En San Fermín. 
 Un nuevo modelo de cooperativismo para reivindicar el barrio     
 
 Ya.    07/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

7-XII-77

EN SAN FERMÍN

Un nuevo modelo de cooperativismo para reivindicar el barrio

Se ha conseguido habilitar la antigua casa de baños para local de ancianos,

guardería y local social • Se ha abierto una sección de consumo que trata

de paliar la inexistencia

de mercado en la zona

En San Fermín, populosa barrio madrileño, existe una cooperativa de singulares

cracterístícas y que hasta el momento ha conseguido una serie de importantes

realizaciones.

Cuatro núcleos componen el barrio: colonia Virgen de la Antigua, colonia de

Andalucía, colonia de San Fermín y poblado de San Fermín. El estado más precario

de las viviendas corresponde al poblado de San Fermín, aunque las cuatro zonas

tienen un problema común: la falta de dotaciones y servicios, para cuyo intento

de solución integral ha nacido esta cooperativa.

En el aspecto urbanístico se ha conseguido que los vecinos del poblado de San

Fermín sean escuchados Por la Administración en su exigencia de viviendas

dignas. Por otra parte, se insiste en terminar la Urbanización de la colonia

Andalucía, asi como la erradicación de los desguaces da vehículos, cosa esta ya

conseguida.

Las dotaciones sociales brillan por su ausencia. La cooperativa ha conseguido

del Instituto Nacional de Asistencia Social que en la antigua casa de baños

municipal, hoy cerrada al público, se apruebe un proyecto de guardería, local de

ancianos, jubilados, pensionistas y local social. Se ha conseguido también una

máquina de cine para distraer a los pequeños de la zona, pero no puede ser

utilizada por falta de local apto para las proyecciones. El verano pasado, y a

través de las gestiones hechas por la cooperativa, se consiguieron subvenciones

para que un grupo de chicos, del .barrio pudiera veranear mi colonias de 1a

sierra.

Desde hace algún tiempo, los vecinos de San Fermín han solicitado al unisono la

creación de una escuela de formación profesional. La cooperativa ha apoyado esta

reivindicación, colaborando con la asociación de padres del único colegio

estatal de la zona, para que éste sea ampliado, ya que su actual capacidad es

insuficiente para las necesidades del barrio.

En el aspecto sanitario se ha conseguido, ante la pretensión de trasladar a. los

vecinos de San Fermín al ambulatorio de Orcasitas, que se abra un consultorio

del INP.

Ante la inexistencia de un mercado, la cooperativa ha abierto una sección de

consumo, con reducidos medios económicos, pues sólo tiene como capital la cuota

de aportación de los socios, ciuenta con un pequeño local, cuyo alquiler rebasa

las cifras dejadas por el consumo.

La cooperativa necesita unos locales para su instalación que van a ser efectivos

mediante la ínstalación de unas aulas prefabricadas de Construcciones Caracola,

filiar de Dragados. De esta forma se verán atendidas unas de sus mayores

necesidades como es contar con un centro.

Esta cooperativa de San Fermín tiene en la actualidad seiscientos socios y se

muestra como una nueva experiencia a nivel de barrio, donde cada uno es

cooperativista de su propia obra, de sus propias necesidades, un ejemplo

positivo que puede sentar un gran precedente a seguir en esas zonas marginadas

que se asientan por la epidermis periférica madrileña.

 

< Volver