Encuestas de YA. 
 ¿Cuál ha sido el balance de estos dos años?     
 
 Ya.    22/11/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

¿CUAL HA SIDO EL BALANCE DE ESTOS DOS AÑOS?

Martín Villa: "La proclamación del Rey, una nueva etapa."

Gil Robles: "Mutación acelerada."

Fraga: "La ley se cumple mal,"

Carro: "Tiempo de transición."

Villar Mir: "Hay deterioros recuperables."

Sánchez Montero: "Queda mucho por hacer."

Hoy, 22 de noviembre, fecha señalada para la historia de nuestro país, se cumplen dos años de la proclamación de don Juan Carlos I como Rey de España. Significativos líderes políticos actuales, ministros y ex ministros hacen balance de los dos años transcurridos desde tan importante acontecimiento.

Don Rodolfo Martín Villa, ministro del Interior

Como hechos más Importantes de estos dos últimos años pueden señalarse:

— La proclamación del Rey don Juan Carlos I ante e1 Pleno de las Cortes e1 22 de noviembre de 1975 y su primer mensaje, en el que anunció e1 comienzo de una nueva etapa de la historia de España, que el futuro se basaría en un efectivo consenso de concordia nacional, que el servicio del pueblo es el fin que justificaría toda su función y que todo ello exigiría perfeccionamientos profundios.

— La aprobación por las Cortes de la ley para la Reforma Política, refrendada por al puéblo con la abrumadora mayoría del 94,2 por 100 del total da votos emitidos; y .

— La celebración eí 16 de junio de 1977 de elecciones generales por sufragio universal, directo, libre y secreto aj Congreso y al Senado, a ñn de que. corno dijo el presidenta Suárez, "e! pueblo controle y dirija, a través de sus representantes, libre y democráticamente elegidos, ios destinos de) país".

Don Manuel Fraga Iribarne, Alianza Popular

Dos años después de la muerte del general Franco, España se encuentra con serios problemas económicos, sociales y políticos. Gracias a la velocidad adquirida y a ser mayoritariamente una sociedad de clases medias, ha superado las peores tentaciones (aunque la violencia y todas lag formas de delincuencia han aumentado notablemente). Hay sensación de inseguridad, de íalta de rumbo, de ausencia de dirección gubernamental. La ley se cumple -ma¡; a menudo una autoridad dio-» que no puede aplicarse por "razones de alta política". La Administración está bloqueada a. todoa" loa niveles. Es menester un relanzamiento nacional, a base de ilusión de futuro, de empresas concretas, d» defensa de la unidad en lo fundamental, de restauración del principio de autoridad y de orden en la ley. España io espera y lo exige.

Don Antonio Corro Martínez, ex ministro de Franco

Creo que tras cuarenta años de gobierno personal y consolidada una sociedad moderna, estable y desarrollada; era una Inexcusable obligación moral de todos los españoles intentar la vía democrática. La última etapa de Franco y su previsión monárquica nos empujaba en la misma dirección, pues ninguna monarquía de cultura occidental resulta viable en e) siglo XX más que ai logra legitimarse por vía democrática.

Pero la democracia no es un producto de fácil improvisación. Muy al contrario, es algo muy elaborado que exige un continuado espíritu de transigencia, diálogo y mutuo respeto, capaz de crear el hábito democrático.

Los dos últimos años han sido un tiempo de transición. Época nada fácil, pu-es ha habido excesos, violencias, debilidades y hasta infidelidades que la historia juzgará con severidad.

Sin embargo, todos nos alegraríamos mucho de que. a pesar de este coste político, lográsemos fulminar con seriedad y con credibilidad el proceso hacia la democracia. No se olvide qu« la democracia es un orden de convivencia político para la libertad, y la gran dificultad consiste en conseguir la máxima libertad dentro del mismo orden.

Espero y deseo que dentro de pocos meses quede aprobada la nueva Constitución, superada con el sacrificio de todos ia crisis económica, y consolidadas unas estructuras democráticas adaptadas a ¡as virtudes y características cíe nuestio pueblo.

Don Juan Miguel Villar Mir, ex ministro del Rey

La transición política de un régimen fuertemente personalista a un régimen verdaderamente democrático había de implicar inevitablemente graves problemas. Y los está implicando.

El orden público, la estabilidad laboral y ía situación económica se han visto afectadas por la transición política hasta ej momento de modo muy desfavorable y en algunos casos se ha llegado a deterioros sumamente graves. Pero estos deterioros son recuperables, y todos los probiemas planteados, todos, aunque algunos sean graves, tienen solución. Y la soruclón depende de nosotros.

El prestigio que el Rey se ha, ganado en estos dos años entre todos los españoles deba permitir la solución de consolidar definitivamente la democracia y resolver los graves problemas planteados a corto plazo.

Para e!!o es sólo necesario que todos loa españoles, cada cual en nuestra puesto, hagamos frente con seriedad y con rigor a -nuestras respectivas responsabilidades, aceptando la parte de impopularidad que ia seriedad de actuación pueda implicar en algunos casos. El Gobierno, gobernando con autoridad, y los españoles, todos, trabajando en paz y en orden.

Don José María Gil-Robles y Gil-Delgado, Federación de la Democracia Cristiana

Los años transcurridos dan la impresión de una mutación acelerada de la vida española, mutación no exenta de luces y sombras. Los españoles hemos sabido obtener una importante dosis de libertad sin los traumas ni las catástrofes con que nos habían amenazado. Todos han demostrado una serenidad y prudencia sorprendentes, consiguiendo llegar a un clima d¿> diálogo y convivencia impensable hace dos años.

Ahora bien, todo avance en Ja libertad conlleva un reto en cuanto a la responsabilidad, y en este r-especto el cambio ha eidro mucho menos positivo. Empezando POF el terreno económico, donde los sucesivos gobiernoa han venido rehuyendo el hacer frente a su responsabilidad y dilatando medidas impopulares. Y donde la solidaridad en el sacrificio ha brillado por su ausencia.

Es necesario tomar conciencia de este reto. La liberación de una situación opresora eólo es verdadera liberación cuando los oprimidos son capaces de utilizar la libertad para cumplir con su deber. El de los ciudadanos, de utilizar racionalmente sus derechos de sentir la responsabilidad de lo que es cte todos, de no rehuir los sacrificios necesarios p a r a sacarlo adelante. El de loe gobernantes, de utilizar loe poderes que han pedido y obtenido para resolver los problemas pendientes, no para dilatarlos o escamotearlo»

una vez más. Tras dio-s años de liberación, podemos y debemos exigir y exigirnos otros dos años de autoridad democrática y responsable.

Don Simón Sánchez Montero, Partido Comunista de España

Los cambios opeíados en la vida política en los últimos dos años han sido notables. Como hechos principales y más destacados de la evolución puedo señalar los siguientes: des aparición del Gobierno Arias, legalización de los partidos políticos, eiecclones del 15 de junio, carácter constituyente de las Cortes, elaboración de una Constitución democrática, aprobación de la ley de amnistía total y, sobre todo, la firma del Pacto de la Moncloa, que favorecerá en mucho a la democracia.

Aún queda mucho por hacer para llegar a la consolidación de la democracia, pero se han dado pasos esenciales, y de forma pacífica, lo que algunos creían imposible porque acaso les interesase creerlo así.

Para terminar, quiero manifestar que soy plenamente optimista sobre !a consolidación de la democracia en España.

 

< Volver