En Villagarcia de Arosa. 
 Fernandez de la Mora: "Hay quienes parecen estar cansados de esta paz"     
 
 ABC.    08/04/1975.  Página: 38. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC. MARTES 8 DE ABRIL DE 1975

EN VILLAGARCIA DE AROSA

FERNANDEZ DE LA MORA: "HAY QUIENES PARECEN ESTAR CANSADOS DE ESTA PAZ"

Acto político de Blas Pinar en Lugo

Villagarcía dé Arosa (Pontevedra), 7. (Cifra.) Los capitanes generales de la zona marítima del Cantábrico, almirante Antonio González-Aller y Balseyro, y de la VIII Región Militar, teniente general Ernesto Sánchez-Galiana Fernández, han presidido los actos de la vm fiesta de la Perla de Arosa, exaltación a la hermandad arosana, celebrada hoy en Villagarcía.

En el transcurso de esta fiesta se repartieron diez mil kilos de mejillones cocinados entre los asistentes.

Los actos comenzaron a las once de la mañana, con la presentación de lotes de mariscos de todas clases.

A primeras horas de la tarde tuvo lugar un almuerzo en los salones del casino de Villagarcía, al final del cual don Ramón Encinas Diéguez hizo la presentación del mantenedor don Gonzalo Fernández de la Mora y Mon, ex ministro de Obras Públicas, quien pronunció un discurso-en el que, entre otras cosas, dijo:

«Nunca he pedido nada a esta Galicia entrañable, y le he dado siempre todo cuanto ha estado a mi alcance. Quizá sea eso lo que no me perdonan quienes la utilizan sin servirla.»

EL PLAN DE ACCESOS ACABARA CON LA MARGINACION

«El plan de accesos a Galicia, ya felizmente muy avanzado, acabará con la marginación territorial a Galicia y será una de las regiones mejor comunicadas de la Península.»

El señor Fernández de la Mora manifestó que no cree que el futuro desarollo regional gallego «consista en convertir a Galicia en el vertedero de todas las poluciones industriales que vaya rechazando el resto de Europa. Las lineas del crecimiento económico regional —dijo— deben ser las industrias manufactureras limpias, de alto valor añadido; deben ser la agricultura intensiva, el turismo y la mar».

PROSPERA PAZ DE FRANCO

«Galicia —afirmó más adelante— es una parte entrañable de España. Tenemos a nuestras, espaldas la dilatada y próspera paz de Franco. Un paz que figura entre los más pobres de Occidente, y que muchos habían desahuciado, figura hoy entre las primeras potencias industriales de la Tierra; es el refugio de jerarquía y de sol que, durante años, han buscado centenares de millares de extranjeros. Pero hay, entre nosotros, quienes parecen cansados de esta paz, y se comportan como si qui-s i e r a n dilapidarla, irresponsablemente. Aunque sean pocos y desavenidos, todo empeño liquidador es siempre muy serio, porque es fácil destruir. Lo difícil es edificar, levantar, como se ha hecho en nuestro país durante casi cuatro decenios.»

NO AL CAOS

«Se nos propone —continuó diciendo el señor Fernández de la Mora— reemplazar la paz de Franco por el caos partitocrá-ticp, la lucha de clases, el empobrecimiento y la anarquía. Sólo cegados por un espíritu de revancha o enloquecidos de frivolidad puede haber compatriotas nuestros que, con manidos tópicos, nos empujen a tan dramática aventura.»

«En esta Villagarcía —señaló el orador— a la que, con el yugo y las flechas de los Reyes Católicos, trajo Hernando de Acuña, hace quinientos años, la primera paz gallega, os, invito a defender, valerosa e inteligentemente, la paz del 18 de Julio, ´i más esforzada y fértil que hemos tenido nunca, Y no escucharemos más sirenas que las poéticas de nuestra Arosa eterna y pulquérrima.»

CLAUSURA

Las palabras del señor Fernández de la Mora fueron subrayadas por prolongados aplausos de los asistentes. El alcalde de Villagarcía hizo entrega al mantenedor de una maqueta, reproducción en plata del perfil de la ría de Arosa, y en nombre de los alcaldes de la ría solicitó la pronta construcción del proyectado viaducto de Catoira, que unirá los márgenes de la ría sobre el río Ullár

Clausuró el acto el capitán general de la zona marítima del Cantábrico, quien ,señaló la vinculación de la Marina con Villagarcía y los hombres del mar, y terminó dando vivas a España. Franco y el Príncipe de España.

 

< Volver