El Adios de Areilza     
 
 El Alcázar.    22/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL ADIOS DE AREILZA

De "Faro de Vigo":

El Partido Popular parecía una oferta equilibrada en el centro sociopolítico español, el Centro Democrático, un cajón de sastre en el´ que todo cattía, un aglutinante frente al fantasma de Alianza. Nada nuevo se puede añadir acerca del adiós definitivo del conde de Motrico al Partido Popular y al Centro Democrático: todas las especulaciones, a falta de información rigurosa están hechas. No hubo comunicado oficial del Partido tras la asamblea celebrada el sábado, ningún rayo de luz capaz da alumbrar el oscuro e inesperado para la mayoría— mutis del vicepresidente. Don; José María, asomado al balcón del Cantábrico donostiarra, pensará en el toro que no le permitió rematar una lidia seguida con interés: por el respetable: mientras tanto el respetable asiste mudo a la ceremonia; de la confusión sumergiéndose en el mar de las cabalas:

Conjeturas, que de haber sido bien analizadas, hicieran presentir la. marcha de Areilza las ha habido; La oposición ha dicho y ha insistido en. que desde las alturas del poder se preparaba una operación encaminada a desarticular el Centro Democrático dentro del cual se habían producido tensiones desmentidas o superadas más tarde. Miembros del Partido .declararon, a una revista1 que para disfrutar de las bendiciones oficiales no tenían más que eliminar a dos- personalidades v ofrecer, en el futuro Parlamento el apoyo a una determinada figura política. Y se habló de un animus defenestrandi. contra Areilza, pues de él no cabía esperar sumisiones especiales en ese futuro Parlamento. El propio Areilza en un momento dijo, que él no hablaría de su participación electoral mientras no conociera la Lev reguladora de la convocatoria. Conoció la ley e hizo el mutis.

UNA VERSIÓN POCO CREIDA

¿Por qué se fue Areilza? Acaso ese 41 por dentoide votos que determinados sondeos conceden a l´a Alianza Papular le hayan hecho presentir un caetanismo sin fut´uro. la victoria de unos hombres como Silva Muñoz qui según afirma, no se siente inclinado por la democracia pura o como Fraga y los suyos que van a participar en las elecciones al grito de ¡Franco, Franco!´ como hicieron en. su Congreso. Juan Antonio Ortega y Díaz Ambrona declaró a un vespertino madrileño qu´e en- el caso posible de la formación de un partido dembcristiano moderno y fuerte el PP tendría que abandonar su postura actual.

Es posible que. nun sin. saberlo los electores, ese partido sea ya un hecho y el PB se sintiera deshancado: J´osé María de Areilza deshancado alguna vez en los últimos meses no querrá seguir siendo el derrotado permanente, piénsese que cuando todos lo consideraban presidente del Gobierno, el Consejo del Reino no Ib incluyó en la terna.

Una de las versiones que corren a nivel popular acerca de Ja dimisión del Conde de Motrico es que Suárez irá a las elecciones al frente del nuevo! centro y que Areilza será el futuro presidente, versión bastante inadmisible si tenemos en cuenta que mientras no desaparezca el Consejo del Reino "tal como hov está concebido, y eso.no ocurrirá hasta; despojes dé que haya sido hecha la nueva Constitución, las posibilidades que tiene son casi nulas. Las razones que tuvo para abandbnar tiene que ser poderosas porqué un hombre ue ha luchado por la democracia y que sin duda tenía posibilidades no va a permitir que los electores se situen a la alternativa de ofrecer su voto a la Alianza o al Marxismo. Ahora resulta que va a tener razón Fraga cuando decía que en España no había sino dos opciones y son esa» que toemos citado.

GANANCIAS PARA FRAGA

El panorama está muy- confuso y el pueblo confundido cuando las elecciones están a la vuelta de la esquina, se está perdiendo la confianza´ en los políticos, que parecían ofrecer una opción aceptable y a río revuelto ganancias para Fraga como ha dicho algún comentarista. Tal coma están las cosas las especulaciones tienen que ir en: aumento igual´ que el despiste de los españoles. Si se quiera que las elecciones sean auténticas con una participación total, las posturas definitivas tienen que hacer acto, de presencia, cuanto- antesj, pues de lo contrario se pensará que no se cuenta con demasiados políticos serios sino con figuras políticas manejables, todo lo cual revertirá en beneficio de Alianza que si bien no es el .mal absoluto porque este no existe en el mundo; como dijo Ruiz-Gimenez, no cabe duda de que es un éxito que aterra a los demócratas porque el futuro seguiría en manos de los continuistas y de todos las convencidos de que el triunfo de Alianza, equivale a la conservación dé los privilegios alcanzados y mantenidos durante los últimos años.

 

< Volver