Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   ¿Viento en popa para el turismo?     
 
 ABC.    09/01/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

A VUELA PLUMA ¿VIENTO EN POPA PARA EL TURISMO?

He regresado de unos días en Las Palmas de Gran Canaria —por cierto, volando en Iberia por vez primera sobre Casablanca y Robot— con buen aliento de optimismo en orden al cre cimiento turístico del nuevo año en las Islas Afortunadas. Y mi regreso a Ma drid ha coincidido con la presentación oficial de las «Guías» de alojamientos hoteleros para 1976 en presencia del nuevo ministro don Adolfo Martín Gomero que ha dado lugar al señalamiento de muy buenas esperanzas para los meses que se avecinan en la Península —sobre todo desde la primavera al otoño—, ba-sondóse en que, pese a las campañas desatadas en 1975 contra España en cier tos países europeos, las cotas turísticas alcanzaron un techo importante que permite augurar para el presente —y esa es la opinión del subsecretario, señor López Henares— un buen año, corrió se está demostrando actualmente en las Canarias, donde, concretamente en ía provincia de Las Palmas, se ha batido en 1975 el récord más completo y brillante de su historia, con más de un millón de turistas.

Cierto que estas noticias —reales y vivas— fastidian mucho a los que juegan a la catástrofe y apuestan por ella, tanto de la extrema izquierda, tan activa en estos momentos para provocar desórdenes y justificar huelgas, como de la extrema derecha, Indignada de que el Gobierno se mantenga sereno y firme en la línea de la evolución política, y del anuncio de posibles y necesarias refor. mas y no reaccione ante ciertos retos provocativos de claro matiz comunista, con el uso de la fuerza pública. Porque desde luego, para que el turismo nos sea propicio durante 1976, el orden y la paz necesitan no alterarse en lo que es vida fundamental y civilizada del país. Es decir, el viento en popa se anímela para quienes deseen visitarnos.

Pero ¿se tratará de desviarla por la violencia? Del Gobierno depende que esto no ocurra con buenas previsiones.—ARGOS.

 

< Volver