Autor: Urbano, Pilar. 
 Entrevista en exclusiva con el Ministro Secretario General del Movimiento. 
 "De inmovilismo, nada"     
 
 ABC.    27/06/1975.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 26. 

ABC

ENTREVISTA EN EXCLUSIVA CON EL MINISTRO SECRETARIO GENERAL DEL MOVIMIENTO «DE INMÓVILÍSIMO, NADA»

• «Soy partidario de avanzar, no de frenar; pero con el acelerador controlado y paso a paso»

• «Todas las asociaciones tendrán el mismo tratamiento. ¡Todas!»

A los nuevo días de su nombramiento como ministro secretario general del Movimiento, me recibe en su despacho de Alcalá, 41, don José Solís Ruis. Es una entrevista rápida, forzosamente abreviada por la multitud de trabajos, compromisos, actos oficiales, visitas y audiencias que se conc.zn-tran como un enjambre avaricioso en la menuda agenda de bolsillo del señor ministro. Entrevista rápida, pero cordial y abierta desde el primer sabido.

—¿Cómo fue su llegada su regreso señor ministro?

—Ha sido emocionante. Primero porque es llegar a prestar nuevamente servicios a nuestro pueblo y a nuestra Patria. Después, porque he recibido el afecto, el cari-ño de mucha gente... Y, por otra parte, soy plenamente consciente de la responsabilidad de este momento

—¿Un momento especialmente Importante, en un puesto «clave»?

—En política siempre los momentos son importantes; pero no hay duda de que ahora estamos en una etapa de especial interés: el montaje de las asociaciones, las elecciones de las dos Cámaras; posteriormente, las elecciones en su día para el Consejo del Reino, las de concejales y alcaldes...

Sincersments creo que el momento es trascendente en la vida política española. Se trata de una renovación dentro de una abierta continuidad

LOS SINDICATOS HOY

—¿Cómo ve, señor Solís, la realidad sindical, después de estas elecciones? ¿Cambian de signo los Sindicatos?

—En primer lugar, en Sindicatos la única política que puede carse es la propia política sindical: de entendimiento, de negociación, social... Y luego cada quien en su fuero interno tendrá el signo político que quiera, pero sí acuden al Sindicato es porque son sindicalistas.

Yo creo que el Sindicato se ha fortalecido después fle estas elecciones, ¿Por (qué? Por la. afluencia de sindicados a las votaciones. La ausencia es lo que hubiese hecho fracasar a la. realidad sindical. La presencia de trabajadores y empresarios ante las urnas electorales sindicales, para mí, es ya un síntoma de vigor de robustecimiento del sindicalismo.

ASOCIACIONES

—¿Le parece oportuno que hablemos ahora del tema «asociacionismo»?

;—Es un tema que requiere más detenimiento y más tiempo del que yo tengo ahora... ¡He iba usted a hacer sólo un par . de preguntas dijo sobre mí «toma de tierra»... ¿Qué quiere usted saber de las asociaciones? .

—-Se registra una cierta atonía, un rechazo al Estatuto en algunos sectores, í una falta de animación para afiliarse.,

—Yo creo que las asociaciones van naso a paso por buen camino ¿Atonía? No. Logicamente el numero de afiliados ha de ser mínimo aunque representativo. Las asociaciones servirán, ante elecciones, para reunir votantes hombres que no perte. nezcan a la asociación pero que suscriban sus programas o los de sus candidatos.

Hace pocos días declaraba usted a un colega nuestro semanal que debió abrirse el proceso asociativo en el año 69.. ¿Hemos oerdido seis años?

—Efectivamente he dicho eso. y asi lo pienso. Pero «nunca es tarde si la dicha es buena». ¡Y aquí están las asociaciones! ¿Que el Estatuto es ancho o estrecho, según opinan unos y otros? A mí eso no me preocupa... He dicho varias veces que con una ley Sindical limitada como era la del año cuarenta, se montó una Organización Sindical más amplia y potente que lo que la propia ley preveía. Lo que ocurre también no seamos ingenuos. es que no faltan quienes se amparan "en pretextos de «estrechez» estatutaria... ante el temor de fracasar en su intento asociativo

El esquema asociativo va a estar abierto a la totalidad de lo? españoles. ,A todos. 4 todos los grupos

—¿Y no habrá slauna proyectada asociación más «mimada que otras?

—No. No. lo creo. ¿Por qué iba a ser más mimada una que otra?.. No. No estoy de acuerdo con eso. Todas las asociaciones tendrán el mismo tratamiento ¡Todas!

JUSTO, CONVENIENTE POSIBLE

—Entre la Secretaria General del Movimiento que usted dejó hace seis años, y la que retoma ahora, ¿qué sustantivas diferencias encuentra, señor ministro? Han sucedido muchas cosas, efemérides y peripecias de menor monta en la vida nacional...

—Como la política es «el arte de lo posible», cada ministro, en este despacho, ha hecho todo lo que ha podido, ha puesto su mejor voluntad y se ha entregado afanosamente al servicio este puesto. Yo recojo toda esa herencia y me empeñaré en hacer aquello que crea justo conveniente v posible. Y avanzaré todo cuanto las circunstancias y el interés nacional me lo permitan. Dijo esto tengan la completa seguridad. De inmovilismo nada

—El nombramiento ;fup sorprendente oara usted, señor ministro?

—Del todo. No lo esperaba. Estaba yo muy feliz, muy mentalizado en mi vida privada, en el ejercicio profesional de la abogacia, las nuevas empresas... aunque ¡lo había estado ausente nunca de la vida política por pertenecer a las dos Càmaras

—Como recién llegado A? is vida priva !a», como español que está en la calle, con el radar atento a los cambios de atmósfera... ;.Qué está.pasando ahora en España?

—Al comenzar, le di.1o que estábamos en un momento importante. Momento de relanzamiento de unas realidades, de perfeccionamiento y autenüficaeión de otras, de actualización de esto > lo otro Eso es lo que está pasando. Y es importante >iue fftdos los españoles se apres´en a particioar. Todo el que quiera v acepta las reglas normales, del juego tendra >:. puesto y su quehacer. Y si usted esta pensando que digo «todos» v me prefiero polo " i>"r-^ M.---S. repito: «todos, todos los españoles que quieran participar». La Constitución es muy amplia

«NO HAY FRENAZO

—La invitación del presidente Arias, el recién pasado día 24 en las Cortes, a ; continuar» ¿puede interpretarse como un freno a posibles proyectos de reformas inmediatas?

—En mi opinión, el presidente ratificó sus declaraciones del «12 de febrero», y dijo que se iría a aquellas reformas necesarias y demandadas por los tiempos. Y naturalmente se harán. A mi juício no hay «frenazo», en absoluto

Yo. personalmente, no soy partidario de frenar sino de avanzar, pero con el acelerador dominado y paso a paso. Si hay que transformar algo, lo transformaremos, pero dentro de un orden, de una paz y con la participación y presencia de todos los españoles que finieran contribuir a esta empresa de perfeccionamiento en o u e estamos.—Pilar URBANO

 

< Volver