"Nos encontramos en la vispera de un importante proceso de cambio historico"     
 
 ABC.    25/02/1975.  Página: 40. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. MARTES 25 BE FEBRERO DE 1975.

"NOS ENCONTRAMOS EN LA VÍSPERA DE UN IMPORTANTE PROCESO DE CAMBIO HISTÓRICO"

Conferencia del señor Fernández Ordóñez en el Club Siglo XXI

En el Club Siglo XXI, dentro del ciclo «La Monarquía, la España .actual, su futuro y su proyección en el mundo», y. tajo el título «España: la hora de la decisión*, pronunció una conferencia don Francisco Fernández Ordóñez. Dijo, entre otras cosas, el disertante: «He titulado mi conferencia «La hora de la decisión» porque creo que la realidad española de hoy reclama no sólo honestidad y la decencia intelectual de llamar a las cosas por su nombre, sino que plantea, además, el compromiso de una acción responsable.»

«Nos encontramos en la víspera de un importante proceso de cambio histórico en que los hechos van a ir por delante de las palabras y en que viviremos mucho en poco tiempo. Este proceso es inevitable y necesario.»

Más adelante manifestó el señor Fernández Ordóñez:

«Este proceso debe ser ordenado y pacífico y todos tenemos la obligación gravís i m a de colaborar a que lo Fernández Ordóñez sea. Con esta convicción lie participado dudante estos días en conversaciones con diversas personalidades políticas del país. La conclusión después de las mismas, de que incluso ideas menos exigentes que las expuestas esta tarde, al parecer no han podido tener cabida ni siquiera mínima dentro de los cauces actualmente vigentes, creo que me libera definitivamente de cualquier posible acusación de actitud insolidaria.»

«Yo tengo la confianza de que la institución monárquica —como en otros países de la Europa democrática— será capaz en la persona del Príncipe Don Juan Carlos de permitir la superación de ciertos antagonismos históricos y la transformación del país a las exigencias de una sociedad justa, libre y moderna.»

«Las soluciones más fáciles no son casi nunca las soluciones mejores. Que nadie se engañe. Que nadie piense que podrá hacerse ya nada serio que movilice la cultura, la economía o la sociedad española, sin atribuir al pueblo su puesto en el gran debate nacional. Sin la democracia formal, tampoco serán posibles las grandes prioridades sociales, porque la libertad v la justicia son indivisibles. Desesperar de la idea democrática es desespetar >íei IionitJre.»

 

< Volver