Autor: M. G.. 
   La regulación conjunta agraria, siempre conveniente, es ahora obligada  :   
 Declaraciones del presidente del FORPPA, don Luis García García. 
 Ya.    11/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

LA REGULACIÓN CONJUNTA AGRARIA, SIEMPRE CONVENIENTE, ES AHORA OBLIGADA

El mandato del "pacto de la Moncloa" lo exige y ha de ser provechoso al país si se cumple * Pero entraña

muchas dificultades el departo de la tarta * Contener la inflación y no agravar los desfases de la renta

agraria es el objetivo del FORPPA * La próxima semana estará ultimado un estudio sobre la cifra global

de subida de precios agrarios * Se está elaborando con metodología europea

Declaraciones del presidente del FORPPA, don Luis García García

"No aumentar los precios al consumidor, para contener la inflación, según la línea político-económica del

"pacto de la Moncloa", y no agravar aun más las distancias de la renta agraria en comparación con la de

los demás sectores económicos del país, es la postura del FORPPA en estos momentos, en que tiene

encomendada la elaboración, antes del primero de febrero, de la regulación conjunta de la campaña

agraria correspondiente a 1978-79 para proponerla al Gobierno, que habrá de aprobarla previo informe de

la Junta Superior de Precios", ha declarado en una reunión informativa el presidente del FORPPA, don

Luis García García.

En el curso de la conversación, el presidente explicó, entre otras cosas:

* En la próxima semana, el FORPPA podría tener a punto unos estudios efectuados sobre ese

índice global de regulación conjunta agraria, como dato previo para la negociación posterior con

los respectivos sectores agrarios afectados. Es un tema de máxima preocupación, ya que hay algunos

sectores, como el olivar y el remolachero, que tienen urgencia de resolver precios de campaña.

* La regulación conjunta tiene precedentes en la campaña de 1973-74 y en la de 1976-77, y es el

sistema que se sigue en la Comunidad Económica Europea frente a la ordenación sucesiva por ramas

escalonadas a lo largo del año agrario. Si este método europeo es siempre aconsejable, ahora opino que es

obligado, dada la situación económica del país y la voluntad política del Gobierno y los partidas de

sacarlo a flote. Permite una cuantificación completa y anticipada de la incidencia en el índice de precios

de consumo, de la ponderación en la cesta de la compra.

* Pero el problema es el del "reparto de la tarta". Esa subida global, ¿cómo se distribuye? Tiene

dificultades: los intereses particulares de cada rama y los problemas de las ramas complementarias,

como, por ejemplo, cereales, piensos, carnes. ¿Qué criterio seguir? Hay sectores que se deben

incentivar y otros que se deben desactivar. Hay cultivos con fondo de problemática social. Otros

tienen una oferta y demanda desequilibrada. La balanza de pagos no puede con las sangrías de soja y

maíz. La competencia de cultivos de la política de precios puede hacer dar bandazos a ciertas

producciones. Los cultivos plurianuales pueden tener repercusiones negativas a medio plazo. La

conciliación de, todo este cuadro es difícil.

* El FORPPA, para abrir camino al complejo tema, está siguiendo la metodología del Mercado Común

en la aplicación del incremento global a los productos agrarios. Para llegar a una cifra justa hay varios

caminos.

* Uno es el de la Comunidad Económica. Europea, a través de la contabilidad controlada de 13.000

explotaciones agrarias no marginales, viables para el estudio de costes y establecimiento de escandallos.

El Ministerio de Agricultura tiene también una red contable agraria, de menor representatividad que la de

la Comunidad y de menor experiencia.

* Otra fórmula es la de poner en juego todas las macro-magnitudes del sector agrario. Y un tercer

medio seria la combinación de los dos precedentes, Por todos estos caminos se está elaborando un

documento que habrá de llegar a una conclusión y será base de negociación posterior entre los sectores.

* Pero en esta tarea, de tanta importancia económico-social, en la que a todos nos debe guiar el

espíritu de la Moncloa, el FORPPA cuenta con más problemas, como es el de la representatividad

del campo español, donde están apareciendo agrupaciones de tipo nacional y de tipo sectorial por,

ramas, monovalentes y polivalentes. Tema en el que actuamos con total apertura.

El presidente del FORPPA, don Luis García García, a quien acompañaba el secretario general, don

Antonio Herrero, manifestó su voluntad de que el organismo sea como una "casa de cristal" en cuanto a

política informativa.

M. G.

 

< Volver