Autor: Iglesias, María Antonia. 
   El referéndum, primer obstáculo entre la democracia cristiana y la izquierda     
 
 Informaciones.    11/11/1976.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

El referéndum, primer obstáculo entre la democracia cristiana y la izquierda

MADRID, 11 (INFORMACIONES, por María Antonia Iglesias).

DURANTE; dos horas y media permanecieron reunidos los partidos políticos integrados en el Equipo Demócrata Cristiano del Estado Español con el Partido Socialista Obrero Español, el Partido Socialista Popular y el Partido Comunista.

En representación de estos grupos acudieron al encuentro, entre otros, don Antón Canyellas, Ajuriaguerra, José María Gil-Robles y Gil-Delgado, Antonio Vázquez, Jaime Cortezo, Donato ruejo, Raúl Morodo, Guillermo Galeote, Manuel Azcárate y Simón Sanchez Montero. Como está inicialmente previsto, el contenido de estos contactos entre democristianps, socialistas y comunistas giró en torno a los temas del referendum, elecciones y negociación con el Gobierno. Al término de la reunión se difundió un hermético comunicado de cinco líneas, en el que tan sólo se confirmaban estos extremos, hecho que evidencia el intento de la o p o s ición de mantener sus discusiones en !a más absoluta reserva.

EXPOSICIONES FRONTALES

A pesar de esta actitud, diversas fuentes han podido aportar los datos más significativos de la reunión, en la que los diferentes grupos han expuesto frontalmente sus diferentes puntos de vista en torno a cuestiones como el referéndum que proyecta celebrar próximamente el Gobierno, las elecciones y las condiciones para acceder a una, negociación con el Poder. En este sentido, las mencionadas fuentes coinciden en señalar que el tema del referéndum es, de alguna manera, uno de los más polémicos y controvertidos y respecto al que las posturas de los partidos integrados en el Equipo Demócrata Cristiano del Estado Español y los socialistas y comunistas difieren radicalmente.

Así, mientras la democracia cristiana no parece dispuesta a cuestionar la realización y la fórmula del mencionado referéndum —interpretando que no ha de valorarse como una cuestión fundamental para el futuro de la democracia y que, por otra parte, se trata de un hecho irreversible que el Gobierno va a llevar a cabo con todas las garantías de éxito—, los partidos socialistas y comunistas i especialmente el P.S.O.E. y el P.C.E., cuya identificación de actitudes se ha incrementado sensiblemente) oponen reservas fundamentales a la celebración de la consulta al país, y a su concreta participación en la misma, sin que se produzcan, previamente, el reconocimiento de las libertades democráticas y si la cuestión que se plantee en el referéndum no se reduce a consultar al pueblo si desea que se celebren elecciones a Cortes Constituyentes»

OPOSICIÓN

Mientras los partidos del Equipo tratan de evitar el enfrentamiento beligerante respecto a la celebración del referéndum y eluden cuidadosamente el pronunciarse a favor o en contra del mismo, loa socialistas y comunistas han reiterado su postura solidarla con el acuerdo tomado en la «cumbre» de Canarias; esos grupos plantearo abiertamente la consigna de abstención militante y activa, con la puesta en marcha de una intensa campaña política en contra del referéndum, para conseguir una toma de conciencia en la opinión pública nacional y en los medios políticos internacionales respecto a la falta de garantías de la consulta .sometida al país

Por otra parte, cristiano demócratas, socialistas y comunistas expusieron en este encuentro sus respectivos puntos de vista respecto a la negociación con el Gobierno y las condiciones en que habrán de celebrarse las elecciones, temas en los que fie han puesto igualmente en evidencia posturas netamente enfrentadas.

Las tesis de participación en el Gobierno democrlstianas) y las de formación de un Gobierno "de amplio consenso democrático´ (socialistas y comunistas), se han contrapuesto abiertamente; de igual modo, el acceso a una negociación con el Poder respecto a la que la democracia cristiana apoyaría la formación de una comisión de representantes de las distintas "familias" de la oposición democrática (no necesariamente de todos los partidos) y socialistas y comunistas propugnan la representación de todas las fuerzas políticas integradas en los distintos organismos unitarios del país.

Respecto al tema de las elecciones y las garantías democráticas previas a su celebración, los reunidos han decidido concretar sus respectivos puntos de vista en una nueva reunión que se proyecta celebrar en los primeros días de la semana próxima. En fun-ctón de ese nuevo encuentro, loa partidos reunidos han establecido el acuerdo de elaborar por escrito sus respectivos planteamientos, en cuanto a los temas estudiados, en orden a una aceleración de los debatea. De cualquier modo, es posible concluir que esta reunión ha tenido una limitación esencialmente expositiva de los distintos criterios que definen a demócrata cristianos, socialistas y comunistas, sin que sea fácilmente imaginable la estructuración de un acuerdo en cuestiones como el referéndum, al menos en un plazo inmediato y sin que se produzca alguna alteración en el contexto político.

Hoy, el Equipo Demócrata Cristiano se reúne con los grupos socialdemócratas y liberales, con los que la facilidad para acceder a una sustancial identificación es clara. En este sentido puede afirmarse que la dinamización de loa puntos de acuerdo se producirá sin obstáculos y que el Equipo podría en todo caso consumar su proyecto de negociación con el ala derecha de la oposición. La configuración de dos bloques frente al Poder se perfila progresivamente.

 

< Volver