Documento ideológico del comité central. 
 El P.C.E. asume la herencia leninista "en lo que sigue siendo válida"     
 
 Informaciones.    25/01/1978.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

DOCUMENTO IDEOLÓGICO DEL COMITÉ CENTRAL EL P.C.E. ASUME LA HERENCIA

LENINISTA «EN LO QUE SIGUE SIENDO VALIDA»

MADRID, 25 (INFORMACIONES).

EL partido Comunista de España es un partido marxista, democrático y revolucionario, que se inspira en las teorías de desarrollo social elaboradas por los fundadores del socialismo científico, Marx y Engels, y en sus métodos de análisis", dice el comienzo del documento ideológico elaborado por el Comité Central del partido, que será discutido en el congreso que el P.C.E. celebrará en Madrid entre el 5 y el 9 de abril próximo.

Este documento, cuyo texto ha sido distribuido por la agencia Europa Press, dice, entre otras cosas, lo siguiente:«Nos consideramos herederos de quienes, en las difíciles condiciones de la Rusia de 1917, encabezados por Lenin, supieron dirigir la primera revolución socialista del mundo, que abrió el proceso revolucionario mundial en el que nos hallamos inmersos.»

La tesis sigue señalando las diferencias históricas de los comunistas con la socialdemocracia, «que durante la primera guerra mundial abandonó posiciones internacionalistas para ponerse al servicio de la burguesía en cada país. Posteriormente, la socialdemocracia se ha caracterizado por su política de defensa del sistema capitalista y del imperialismo, mostrando su incapacidad para realizar el socialismo».

NO A LA BUROCRACIA Y AL STALINISMO

«Rechazamos —sigue dicien¡o el documento doctrinal—, orno algo ajeno al marxismo, 1 fenómeno del burocratismo y del stalinismo. Es indudable que hay toda una serie de causas históricas en los fenómenos burocráticos y restrictivos de la democracia ocurridos en la U.R.S.S. Los comunistas españoles hemos superado autocríticamente la etapa del stalinismo y recuperado las esencias democráticas y antiburocráticas del marxismo.»

Tras el rechazo, el P.C.E. se considera «un partido marxis-ta, democrático y revolucionario, en el que la aportación del leninismo, en todo cuando sigue siendo válida, está integrada, pero sobre la base de que hoy no cabe mantener la idea restrictiva de que el leninismo es el marxismo de nuestra época», al mismo tiempo que rechaza «toda concepción dogmática del marxismo», señalando que el mismo tiene «un carácter científico».

LIBRE CONVIVENCIA PARTIDISTA

«El P.C.E. labora por llegar en España a lo que nuestro manifiesto - programa ha caracterizado como una nueva formación política, en la que participen los partidos favorables al socialismo, sindicatos, movimientos cooper a t i y o s y otras organizaciones sociopolí-ticas, formación que, respetando la personalidad, independencia y filosofía de cada uno de los componentes, agrupe la fuerza de todos en una real alternativa de gobierno a los partidos burgueses, capaz de llegar al socialismo en la democracia.»

Así, independientemente de sus anteriores criticas a la socialdemocracia, el P.C.E. «se pronuncia por la unidad de acción de las fuerzas de tendencia marxista y socialdemócra-ta, así como de las de contenido popular, en la lucha por la paz, el desarme, la autodeterminación y la independencia de los pueblos, la cooperación entre éstos en un plano de igualdad, el progreso, la justicia social y la democracia, la construcción del socialismo».

PARTIDO DE LUCHA Y DE GOBIERNO

El P.C.E., que se considera «partido de lucha y de gobierno», se compromete a «asumir responsabilidades rectoras de la vida del país y a defender, tanto en el Parlamento como en la acción democrática de masas, los intereses de la clase obrera, de todas las capas trabajadoras y de la fuerza de la cultura». Entre los propósitos que sé señalan en el documento destaca el compromiso de «actuar de manera transparente, profundamente democrática, reforzando sus lasos coa las masas populares. Para ello, sus agrupaciones se organizan en las empresas y tugares de trabajo, en los centros de estudio y de cultura y en las barriadas».

Como partido de masas, el P.C.E. presta «gran atención a la formación de cuadros y promoción de los mismos. El > principio de centralismo democrático, por el que nos regimos, adaptado a las condiciones de legalidad, facilitará el florecimiento de la democra-´ cia interna». Finalmente, el documento señala que el Partido Comunista Español «educa a sus miembros en la solidaridad intemacionalista con los trabajadores y los movimientos de liberación de todos los países, en las ideas del socialismo y del comunismo».

 

< Volver