Autor: Montes, Eugenio. 
 ABC en Roma. 
 Acto nostalgico de izquierdistas españoles e italianos  :   
 Evocaron en común las Brigadas Internacionales. 
 ABC.    27/02/1976.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ABC EN ROMA

ACTO NOSTÁLGICO DE IZQUIERDISTAS ESPAÑOLES E ITALIANOS

Evocaron en común las Brigadas Internacionales

ROMA, 26. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) Se halla en Roma desde hace tres días una Delegación de la oposición política española. La componen destacados Jefes de la llamada Junta Democrática y de la Plataforma de Convergencia.

El periódico vespertino oficial comunista subraya que ahora la oposición política española de izquierdas está unida, habiendo superado las diferencias que hasta hace unas semanas existían entre sus grupos. Hoy el mismo diario Insiste en darle relieve a la apretada solidaridad, con -que se presentan en Roma las personalidades más representativas de la lucha Izquierdista contra el Gobierno español. Aquí han visitado las Secretarías de los partidos. En una fotografía que publica el diario «Popólo» ss reconoce, entre varios de-mocratacrtstlanos de Italia, a don Joaquín Ruiz-Giménez, al socialista Felipe González y al comunista Santiago Cárrilio. Pero el recibimiento más cálido lo han tenido en la casa donde ondea la bandera con la hoz y el martillo. El presidente del Partido Comunista ita-tíano, Longo, le abrió personalmente la puerta a los delegados, saliendo a esperarlos a la calle, con un gran séquito de funcionarios de la Secretaria y de jóvenes activistas, que pro-rumpieron en aplausos y vítores.

Longo les dirigió unas palabras de saludo en castellano, lengua que aprendió durante nuestra guerra, cuando estuvo como comisa-rio político de la XII Brigada´ Internacional. Precisamente en la revista «Storia Ilústrala» Inserta en su número de hoy, dedicado a la guerra española de 1936, una gran fotografía en la que están en el frente de Madrid Longo y Necci. Este segundo ex comisario es quien ha presidido la conferencia de Prensa celebrada hoy en un hotel romano. Quizá la Delegación de la oposición española no se ha dado bien cuenta de lo que significa realizar su gira bajo el signo, no único pero preponderante, de esas Brigadas Internacionales, que en muchos de nosotros, españoles, despiertan dolorosos recuerdos, volviendo a abrir dramáticas heridas con cortejo de «chekas».

A recuerdos de la guerra española y ep!-codlos del campo de batalla aludió Neccl en su discurso de saludo a la Delegación, rememorando episodios de aquellos tiempos «vividos en común con Santiago Carrillo». Este, Carrillo, fue la personalidad sobresaliente en estas Jornadas. Le han dedicado una larga entrevista en un Importante diario mllanés. Dice «n él que «la crisis económica se agrava en España porque las Instituciones políticas Creadas por Franco ya no corresponden a las necesidades del neocapitalismo».

De esta frase se debe deducir lógicamente que nada le conviene tanto a España como el capitalismo.

Luego, con gran diletantismo sobre materias económicas,´ lanza a voleo cifras sin preocuparse demasiado de comprobar su exactitud. Por ejemplo: cuando se puso a disertar sobre la balanza comercial y afirmó que en España hay 700.000 parados, lo cual traía a la memoria aquella frase Ing´esa: «Hay varios modos de no decir la verdad. El más enojoso de esos modos es la estadística». Sobre todo cuando se barajan al tuntún. Pero venir- a Italia a hablar de paro obrero y de déficit comercial o de dificultades económicas es mentar la soga.

Muglca, en nombre de la Plataforma, y Be-eeyto, en nombre de la Junta, afirmaron que

los dos organismos tienen el mismo objetivo: llevar a España a una «ruptura democrática». «La oposición española, en sus diversas tendencias, conduce una acción convergente para este cambio radical».

Los amigos italianos de la oposición política española le han prometido a ésta una intensa campaña para que en España se pongan en libertad a los prisioneros políticos y sindicales, se promulgue la amnistía general, retornen tos exiliados y se autorice la existencia de todos los partidos políticos. Incluyendo el comunista. Demandan asi mismo un proceso constituyente para decidir la Jorma del Estado f del Gobierno. Lo curioso es que estos mar-Kistas no aciertan la incoherencia que hay entre por un lado formular estas demandas y por otro sus protestas contra las declaraciones del presidente de los Estados Unidos sobre el Partido Comunista italiano, declaraciones que estos partidarios de entrometerse en España califican de injerencia Intolerable en los asuntos de Italia por parte de un Estado extran-jer,o.—Eugenio MONTES.

 

< Volver