"No sera posible seguir en un cierto aislamiento"  :   
 Declaraciones de Garicano Goñi en Barcelona. 
 ABC.    27/05/1975.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

«NO SERA POSIBLE SEGUIR EN UN CIERTO AISLAMIENTO»

Declaraciones de Garicano Goñi en Barcelona

Barcelona, 26. (De nuestra Redacción.) En unas declaraciones que publicaba ayer «La Vanguardia», don Tomás Garicano Goñi, ex ministro de la Gobernación y consejero nacional, afirma que para él es un hecho Indudable el que dentro de al-nos años, probablemente muy pocos, veremos en España, queramos o no, nos guste o no nos guste, los partidos políticos y el sufragio universal. Y no será posible seguir en un cierto aislamiento de las naciones occidentales de la Europa, a la que pertenecemos y a la que necesitamos Integrarnos con plenitud de derechos. Tampoco las generaciones venideras van a permanecer Insensibles al atractivo que ejerce la vida política de Europa.

Por todo ello es preciso que en lo sustancial nos acomodemos a la forma política de los países occidentales. Y para esto no necesitamos copiar ningún patrón. Ellos tampoco lo hacen, y como no son lo mismo el Gobierno de Francia y el de Italia o el del Reino Unido, tampoco Meque Identificarse el nuestro con el de los demás países democráticos. Basta con que nos acomodemos a ellos en lo esencial.

En cuanto al proceso más Indicado para su realización, dice que, admitida la posibilidad de la reforma de las Leyes Fundamentales, quizá sólo sería preciso modificar la ley de Cortes que es del año 1942 y el

Estatuto de Asociaciones Políticas o. al menos, darle una Interpretación más amplia. Con ello y la conveniente regulación del derecho de reunión, seguramente podríamos facilitar el tránsito al futuro con orden, paz y libertad impidiendo el propósito de algunos de quemar etapas, tan peligroso como el Inmovillsmo.

Estas medidas hay que tomarlas pronto, cuanto más tiempo pase más difícil será todo. Por el contrario, todo se facilitaría si es una labor de Gobierno la que ponga al día nuestra legislación. Entiendo que sin estos leves retoques en nuestro ordenamiento constitucional no es posible llevar a cabo hoy cuanto expuso el. presidente Arlas en su discurso del 12 de febrero de 1974.

Cierto que en ningún caso hablo de reforma de las Leyes Fundamentales, pero lo que hace quince meses pudiera no ser necesario estimo que hoy lo es.

 

< Volver