Religión. 
 Amnistía: El episcopado, adelante     
 
 Gaceta Ilustrada.     Página: 21-22. Páginas: 2. Párrafos: 6. 

RELIGIÓN

AMNISTÍA: EL EPISCOPADO, ADELANTE

EN la última reunión se consiguió: el cardenal Enrique y Ta-rancón, presidente.de la Conferencia Episcopal Española, transmitirá al Jefe del Estado, en calidad de mediador, la petición de amnistía para los presos políticos que pro-mocionó «Justicia y Paz» y que va firmada por ciento sesenta mil españoles. Sin embargo, se matiza que la gestión se realizará separadamente de la petición del indulto que hará, como propia, el Episcopado español.

ELECCIÓN. — ´Tengo que aclarar que «Justicia y Paz» no es la única institución que se ha dirigido al presidente de la Conferencia Episcopal para sumarse a los deseos de «clemencia y equidad» que ha formulado el Santo Padre con motivo del Año Santo, declaró el cardenal Enrique y Tarancón al semanario «Iglesia en Madrid». En efecto, más de doscientos cincuenta sacerdotes y religiosas de la capital acordaron solicitar igualmente amnistía general para cuantos han sido condenados por delitos de reunión, asociación, huelga o expresión, pero se considera que la audiencia que el Cardenal Enrique y Tarancón concedió a los señores Ruiz Giménez.y Rodríguez Ugarte —presidente y secretario, respectivamente, de «Justicia y Paz»— el pasado día 12, pudo ser definitiva. Así, se pudo facilitar una. nota a los medios de comunicación en la que se decía en su punto segundo:

Para mayor claridad y con el fin de respetar el carácter propio y peculiar de la demanda de «Justicia y Paz» y la voluntad de los peticionarios, el señor cardenal transmitirá al Jefe del Estado esa solicitud de amnistía .(...) separadamente de la petición de indulto y de revisión de causas y de normas jurídicas acordadas recientemente por la Conferencia Episcopal, -así como de cualquier otra que haya sido dirigida a los señores obispos por otras personas o entidades. Por otra parte, la preferencia de una palabra por otra también tiene aclaración por parte del cardenal, que en el mencionado semanario diocesano, agrega: Puedo asegurarle que la selección de las palabras en el comunicado - final de la Asamblea Plenaria y de la Comisión permanente no obedece a compromiso alguno ni a actitudes cobardes en el ejercicio de nuestro ministerio... Estos últimos días la Iglesia española no ha demostrado, desde luego, cobardía.

DETENCIONES; — Tengan todos presentes —dicen nuestros obispos— que el silencio por falsa prudencia, por comodidad o por miedo a posibles reacciones adversas nos convertiría en cómplices de los pecados ajenos, explican en su carta ´los doscientos sesenta y ocho sacerdotes que han expresado su. solidaridad con sus compañeros detenidos o sancionados en Pamplona. Se recuerda que en esta ciudad, la iglesia parroquial de Estella ha sido cerrada porque el párroco y dos coadjutores están cumpliendo arresto subsidiario de treinta días de cárcel al no pagar la multa de 150.000 pesetas impuesta por la autoridad gubernativa. Días pasados, el arzobispo de Pamplona, monseñor Méndez Asensio, ofició una misa en la .citada parroquia y pronunció una homilía en la que hizo un llamamiento a la serenidad y a ´la concordia y pidió a los feligreses que orasen por los sacerdotes que no están con nosotros. Tras la homilía, grupos de jóvenes se manifestaron en la Plaza de los Fueros y lanzaron gritos relacionados con la situación de los sacerdotes: por -la tarde, la Guardia Civil disolvió la manifestación.

Casi al mismo tiempo que en Sevilla era detenido —igualmente en una manifestación— el padre Cásasola Guerrero, en Mahón (Menorca), las autoridades militares —entre ellas el gobernador— y otros representantes oficiales abandonaron el. templo de Santa María en el momento en que el arcipreste, don José Cors, se refirió precisamente a la petición_de amnistía para los presos políticos uno de cuyos firmantes es el propio arcipreste. Quizá no consideraran adecuadas tales palabras en el oficio que conmemoraba el XXXVI aniversario de la liberación de Menorca.

MAS PROTESTAS. — Pese a las detenciones y a las multas, algunos sacerdotes continúan manifestando públicamente sus discrepancias. En Las Palmas, el Colegio de Arciprestes de Canarias comunicó una nota —que fue leída en la mayoría de las iglesias— relacionada con las sanciones que el gobernador civil impuso a. tres sacerdotes y una monja (ver «G.i.», número 958) por valor de 400.000 pesetas. Los cuatro religiosos se sumaron a los grupos que se manifestaron al paso del ministro de Obras . Públicas por la autopista Gando-Las Palmas: querían -decía la nota—que el ministro conociera el peligro y la incomunicación en que quedaban varios barrios tras la inauguración de la citada autopista. Las multas están pagadas en un tercio de su importe, pero diferentes comunidades realizan colectas para conseguir el resto de) dinero.

Mientras tanto, el obispo de Cuenca monseñor Guerra Campos ha facilitado una comunicación sobre la reconciliación en la que dice: El discurso sobre la reconciliación se convierte casi siempre en

 

< Volver