Debate en el Club Convergencia. 
 Gobierno de concentración: Sólo PCE y PSP, a favor  :   
 Garrigues: "La Historia española no ha dado su respaldo a esta fórmula". 
 Arriba.    18/10/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

GOBIERNO DE CONCENTRACIÓN: SOLO PCE Y PSP, A FAVOR

Garrigues «La Historia española no ha dado su respaldo a esta fórmula»

MADRID. (Cifra.)—Solamente el Partido Comunista de España y el Partido Socialista Popular, de entre los principales partidos con representación parlamentaria, están abiertamente a favor de la formación de un Gobierno de concentración, como fórmula para que el país salga de la crisis que atraviesa actualmente.

Según la tesis expuesta en un debate celebrado ayer en un hotel de Madrid bajo el epígrafe Gobierno de concentración, ¿una solución», tanto la Unión de Centro Democrático como el PSOE y Alianza Popular rechazan abiertamente esta fórmula en la actualidad.

El PCE y el PSP estiman, en cambio, que es la única posibilidad real de salvación, en tanto que Convergencia Democrática de Cataluña, por medio de su líder, Jordi Pujol, dejó ver que las circunstancias no juegan a favor de esta fórmula.

En el debate, organizado por el Club Convergencia, participaron Joaquín Garrigues, Ministro do Obras Públicas y Urbanismo, por la UCD; Enrique Múgica, por el PSOF; Ramón Tamames, por el PCE; Laureano López Rodó, por Alianza Popular: Fernando Moran, por el PSP, y Jordi Pujol, parr Convergencia Democrática de Cataluña.

Intervención de Joaquín Garrigues

El señor Garrigues, hablando como diputado y hombre de UCD, no como miembro del Gobierno, manifestó que, aunque su partido no es favorable a un Gobierno de concentración, la UCD ya lo es por sí sola, en cuanto aglutinante de fuerzas de distinto signo, desde los franquistas reformistas a los socialdemócratas. Además, añadió, la historia española no ha dado su respaldo a las formulaciones de Gobiernos de concentración. Citó al respecto al Gobierno de 1923, que acabé en dictadura.

Para Enrique Múgica, del PSOE, el Gobierno de UCD actual tiene que hacer valer su mayoría en las Cámaras. El PSOE sólo ve válida la fórmula de la concentración cuando la sitúa-ción sea catastrófica, «que todavía no lo es», dijo el señor Múgica. El representante del PSOE añadió que dicha fórmula es auspiciada por partidos minoritarios qjue agitan «pinochetismos» para llegar al Gobierno por el camino que no le abrieron las urnas. Ramón Tamames apoyó la tesis de un Gobierno de concentración y dijo que de alguna forma los acuerdos de la Moncloa son un paso hacia esa forma de Gobierno. Laureano López Rodó dijo que un Gobierno de concentración acabaría con la oposición, y eso es antidemocrático.

También señaló que un Gobierno de gran coalición, como sería el que pudieran formar UCD y PSOE, tampoco será conveniente, por la misma razón. Fernando Moran, del PSP, mantuvo que el Gobierno de concentración es necesario porque —señaló— el país se ha saltado el trámite del Gobierno provisional para salir de la dictadura.

Jordi Pujol, por su parte, manifestó que si no existe al menos un acuerdo programático, como el que se trata de establecer con las conversaciones de la Moncloa, dentro de cuatro meses el país estará destrozado. Para entonces —añadió— la UCD estará desgastada y el PSOE deberá definir su alternativa, dejando claro además su posición sobre la dialéctica monarquía-república.

Fuera del orden previsto, intervino José Ramón Lasuen, de UCD, asesor presidencial. El señor Lasuen afirmó que la UCD está sacrificando su electorado, haciendo una política de centro izquierda, que es la que pueda abrir una salida a te crisis económica actual.

 

< Volver