Los partidos políticos vascos, ante la celebración del "Aberri Eguna". 
 No se ponen de Acuerdo  :   
 Se trata por todos los medios de que a los actos se concurra de forma masiva y pacífica. 
 Pueblo.    05/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Los partidos políticos vascos, ante la celebración del «Aberri Eguna»

NO SE PONEN DE ACUERDO

Se trata por todos los medios de que a los actos se concurra de forma masiva y pacífica

VITORIA. (PUEBLO.)—Tras el acuerdo táctico al que parecen haber llegado representantes del Partido Nacionalista Vasco, Partido Comunista de Euskadi. Partido Socialista Vasco y Partido Socialista Obrero Español con el gobernador civil de Álava para la celebración, el próximo domingo, en Vitoria, del «Aberri Eguna» (Día de. la Patria Vasca), han comenzado a surgir manifiestos discrepantes de otros grupos izquierdistas que, fundamentalmente, plantean la jornada en términos de lucha callejera.

A] parecer, el gobernador está de acuerdo en que dentro del programa de actos se incluya una manifestación pacífica y una concentración en el campo de fútbol de Mendi-zorroza, en la que llegarían a participar unas cien mil personas. Aunque este extremo no ha podido ser confirmado, los servicios del orden durante el recorrido de la manifestación estarían formados por cuatro mil personas, que cuidarían además de que la «ikurriña» figurase como único símbolo, acompañada —en todo caso— de pancartas de partidos políticos en petición de amnistía total, libertades democráticas y estatuto de autonomía.

Parece ser que el hecho de que sólo se pueda lucir como símbolo político la bandera vasca es la causa de mayor discrepancia de otros grupos izquierdistas que no asistieron a la entrevista con el gobernador. Tampoco se ponen de acuerdo estos grupos en la significación que tal jornada ha de tener. Así pues, en este momento predominan dos frentes de muy distinto signo: la manifestación pacífica o la jornada de lucha. Tal y como están las cosas, hay muy pocas probabilidades de que ambas posturas lleguen a un acuerdo. Mientras tanto, los carteles y pegatinas de tendencias contrarias comienzan a proliferar en el País Vasco, y los periódicos locales se atreven a calificar ya este «Aberri Eguna» como de «probable tragedia». «Se sabe —dice "La Gaceta del Norte"— de la presencia de grupos extremistas incontrolados, e incluso armados, deseosos de transformar el "Aberri Eguna" en un caos de enfrentamientos entre los participantes.»

DE FORMA MASIVA Y PACIFICA.—Los cuatro partidos políticos vascos que se entrevistaron con el gobernador han hecho público un comunicado señalando que «por primera vez en cuarenta y un años los vascos vamos a celebrar nuestro día nacional de forma pacifica y masiva, dando testimonio claro de nuestra irrenunciable voluntad de afirmarnos como pueblo libre y soberano». «Cuantos ostensiblemente difieran de nuestro programa —dicen—, y así lo manifiesten, serán considerados ajenos a dicho ací-o.»

Otros partidos, como Acción Nacionalista Vasca, Partido Carlista de Euskadi y Euskadiko Sozialistak Elkartza In-durr», a-nte la» duplicidad de convocatorias, lamentan que las fuerzas democráticas vascas no se hayan puesto de acuerdo para la conmemoración de una fecha tan impor-^ tante para la región. No obstante, consideran que aún no se han agotado las posibilidades de llegar a una postura unitaria indispensable para resolver los graves problemas inmediatos que padece el país.

Estos partidos, también partidarios de que el acto se celebre de forma masiva y pacífica, acatan el uso de la «ikurriña» y de las pancartas, pero exhortan a todos los concurrentes a respetar cuantas expresiones populares se hagan patentes en el transcurso de la manifestación pacífica. (

Por su parte, el Euskal Herracunde Herritarra de AlaVa, al que pertenecen el Movimiento Comunista de España, la Organización Revolucionaria de Trabajadores, el Partido del Trabajo de España, la Organización de Izquierda Comunista y la K. A. S. (agrupación esta última de organizaciones vascas de extrema izquierda), manifiesta que no intenta provocar ningún tipo de violencia durante los actos del «Aberri Eguna». «Nuestro llamamiento a celebrar un "Aberri Eguna" de movilización y lucha —dice— sóio puede ser entendido como un llamamiento a movilizarse, a expresar y a exigir con toda energía, a través de los actos programados para ese día, que se dé solución a los objetivos y aspiraciones que en los últimos tiempos han sido causa de amplia movilización por parte del pueblo de Euskadi.»

 

< Volver