Sánchez-Agesta. 
 La Constitución debe reconocer el fenómeno religioso     
 
 Arriba.    23/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Sánchez - Agesta

"LA CONSTITUCIÓN DEBE RECONOCER EL FENÓMENO RELIGIOSO"

MADRID. (Europa Press.)-Representantes de diversas Iglesias Cristianas se

reunieron en Madrid para intercambiar puntos de vista sobre diversos temas,

entre los que figuran el proyecto de Constitución española y la última

declaración de los obispos sobre la misma.

El catedrático de Derecho Consituciones da diversos paí Agesta, hizo una

exposición de derecho constitucional comparado, y aludió a las referencias Que

se hacen a la religión en las constituciones de diversos paises. Hizo especial

hincapié en la legislación belga, en la que figura el pacto escolar de 1959, por

el que la enseñanza estatal y la privada coexisten en armonía, y en la que el

Estado subvenciona a la enseñanza privada por diferentes vías, que llegan a

cubrir hasta el 60 por 100 de los gastos de la enseñanza privada.

En lo que respecta a la República Federal de Alemania, el señor Sánchez Agesta

señaló que en este país se reconoce la libertad de creencia y práctica religiosa

y se prohibe de modo específico que el Estado se pronuncie en favor de una

confesión religiosa. El Estado reconoce la autonomía de las Iglesias ea sus

asuntos internos, y posee normas que regulan los asuntos comunes.

La religión se considera como una materia ordinaria de enseñanza, y el Estado

garantiza el derecho a abrir escuelas con la condición de que posean un nivel

cualitativa determinado.

Interrogado por uno de los asistentes, el profesor Sánchez Agesta declaró que

"es preciso reconocer la especificidad del fenómeno religioso", al igual que

ocurre en los otros países de Occidente.

El sacerdote padre Díaz Moreno se refirió al tratamiento del matrimonio y de la

familia, en un total de 45 textos constitucionales estudiados por él. De ellos -

dijo- veintitrés guardan silencio sobre el tema, y diez garantizan una

protección general al matrimonio y a la familia.

Entre otras, las Constituciónes que hablan del matrimonio en general y hacen una

referencia a sus derechos, son las de las dos Alemanias, Hungría, Italia,

Checoslovaquia, Turquía, China Popular y Suiza.

Las Constituciones de Albania, Bulgaria, Rumania y Yugoslavia hacen una

exclusiva referencia al matrimonio civil, y Bélgica y Luxemburgo establecen la

obligatoriedad de celebrar el matrimonio civil antes del religioso; Japón y

Portugal impiden toda discriminación o presión sobre el matrimonio.

Dos países declaran el matrimonio indisoluble en sus textos constitucionales.

Ese es el caso de Irlanda y de España, que así lo hace en el articulo 22 del

Fuero de los Españoles.

La declaración de los obispos

El director de la revista «Ecclesia", el sacerdote don Joaquín Ortega, se

refirió a la reciente declaración de los obispos españoles sobre el tema de la

Constitución, y señaló que a raíz de ella se había declarado una "tempestad de

papel", en la que pocos medios informativos habían profundizado en el tema.

Dijo que en su opinión la Iglesia tiene pleno derecho a comentar y proponer lo

que considere oportuno, y señalaron que la declaración de los obispos glosó una

serie de valores cristianos que son "la expresión de la conciencia histórica de

nuestro pueblo y que deben estar en la Constitución.

El sacerdote jesuíta Santiago Martín Jiménez se refirió a lo que en su opinión

debería ser la Constitución en lo tocante al factor religioso. Señaló que en la

Constitución no debería haber «ni vencedores ni vencidos», y señaló que, por su

parte, se contentaría con que la Constitución recogiese las lineas fundamentales

de los acuerdos Internacionales suscritos por España.

El ministro de la Iglesia evangélica, reverendo Humberto Capo, se mostró de

acuerdo en general con lo expuesto por los oradores precedentes, y señaló que lo

conocido de la Constitución hasta la fecha es, en general, «insuficiente» en lo

relativo a la religión y a la enseñanza, ya que, por ejemplo, no queda clara la

libertad de crear escuelas.

Viernes 23 diciembre 1977

 

< Volver