Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Señor Garicano Goñi. 
 "Necesitamos acomodarnos a la forma política de los países occidentales"     
 
 Informaciones.    26/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

SEÑOR GARICANO GOÑI:

"Necesitamos acomodarnos a la forma política de los países occidentales" Por Enrique SOPEÑA

BARCELONA, 26.

DESDE dos ángulos distintos, dos personajes de la vida política del país reclaman democracia este fin de semana desde la Prensa barcelonesa. En ¿La Vanguardia», el ex ministro de la Gobernación y ex gobernador civil de Barcena don Tomás Garicano Goñi con testa a un amplio cuestionario, y su tesis de fondo es la conveniencia de democratizar España. El sobrino del Jefe del Estado don Nicolás Franco Pascual de Pobil ha permanecido unas horas en la Ciudad Condal, y «La Vanguardia» y «Diario de Barcelona Ciudad Condal, y «La Vanguardia» y «Diario de Barcelona»

* «Los "colaboradores espontáneos" perturban gravemente el orden público.»

* Señor Franco Pascual de Pobil: «Hay que ir a una interpretación más generosa de la Constitución.»

El señor Franco Pascual de Pobil, como es sabido, también está por la democracia. Claro que, como se verá, cada uno de estos hombres entiende la democracia de forma peculiar y cada uno de ellos matiza el camino que podría llevar a tal meta.

SEÑOR GARICANO: «PAULATINA REFORMA CONSTITUCIONAL"

"Para mí es un hecho indudable el que dentro de algunos años, probablemente muy pocos, veremos en España, queramos o no, nos guste o no nos guste, los partidos políticos y el sufragio universal. Y no será posible seguir en un cierto aislamiento de las naciones occidentales, de la Europa a la que pertenecemos y a la que necesitamos integrarnos con plenitud de derechos. Tampoco las generaciones venideras van a permanecer insensibles al atractivo que ejerce la vida política de Europa. Ya que si en los años 40 el mimetismo de una forma de gobernar Europa nos lanzó por determinados caminos y la presencia de los ejércitos de Hitler en los Pirineos nos impidió ciertas reformas, hoy ni es posible una entrevista en Hendaya que palie sus efectos ni tendremos una Jefatura que pueda oponerse a las pretensiones de los demas

"Aquello desapareció —dice— hundido en el lodo de una inhumana persecución racial y´ religiosa, y las formas actuales, que no son totalmente nuevas, están más acordes con nuestra tradición. Por todo ello es preciso que en lo sustancial nos acomodemos a la forma política de loa países occidentales. Y para esto no necesitamos copiar ningún patrón. Ellos tampoco lo hacen, y como no son lo mismo el Gobierno de Francia y el de Italia o el del Reino Unido, tampoco tiene que identificarse el nuestro con el de los demás países democráticos. Basta con que nos acomodemos a ellos en lo esencial."

Tal vez.sea este el párrafo más contundente de las palabras del señor Garicano Goñi en las mencionadas declaraciones efectuadas al periodista don Jorge Doménech. Inmediatamente el ex ministro solicita una reforma de las Leyes Fundamentales. "Estas medidas —añade— hay que tomarlas pronto. Cuanto más tiempo pase más difícil será todo."

No obstante, el señor Garicano Goñi condena la "ruptura democrática". Y lo dice con esta frase: "No conocemos disparate mayor." El cauce, "para el actual consejero nacional del Movimiento, es el reformismo desde dentro. Y sostiene que se deberían potenciar las libertades ahora restringidas: "Así, lo que puede decirse en la Prensa no es a veces tolerado en conferencias o reuniones. El equilibrio solo puede lograrse mediante el desarrollo de los derechos o libertades más restringidos. Ya que dar marcha atrás en la libertad de Prensa resulta, a mi Juicio, impasible." A continuación, el señor Garicano Goñi enjuicia negativamente el Estatuto de asociaciones políticas.

Interrogado sobre el orden público ,el que fuera encargado del mismo desde 1969 hasta 1973, ofrece unas consideraciones sugestivas:

"El orden público, uno de los bienes supremos del país, nos preocupa a todos, pero la, paz ni es ni quizá haya sido nunca esa paz Idílica que a veces se nos canta. Los treinta y tantos .años de paz, que tantos bienes nos han producido, son el fruto de una labor intensa, dura y difícil. Por

ejemplo, pocos saben que en la década de los 40 más de 300 miembros de la Guardia Civil y otros tantos del Ejército murieron en lucha con los guerrilleros, que tan gravemente amenazaban el orden. Lo que ocurre es grave, pero no tanto como quiere hacerse ver, ya que si exceptuamos una porción reducida del territorio nacional, en el resto impera todo el orden deseable. Además, quiero señalar que el orden debe ser guardado con carácter exclusivo por la Policía y fuerzas del orden público. Los colaboradores espontáneos lo perturban gravemente."

Por último, contesta así sobre el futuro déla Monarquía: "El futuro Bey está entre los jóvenes. Creo que todo lo que digo con referencia a ellos es aplicable, en cierta medida, al Príncipe de España, en el que los españoles tenemos depositadas fundadas esperanzas. En este sentido creo que la sucesión preocupa a los españoles. Y por lealtad, gratitud y afecto, por creerlo mejor para el futuro de España, preferiría que el hecho sucesorio se produjera como culminación de una vida al servicio de España y no determinado por motivo triste."

A doña Margarita Riviere, el señor Franco Pascual de Pobil responde en "Diario de Barcelona". Quien fuera considerado recientemente por la revista «Time» como uno de los tres españoles- con más posibilidades de futuro, se muestra indeciso ante las asociaciones: «Puedo decirle que sigo reflexionando sobre ello y que no tengo una decisión tomada. Espero ver entre todas las opciones existentes cuál es la que presenta un programa que yo pudiera compartir. Puede ocurrir i q u e comparta alguno o que no, y no me asocie."

El sobrino del Jefe del Estado define a la democracia como "una forma organizada de convivencia, en la cual la libertad del individuo es amparada, pero no a costa de las libertades de los demás y no a costa de la justicia de entre todos". Respecto a España, dice: "Creo que hay que ir a una interpretación más generosa de la Constitución."

En "La Vanguardia", el señor Franco precisa más. Para él habrá que ir a un referéndum "cuando sea necesario y oportuno", pero nunca habrá, que someter a la Monarquía a una legitimación plebiscitaria:

"Hay cosas que no se cuestionan en ningún país del mundo: la República en Alemania y la Monarquía en Inglaterra. En ningún modo considero necesario un plebiscito de este tipo."

 

< Volver