Los socialistas de Tierno. 
 Si aceptan la Monarquía     
 
 El Imparcial.    10/01/1978.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

LOS SOCIALISTAS DE TIERNO

SI aceptan la Monarquía

«Un partido no es un colegio»

EL Partido Socialista Popular (PSP) considera el anteproyecto constitucional «despegado de la realidad socioeconómica, imperfecto e insuficiente en cuanto a la proyección de futuro», según la nota publicada por la comisión permanente al terminar su reunión

La comisión permanente del PSP se reunió en Madrid los días 7 y 8. Estudió la situación del partido y la labor de los militantes. En la reunión se trató de la celebración del IV Congreso y de la necesidad de unos nuevos estatutos que permitan la libertad de acuerdo con las características de la sociedad actual.

También se analizó el proceso de integración que se observa en los grupos de derechas y el aislamiento que se está produciendo en los de izquierdas. La comisión decidió que el PSP puede ser un elemento muy importante en la unión de la izquierda española.

ACUERDOS TOMADOS

— Crear una plataforma progresista que integre los partidos de izquierdas estatales y regionales, Para esto se va a cursar invitación a todos los grupos, principalmente a los socialistas.

— Desacuerdo general con el anteproyecto constitucional. Se decidió no presentar una enmienda a la totalidad, sino confiar a las comisiones técnicas que elaboren las enmiendas correspondientes. Después de un amplio debate, se aceptó que la forma de gobierno que conste en el texto sea la monarquía parlamentaria.

— Participación en las elecciones sindicales, recomendando unirse a las candidaturas de CC.OO. y USO.

— Finalmente, el secretario general, Raúl Morodo, presentó su dimisión. Le sustituirá Jorge Enjuto.

Fuentes muy allegadas a la directiva del PSP han explicado a EL IMPARCIAL cuáles son las razones profundas y el modo en que se está desarrollando la pugna en el interior de las diversas federaciones del grupo. «El partido —nos dicen— se formó alrededor de Tierno. Los primeros años todo se reducía a los amigos y allegados del profesor. Cuando el grupo empezó a tomar fuerza y a crecer, la ejecutiva quedó formada fundamentalmente en base a aquel núcleo inicial. El problema es que mientras que Tierno Galván ha sabido adaptarse a la nueva situación, manteniéndose como líder indiscutible, muchos de los hombres que están a su lado se han enquistado, cayendo en posiciones socialdemócratas.

Si Morodo es el único que ha dimitido es porque es más inteligente que los demás. El ex secretario general sabia perfectamente que en el próximo congreso, de ninguna manera iba a ser reelegido, y por ello ha optado por retirarse antes de sufrir lo que podía ser un duro golpe para su imagen política.»

La reunión de la comisión permanente ha supuesto, según afirman nuestros informadores, un importante paso adelante por parte del sector radical del partido, que es a la vez el más joven, y que se concentra en las federaciones fuertes, como es por ejemplo la de Madrid, y de más reciente incorporación. De ser ciertas estas informaciones habría que darle la vuelta a la idea de que es la base del PSP la que pretende pasarse en masa al PSOE, cuando en realidad esta tendencia se detecta casi en exclusiva en algunos miembros de la ejecutiva. El congreso, del que una vez más ha vuelto a variarse la fecha a los días 31 de marzo y I y 2 de abril, va a ser la gran oportunidad de los jóvenes radicales, que con toda seguridad se harán con la mayoría de los puestos dirigentes del partido.

A la salida de la reunión el profesor Tierno estaba visiblemente fatigado, aunque conservaba su tranquilidad habitual. «Animo, ánimo», repetía a los compañeros que se acercaban a saludarle. «Un partido no se forma como un colegio —comentó a EL IMPARCIAL—, en él siempre existen tensiones.»

Optimista ante las elecciones municipales, ya que asegura que las últimas encuestas realizadas sobre el tema por el Gobierno el PSP sale muy bien parado, afirmó que «vamos a plantear la formación de una plataforma progresista en la que invitaremos a participar, sobre todo, a personas independientes y a partidos de izquierda, especialmente a los socialistas, como paso importante para acelerar el necesario proceso de convergencia».

 

< Volver