa que aquellos que hasta ahora se contentaban con el pluriempleo, ahora quieran ser al mismo tiempo pluripolíticos.»

Finalizó Gil - Robles, planoeando al auditorio los elementos de juicio que el Gobierno ofrecía para su plena confianza por parte de la opinión pública

 

< Volver