Encuestas de Ya. 
 ¿Qué opina del borrador de la Constitución?  :   
 Villar Arregui: El texto debe amparar, con todas sus consecuencias, el derecho a la libertad religiosa de los españoles.. 
 Ya.    15/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ENCUESTAS DE "YA"

¿Qué opina del borrador de la Constitución?

VILLAR ARREGUI: "El t«xto debe amparar, con todas sus consecuencias, el derecho

a la libertad religiosa de los españoles"

Tras la lectura del borrador constitucional, entiendo mejor la confidencialidad

que los miembros de la ponencia se impusieron. No parece que ese criterio haya

sido establecido por razones políticas, sino por un pudor elemental de los

redactores del texto, que han tenido conciencia en todo momento de la

provlsionalidad y del desorden del texto en elaboración.

Considero sumamente desafortunada la expresión que el artículo 3.º contiene al

decir que "eI Estado español no es confesional". Debe huirse de toda referencia

del Estado con respecto a determinada religión y redactarse el texto en términos

positivos que amparen con todas sus consecuencias el derecho a la libertad

religiosa de los españoles

Lo que tradicionalmente se llama parte dogmática de la Constitución -donde se

reconoce y ampara los derechos fundaméntales- necesita una profunda

reelaboración y, por supuesto, una sistematización distinta. Considero positivo

el dinamismo que encierra el artículo 10. Inspirado en el articulo 3.º de la

Constitución Italiana de 1947.

En general, el borrador se inspira en la Constitución portuguesa, en la italiana

de 1947, en la ley Fundamental de Bonn 1949, en las españolas de 1876 y 1931 y

en la francesa de 1930. Por lo que toca a la regulación de las llamadas Cortes

Generales -para diferenciarlas de las eventuales Cortes de las regiones

autónomas-, hay que subrayar la difuminación del Senado.

Hay que esperar que en las ulteriores discusiones esta Cámara alcance unos

perfiles claros y precisos, de los que ahora también carece. Estimo que es un

acierto el tratamiento de la moción de censura bajo la directa inspiración de la

ley Fundamental de Bonn de 1949.

Considero que el Consejo General del Poder Judicial se ha articulado en términos

que no garantizan constituciónalmente la independencia de la justicia. La

regulación de las autonomías regionales es sumamente deficiente. No deben

emplearse conceptos, bien acuñados por la técnica jurídica, que a veces se

contraponen, como es el caso del concepto región y del concepto regionalidad.

Los redactores de la ponencia no han superado la duda que subyace bajo el texto

entre el Estado federal y el Estado regional.

No obstante todo lo dicho, el borrador contiene elementos positivos que,

debidamente depurados y sistematizados, pueden conducir a una Constitución en la

que se expresen las creencias sociales vigentes con apertura hacia una postura

de mayor progreso, de mayor justicia y de mayor libertad.

 

< Volver